DARKNESS BY OATH - Near Death Experience

0

Si ha habido un género humillado, vilipendiado y prostituido musicalmente en la última década, ese ha sido el Death Melódico. Qué atrás quedan los tiempos en que discos de DARK TRANQUILLITY, IN FLAMES o AT THE GATES se situaban a la altura de las mejores entregas de los noventa. Por eso, cuando escuchas a grupos que mantienen la esencia perdida, solo puedes aplaudir y congratularte de ello. Entre esas pocas formaciones con un estilo, digamos, clásico, encontramos a los vascos DARKNESS BY OATH. Por eso, el anuncio de su nuevo álbum, “Near Death Experience”, significaba la posibilidad de volver a revivir los mejores momentos de los sonidos que tanto hicieron disfrutar a muchos. ¿Sería capaz de mantener intacta la evolución sin comprometer su propuesta? De antemano, la respuesta es sí.

Parece mentira pero lo que antaño eran obras maestras como “The Gallery”, “Subterranean” o “Slaughter Of The Souls” fuera degenerando en un híbrido extraño. Lo que algunos importaron desde Escandinavia a Estados Unidos (el “So Sedated, So Secure” de DARKEST HOUR es la copia más perfecta) fue mutando y derivando en que, no solo los chavales del otro lado del Atlántico, sino los grupos europeos, especialmente los del norte, adaptaron su propuesta a esa mezcla de la nueva ola del Metal americano (Metalcore y similares) y las melodías propias de los conjuntos antes citados, creando un collage de gran éxito comercial pero escasa definición. Igual que dentro del Death tradicional se vivió una suerte de revival hace poco tiempo, también hemos tenido algún ejemplo últimamente en su vertiente más melódica.

Con DARKNESS BY OATH no queda lugar a la duda. Los detractores podrán aseverar que la originalidad no es el plato fuerte del quinteto de Euskadi pero no hace falta. “Near Death Experience” está enfocado hacia otro tipo de situaciones. Muy pronto muestra el grupo sus credenciales. Tras la intro “Into The Gloom…” arranca “In An Obscure Eternity”, una canción directa y rápida, que no deja prisionero, con un aire AT THE GATES innegable y que se podría convertir en “Blinded By Fear” de los de Arrasate. A partir de aquí, y siempre bajo un patrón de comportamiento musical definido, han intentado añadir diversos elementos a sus composiciones que redunden en mayor disfrute del oyente. La afirmación parece clara: no se puede aburrir a quien nos escuche.

¿Cómo lo consiguen? En primer lugar, con una sobrada capacidad para escribir temas que enganchen a los seguidores de los Death Melódico. Esta es la base. Sobre ella, comienzan los matices. Como si fuera un homenaje a los añorados viejos tiempos del género, el final de las potentes “Violent Intentions” y “Fallen Angel Of Death” nos regalan unos breves, aunque preciosos, pasajes acústicos, algo que se vislumbraba en su debut, “Confidencial World Of Lies”, pero quedó apartado en la continuación “Fear Yourself”. Por otra parte, en la búsqueda de un interludio a los alardes de Aritz a las voces, “Instrumental” deja espacio para los solos a medio tiempo de Tristán y Alain. En el plano de las seis cuerdas, destacar dos colaboraciones, Anders Bjoler de AT THE GATES y Marios Iliopoulos de NIGHTRAGE, esta última más evidente cuando desata sus habilidades en el solo de “Terror In Thousand Faces”, el corte más netamente Heavy de “Near Death Experience”.

Es en ella donde descubrimos a un Aritz que prueba a darle un toque casi operístico a su voz. Ni tan siquiera en NUMEN había alcanzado esos registros normales. Y es que dentro del gran nivel general, es el cantante quien se lleva el mayor número de elogios. Su lado Death y agresivo es impresionante pero también es capaz de ofrecernos sorpresas como esta o una fase casi hipnótica en “Last Emotions”. Pienso que es uno de los mejores del Metal extremo en el panorama internacional. Por su parte, en el apartado técnico, todo ha sido hecho con producción propia. Esta vez no han tenido a Dan Swanö en la mezcla y masterización sino que Tristán, con la ayuda de sus compañeros, se ha encargado de darle forma a un sonido que para nada se resiente. El resultado es prácticamente igual a “Fear Yourself” y no interfiere en lo que DARKNESS BY OATH quieren presentar.

Se pueden buscar todo tipo de excusas para no acercarse a “Near Death Experience”: la falta de originalidad (que no de personalidad), el practicar un estilo saturado, el tópico “que sean de aquí”, etc. Craso error. DARKNESS BY OATH no solo es de los pocos grupos que mantiene la ortodoxia del Death Melódico en su concepción inicial, aquella que salió de los locales de ensayo de Gotemburgo, sino que, fundamentalmente, lo hacen muy bien. Son intensos, efectivos, saben lo que quieren y lo plasman en sus composiciones. En el subgénero que practican, entre los más destacados en la actualidad.

 

Marco-Antonio Romero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí