Crítica de DAWN OF SOLACE - Waves

0
dawn of solace waves

Que Tuomas Saukkonen es un culo inquieto ya lo sabíamos. No solo por lo prolífico de su producción con WOLFHEART, sino que ahora retoma un proyecto que en el año 2006 lanzó un primer larga duracion al mercado, "The Darkness", y que en este 2020 vuelve un tanto renovado y sobre todo con ganas. Por supuesto, estoy hablando de DAWN OF SOLACE y de su nuevo disco: "Waves", que vio la luz este pasado 24 de enero.

Lo primero que vamos a encontrar en este trabajo es algo distinto a lo que nos tiene acostumbrados Saukkonen. Y es que el mano a mano con Mikko Heikkilä convierten a "Waves" en un punto de inflexión, compuesto por temas, en este caso, más propios del Doom - Death melódico que del Black Metal al que se está acercando progresivamente WOLFHEART (como ya nos demostró en su último disco "Constellation Of The Black Light").

"Waves" nos ofrece un puñado de buenas composiciones, pausadas, decadentes, melancólicas… Ideales todas ellas para escuchar tranquilamente en casa, con los ojos cerrados y disfrutando de la agonía o placer que otorga una botella de vino.

DAWN OF SOLACE regresa con “Waves”, un buen álbum que en ocasiones peca de repetitivo.

El álbum se inicia con la potente "Lead Wings", directa, con la voz de Mikko resbalando por cada nota. Un grito ahogado que combina perfectamente con los riffs y solos de guitarra de Saukkonen que le acompañan. "Ashes" se nos muestra a continuación mucho más Doom y apesadumbrada, rítmica y marcial en su descenso al infierno. Una maravilla.

"Silence" se nos ofrece más fácil de digerir, impregnada en esa atmósfera oscura y apesadumbrada que gobierna todo el álbum. Por su parte, "Hiding" nos proporciona un medio tiempo más melódico y melancólico, con la guitarra acústica de fondo, al contrario que "Tuli", que es dura, agresiva y pesada, cantada además en finés.

Para finalizar nos dejan con "Numb", un grito desgarrador con base en un medio tiempo enrabietado; "Choice", mucho más marcial y directa (un temazo en toda regla), y "Ghost", que cierra el álbum de manera magistral: un dueto teclado y voz que pone los pelos de punta.

DAWN OF SOLACE han regresado de forma casi impecable con "Waves". La única pega que puedo ponerle es que quizá, en ocasiones, los ritmos y la voz de Mikko se pueden hacer un tanto repetitivos. Solo por ello no alcanza la perfección. Por lo demás, ninguna otra pega que poner.

¿Llegarán a pasar por nuestro país de gira? Sin duda alguna, aquí les esperaremos con los brazos abiertos. Al fin y al cabo, que DAWN OF SOLACE regrese solo puede ser sinónimo de buena música.


Discográfica: Nobel Demon

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí