DEAD TO THIS WORLD - Sacrifice

0

Si hablamos de DEAD TO THIS WORLD seguro que a la gran mayoría ni le suena el grupo. Tampoco es que sea un nombre para aprender con sencillez pero, desde luego, no es el combo más famoso del planeta. Sin embargo, si se menciona a Iscariah alguno le habréis identificado rápidamente con el ex bajista de IMMORTAL en los últimos años de la primera etapa de los legendarios noruegos. Iscariah abandonó a Abbath y Horgh poco antes de la separación temporal del trío tras la gira de “Sons Of Northern Darkness”. De ahí partió para formar, poco después, THE CLAN DESTINED, un interesante proyecto con Martin Walkyrier (entonces recién huido de SKYCLAD) que levantó cierto ruido, si bien terminaron como el rosario de la aurora tras una sola demo y un montón de acusaciones (Martin a finales de 2009 retomó esta banda pero no ha grabado nada).

Tras esto, un devenir de formaciones y colaboraciones, dentro de las cuales podemos destacar DEAD TO THIS WORLD, su principal inquietud en la actualidad. Rodeado siempre de segundos espadas del Black noruego (componentes secundarios de conjuntos como GORGOROTH, TAAKE, HELHEIM o AETERNUS), sin mucho ruido editó, hace ya casi un lustro, su debut, “First Strike For Spiritual Renewance”. Si no lo habéis escuchado, es un álbum recomendable porque combina un Black Metal bastante frío y rítmico, con el Thrash y esa vena Punk a lo DARKTHRONE que tanto gusta por aquellas tierras, todo ello con un componente adictivo que hace del disco un trabajo de sencilla escucha y que engancha prácticamente desde la primera vez que lo pones en el reproductor. Algunos conciertos esporádicos, nuevos cambios de personal y silencio, hasta ahora.

Si “Sacrifice” es el fruto de este período de sequía, es que Iscariah se toma las cosas con calma porque hablamos de un EP con cuatro temas propios y una versión, es decir, no demasiado material para las huestes que alabaron a DEAD TO THIS WORLD y esperaban una segunda entrega completa y no en formato “mini”. De sus compañeros, cabe destacar al italiano M:A Fog, ex MORTUARY DRAPE y que también toca la batería en los sobresalientes transalpinos JANVS. En DEAD TO THIS WORLD vuelve a demostrar su solidez tras los parches, en especial en las partes más rítmicas y medios tiempos. Con todo, este es el grupo de Iscariah y lo bueno o malo que haya que decir, es responsabilidad suya.

Es curioso cómo partiendo de un estilo similar puede salir un producto muy distinto, al menos, en mi percepción. Sin matices, DEAD TO THIS WORLD continúa interpretando un Thrash Black basado en los riffs y cierta accesibilidad para el oyente. Iscariah no es tonto y sabe que la música que hacen necesita una captación directa del potencial fan. Sin embargo, esta vez le han dado la vuelta a la tortilla. Mientras en “First Strike…” todo era frialdad, guitarras cortantes y un tufillo Punk macarra que quedaba realmente bien, ahora el conjunto es más clásico, es decir, sobre el riff se construye una melodía que va dirigiendo la canción hasta su estribillo, con una vertiente Punk desaparecida y el rollo Necro (tan de moda hace un par de años) ausente. El problema es que el resultado no es tan embaucador, dejando la sensación de que se prevé lo que va a pasar en el siguiente minuto, algo que no ayuda en un universo tan sobrecargado de ediciones como es del Metal. Les falta un elemento diferenciador que sí encontrábamos en “First Strike”.

Abre “Sacrifice”, una intro “Har Meggido” que enlaza con “Satans Storm” en el que Isacariah despliega su furia pero de manera calculada a través de un Thrash Black excesivamente ortodoxo que no aporta nada más que buen hacer y experiencia. El tema título es, quizá, el que más se asemeja al primer disco. Influido por VENOM y BATHORY, uno no sabe si es Iscariah a las voces o su ex compañero Abbath en su banda de versiones de MOTÖRHEAD. Un gran ritmo de M:A Fog marca la típica canción que en directo debería funcionar a la perfección. Mucho más pausada pero insulsa se nos presenta “Death Courageous”, que pasa sin pena ni gloria entre “Sacrifice” y “The Malefice”, una notabilísima rendición del “The Malifice” de los chilenos de culto, PENTAGRAM, la formación que a finales de los ochenta tuvo Antón Reisenegger (CRIMINAL, LOCK UP) y que pudo llegar a competir cara a cara con los entonces emergentes SEPULTURA, si bien se quedó en el camino. Está muy bien porque la hacen prácticamente suya ya que la original tiene una “producción” de aquella manera (aunque ahí radica parte de su encanto).

Cierra el EP otro medio tiempo, “Altar Of Mahakali”, bastante mejor que “Death Courageous”, con buenas melodías de guitarra y una outro que alarga el corte hasta más allá de ocho minutos, si bien únicamente seis son aprovechables. Un total de veinticinco minutos para completar “Sacrifice”, una entrega que te deja insatisfecho, no solo por su escasez sino porque el cambio pegado por DEAD TO THIS WORLD, sinceramente, no creo que sea a mejor. Se deja oír, es entretenido, pero dista del dinamismo y la contundencia de “First Strike…”. Si eres aficionado al Thrash Black “limpio” y bien producido, prueba con esto. Si prefieres, en este estilo, algo más crudo y sucio, no creo que “Sacrifice” te vaya a convencer.

 

Marco-Antonio Romero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí