DR. LIVING DEAD - Crush The Sublime Gods

0
l_dr-living-dead-crush-the-sublime-gods

Hace unos años presté atención a una banda de Suecia cuando apareció su logotipo y fotos en diversos carteles de festivales europeos. DR. LIVING DEAD! era su nombre y sus caras tapadas por máscaras de calaveras y pañuelos en la cabeza hedían a monopatín y Thrash Metal Crossover. No me equivocaba entonces y "Crush The Sublime Gods", tercera entrega en modo de larga duración, refrenda esa posición inamovible: riffs adictivos a toda velocidad con pocas concesiones, aunque sí algunos pequeños cambios.

Más melodía, menos velocidad en "Crush The Sublime Gods"

Lo más notable es el aumento en la carga melódica gracias a algunos punteos y a la menor presencia de tempos rápidos, pero nada que cambie en modo alguno la propuesta ya vista en los anteriores trabajos. Incluso habiendo un cambio a las voces, quedando reemplazado el Dr. Ape (que aún así se ha encargado del diseño visual del álbum) por el Dr. Mania, este cambio ha sido imperceptible. Si no lo dicen, ni me entero yo ni nadie: cambio en la plaza de pabellón psiquiátrico sin consecuencia alguna. Como digo, toda esa esencia (el mix de furia, mala hostia y diversión) está intacta, aunque hayan tenido en cuenta otras facetas menos exploradas en el pasado. De hecho, las canciones siguen rondando en general los tres minutos, digeribles al máximo, excepto alguna que se escapa por encima de estos minutajes.

Una intro clásica a más no poder titulada “Final Broadcast” va seguida de la pieza que da título al disco, "Crush The Sublime Gods" que se va acelerando por momentos, comenzando a lo grande la escucha y disfrute de la obra. Su primer minuto es un riff que va generando tensión, ideal para abrir un concierto y mostrando lo grande que pinta el álbum hasta que ya hace entrada la caja a toda velocidad y las voces. A partir de ahí, te empiezas a dejar algún disco vertebral que otro. Esa ganancia de velocidad y su equivalente pérdida de control sobre la zona cervical se desata en “TEAMxDEADx” y “Civilized To Death”, puro sonido de DR. LIVING DEAD! ya visto en sus otros discos: lo que viene siendo zapatilla y goma quemada.

Como contrapartida hay medios tiempos representativos de esa nueva vertiente más calmada de los suecos. Señalaría las pegadizas a la par que malévolas “Eternal Darkness Of The Fucked Up Mind” y “Another Life”, y esta última hasta recuerda, de un modo muy remoto, los pasajes más enfermizos de los SLAYER de “Diabolus In Musica” y “God Hates Us All” por su pesadez y pesimismo.

Otros elementos de su música podemos verlos en “Salvation”, que tiene mucho de los momentos más dulces y oscuros de TESTAMENT (otra pequeña novedad en el catálogo de DR. LIVING DEAD!) pero luego “No Way Out” te saca de esa atmósfera de intensa soledad de un solo golpe. Con temas así queda claro que no se han olvidado del objetivo final y principal, aunque no excluyente, y es dar toda la cera que se pueda, aunque ahora con algo más de cariño. “Wake Up... Join The Dead” cierra el disco, una canción muy larga para lo que es habitual en los suecos, pero una pieza tremanda y con un final cargado de belleza gracias a unas enormes melodías de guitarra.

DR. LIVING DEAD! aprieta las tuercas

DR. LIVING DEAD! ha firmado en "Crush The Sublime Gods" un disco más complejo de lo que aparenta a simple vista, y le ha pegado un pequeño giro a sus propias tuercas, aunque seguirá gustando a los fans de D.R.I. o MUNICIPAL WASTE. Esto le ha sentado genial al sonido del grupo, y el resultado no podía ser mejor: un trabajo adictivo que puedes escuchar una y otra vez.


 

Más sobre DR. LIVING DEAD! en su Facebook oficial.

Artículo anteriorHELLOWEEN: Nuevo trailer de “My God-Given Right”
Artículo siguienteCRADLE OF FILTH: Canciones de “Hammer Of The Witches”
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí