DEATHRAISER - Violent Aggression

0

 

DEATHRAISER emerge desde el estado de Minas Gerais en Brasil con su debut "Violent Aggression". El título lo dice todo, aquí simplemente hay un ataque frontal de Thrash Metal muy abrasivo, rápido y tan tóxico como la portada, de nuevo obra de uno de los hombres con más trabajo sobre la faz de la tierra, Ed Repka. Un ilustrador legendario donde los haya que gracias al inabarcable revival del Thrash, no debe conocer la crisis.

En verdad, DEATHRAISER no es otra cosa que la continuación de MERCILLESS (con doble L) grupo que  decidió cambiar de nombre allá por 2009, pero igualmente este se podría considerar su primer álbum completo o larga duración. Lo de larga duración aquí es un mero tecnicismo, porque en menos de 28 minutos despachan al personal.

Ante la avalancha de nuevas bandas tocando Thrash Metal a la vieja usanza, no creo que estos brasileños vayan a aportar demasiado, y sin embargo reconozco que este esfuerzo discográfico tampoco debería marginarse dado que está bien hecho, además de bien presentado. Con unas voces a lo Mille Petrozza y gracias a que los riffs tienen un halo de KREATOR más o menos reconocible, encuentro que Europa es su referencia más importante a la hora de componer, aunque el estilo de varios solos de guitarra (y también alguna rítmica, como en "Thrash Or Be Thrashed") proviene de la conocida fábrica Hanneman-King.

DEATHRAISER basa todo su repertorio en el frenesí de ir acelerados, dándose la mano con otras tantas bandas que quedan en la vertiente del Thrash volcada al lado extremo. Gente sin complejos, se trata de meter toda la zapatilla que se pueda, sin pretensiones técnicas especiales, y desde luego es una idea que les ha funcionado a la perfección para convencerme.

Ya sabemos que así no van a destacar en ningún momento al lado de tantísimos grupos que han inundado como un tsunami la escena, pero están haciendo lo que consideran necesario para entretenerse: devastar. Y de paso nos entretienen a los demás. No creo que les importe llegar aquí o allá, han grabado su disco y lo han hecho correctamente. Os recomiendo que escuchéis el álbum entero porque os llevará menos de media hora, y muy amena.

Si DEATHRAISER es capaz de dar conciertos encadenando los temas casi sin presentarlos y con la intensidad que han logrado en el estudio, seguro que con esos escasos 30 minutos es más que suficiente para dejar las bocas abiertas y las cervicales rotas a su paso.

 

Carlos Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí