Crítica de DRUNKEN BUDDHA - "II"

0
Drunken Buddha II

Dos largos años han transcurrido desde que la formación gijonense de Hard Rock DRUNKEN BUDDHA lanzara al mercado el disco homónimo que significó el inicio de su carrera discográfica. En 2019 se proclamaron como los flamantes vencedores de la WOA Metal Battle Spain 2019 y del Festi AMAS. El premio por ganar este último certamen musical fue, nada más y nada menos que la grabación de "II", su segundo trabajo de estudio.

DRUNKEN BUDDHA endurece su sonido en "II"

DRUNKEN BUDDHA sigue, en este magnífico "II", la estela musical marcada por su disco debut. Los asturianos no inventan nada, lo suyo es el Hard Rock setentero, directo, sin artificios. Las composiciones de la banda suenan bien engrasadas y cargadas de sentimiento retro gracias al majestuoso trabajo desempeñado por Mario Herrero y Diego Herrero, a los teclados y guitarra respectivamente, manteniendo vivo el legado de bandas como DEEP PURPLE, RAINBOW o los primeros WHITESNAKE.

En el apartado vocal encontramos a Michael Arthur Long, un vocalista con un rango vocal que parece quedarse un tanto corto en algunos momentos y que, sin embargo, en otros se pasa de salvaje. Su paleta de colores quizá no sea todo lo completa que debiera para lo que es una banda del estilo de DRUNKEN BUDDHA, pero una vez te haces a su voz, hay que reconocer que aporta personalidad a la formación y que suple sus carencias con chulería, desparpajo y una gran dosis de actitud de Rock And Roll.

La renovada sección rítmica es una de las grandes novedades de "II". Kay Fernández (BLACK BEANS) y Fran Fidalgo (ex AVALANCH) entraron en la formación a mediados de 2020 y me atrevería a decir que han llevado a DRUNKEN BUDDHA a sonar un tanto más pesados de lo que lo hicieron en su primer disco de estudio. Que nadie se alarme, siguen recordando a ese Hard Rock setentero embriagador, pero en esta ocasión los temas tienen un espíritu un tanto más Heavy que le sienta de maravilla a los de Gijón.

La introducción "March To Dementia" posee un inquietante Hammond que hace que el hype crezca por momentos, para que acto seguido los altavoces de tu equipo de música exploten con un riff de guitarra grueso y pesado al que se le une un grito desgarrado de un hipervitaminado Michael Arthur Long que hace una entrada triunfal, arrasando con todo lo que se pudiese interponer en su camino. Pura actitud a la hora de afrontar este grandísimo tema llamado "Sea Of Madness".

DRUNKEN BUDDHA es sinónimo de clase y sentimiento

El apasionante viaje que es "II" prosigue su marcha de la mano de grandes temas que emanan clase y sentimiento. Es el caso de "Devil’s Breath", que posee un solo de guitarra magistral. Todo ello apoyado por una base rítmica de lujo y unos colchones de teclado que te llevan derecho hacía la década de los setenta. Sentimiento, es la palabra que define mejor "II" y es que eso es lo que desprenden composiciones como la irresistible "Purple Skin" o "Hang 'Em High", el primer sencillo del disco.

En este segundo disco también hay espacio para un par de cortes más tranquilos como son una exultante "Back Where I Belong", en la que puedes llegar a sentir por momentos a la serpiente blanca de Coverdale recorriendo tu cuerpo, o una no menos brillante "Three Shots", que cierra el trabajo y que desprende cierto aroma bastante más melódico y ochentero que en el resto de las piezas que componen "II"

"II" es un gran disco de Hard Rock setentero

DRUNKEN BUDDHA lo ha vuelto a hacer, se ha sacado de la manga otro muy buen disco de Hard Rock setentero que atrapa de primeras y que desde aquí ánimo a cualquier seguidor del género a que lo escuche. "II" es un trabajo sincero, apasionado y cargado de sentimiento que te arranca muchísimas sonrisas a medida que transcurre y que invita a ser escuchado en bucle una y otra vez. Me va a doler y mucho si no pueden llegar a presentarlo en vivo en mi ciudad como DIO manda.


Discográfica: Postal Rock

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí