Entrevista a Oliver Palotai de KAMELOT antes de su gira española

0
kamelot-2012-slide

Todo lo que en la actualidad rodea a la banda multinacional KAMELOT está que arde. Un disco nuevo, “Silverthorn”, un vocalista recién incorporado, Tommy Karevik, y una gira cuyo paso por España se producirá de manera inminente. En los conciertos de Barcelona, Lorca (Murcia) y Madrid podremos ver a la banda de Metal Sinfónico sin la que ha sido su voz durante una larga etapa, la de Roy Khan. Para hablar de todo lo que concierne a estos momentos tan importantes para KAMELOT, contactamos con su teclista, Oliver Palotai, quien amablemente respondió a nuestras preguntas.

Hola Oliver, las primeras preguntas son obvias. KAMELOT tiene una nueva voz, Tommy Karevik, ¿cómo le presentarías a nuestros lectores?
Algunos de vosotros conoceréis a Tommy por la banda SEVENTH WONDER. Escuchando al grupo nuestra atención se dirigió en primer lugar a su increíble voz. Sabíamos que sería un trabajo duro encontrar el frontman ideal para KAMELOT, y nos consideramos muy afortunados de que Tommy esté a bordo. Su alcance vocal, el color y la expresión de su voz fue lo que necesitamos para comenzar un nuevo capítulo.

Escuchando vuestro nuevo disco, “Silverthorn”, de alguna forma Tommy me recuerda muchísimo a Roy Khan. ¿Fue la similitud un punto extra a la hora de elegirle como nuevo cantante de KAMELOT? Ya habíais tocado con él en 2001, en la gira Pandemonium World Tour, en la que Tommy participó como corista, ¿no es así? Supongo que ya teníais una buena relación con Tommy.
No era corista, pero sí participó como invitado en una o dos canciones cada noche. Para ser honesto, no estábamos cien por cien convencidos entonces, su interpretación era todavía tímida de alguna manera. Creo que no se sentía cómodo del todo. Así que nos impactó cuando se nos unió en los festivales este verano, ¡Tommy simplemente lo partió! Desde luego que el que su voz no estuviera muy lejos de la de Roy fue un motivo a tener en cuenta, pero también, desde otro punto de vista, el cómo se adaptó a nuestra forma de componer.

Habéis realizado unas 800 audiciones... Con ese número tan increíble teníais que tener buenísimos cantantes, y quizá unos cuantos malos también...
Nos sorprendió mucho la poca cantidad de gente que pudimos tener en consideración al final. Primero pones a un lado a los que no son suficientemente buenos. Luego tienes un par de buenos cantantes, cuya calidad vocal y estilo de canto no se ajustan a nuestro concepto. Y también hay otros factores, aunque no parezcan muy limpios a veces: Demasiado jóvenes, demasiado viejos, con un look que no encaja en KAMELOT... Al final quedaron unos diez vocalistas. Pero Tommy envió una grabación de una balada que yo había compuesto, “Song For Jolee”, que nos dejó impactados.

kamelot-2012-entrevista

Cuando Roy Khan dejó la banda, ¿pensasteis en algún momento en incluir una vocalista femenina en vez de un hombre? Por ejemplo Elize Ryd... Hoy en día hay una especie de moda en la que muchas bandas tienen oficialmente dos cantantes, una voz masculina y otra femenina. ¿También os llegasteis a plantear esta opción?
No, no realmente. Las viejas canciones habrían cambiado demasiado con una vocalista femenina. Y yo no soy el mayor fan de tener cantantes múltiples, sinceramente. Nos encanta incluir una cantante femenina como invitada, pero eso es todo.

¿En algún momento pensasteis que Fabio Lione (RHAPSODY OF FIRE) podría ser el nuevo cantante permanente?
¡Fabio es uno de los vocalistas más impresionantes con los que jamás he girado! Nunca tuvo un mal día cantando y ni siquiera se cuida tanto como hacen muchos otros cantantes. Pero mientras la otra banda de Tommy, SEVENTH WONDER, es todavía un grupo pequeño, y fácilmente puede compaginarlo con KAMELOT. La banda de Fabio, RHAPSODY OF FIRE, es una cosa diferente. No creo que puedas llevar dos formaciones tan grandes al mismo tiempo como cantante.

Roy dejó KAMELOT después de tomarse un respiro por el cansancio que tenía, pero también pudimos leer algunas noticias en las que se hablaba de la influencia de sus profundos sentimientos religiosos. ¿Pudieron ser de alguna manera parte de las razones de su marcha?
Sólo podemos especular cuáles fueron las auténticas razones que llevaron a Roy a tomar la decisión. Él las mantiene en privado y no lo hablamos más allá del momento en que ocurrió su despedida. Después de todo tuvimos muchísimo trabajo por esto, así que inmediatamente decidimos mirar al futuro.

Estáis inmersos en una gran gira para presentar “Silverthorn”. ¿Cómo os preparáis antes de estos largos tours? ¿De qué forma habéis preparado los conciertos con Tommy?
Alquilamos un estudio enorme en Hannover, Alemania, donde pudimos montar un escenario para actuar y así practicar nuestra interacción. Tommy estaba muy abierto a nuestras sugerencias, y fue creativo desde el principio. Así que, como mencioné antes, salimos a dar el cien por cien en los primeros festivales. Fue un gran alivio para nosotros que la audiencia respondiera de una manera tan increíblemente positiva a las interpretaciones de Tommy.

Algunas preguntas sobre “Silverthorn”... Sinceramente, pienso que es el mejor de vuestros últimos discos. He de confesar que prefiero el sonido que teníais en “The Fourth Legacy” o “Karma”, menos sinfónico, pero “Silverthorn” tiene fuerza y energía en canciones como “Solitaire”, “Sacrimony” o “Torn”. ¿Teníais en mente componer canciones más directas?
No sé muy bien qué quieres decir con “canciones más directas”. Queríamos que el disco fuera más poderoso y rápido que su precedesor y, esto fue una intención que surgió de mí, más melódico. Creo que hemos tenido éxito y en llevar a cabo estas ideas.

Por cierto, ¿quién hace las voces agresivas en “Sacrimony”?
Además de Elize Ryd que se encarga de las voces limpias, está Alissa White-Gluz de la banda canadiense THE AGONIST.

Hay también algunas canciones muy bonitas como “My Confesión”, la parte del estribillo de “Silverthorn”, la melancólica “Falling Like The Fahrenheit”... pero la más hermosa es “Prodigal Son”, que suena en sus primeros minutos como una canción de iglesia o religiosa. ¿Cómo se os ocurrió la idea? ¿De qué trata este tema?
“Silverthorn” es un disco conceptual. Describir la historia completa sería demasiado para esta entrevista, en la edición especial hay un libreto de 40 páginas con el cuento completo. Para ofrecer una pequeña aproximación sobre esto: Es sobre una familia del siglo XIX que pierde a su hija en un trágico suceso. La pérdida está acechando fantasmalmente a la familia, y todo lo que ocurre se desarrolla sobre esto.

Dentro de ese grupo de canciones hay una balada llamada “A Song For Jolee” que es un gran tema, pero después de escuchar la poderosa “Torn”, yo diría que la balada aparece demasiado pronto en el disco. Supongo que tratáis de establecer un punto justo ahí, ya que aparece justo a la mitad del álbum, ¿qué opinas?
Las canciones siguen el concepto, desde luego, y están ordenadas vagamente en un sentido cronológico. La lista de temas es una cosa pensada muy seriamente y muy probada antes de decidirnos por el orden final. Mientras la historia lo permita, intentamos diferentes variaciones y sentimos el fluir de la energía escuchando el disco una y otra vez.

kamelot-silverthorn-cover-b

Una pregunta sobre el arte de vuestros discos... Ha habido un cambio importante, especialmente desde vuestros tres últimos álbumes, en los que las portadas se han vuelto más trágicas, mayormente góticas y oscuras. ¿Es un reflejo de cambios en vuestra música y letras en los últimos años?
Desde luego el arte siempre cambia con el desarrollo de la banda. En general nos hemos centrado más en detalles, hacerlo más rico y más merecedor de echarle un vistazo más en profundidad. También, para conectar con las canciones. El antiguo artwork es más general, no tiene un tema específico en él. Stefan Heilemann, uno de los mejores amigos que tengo en mi ciudad (Stuttgart, Alemania), fue el responsable de “Silverthorn” y me encanta cada detalle que hay en el arte que ha creado.

kamelot-silverthorn-cover

Cuéntanos cómo fue la experiencia de tocar en un barco. Hablo sobre el 70.000 Tons Of Metal Cruise… ¿Fue divertido?
¡Lo fue! Para mí ya era mi segunda vez. Toqué en el primer crucero con “Epica”. Lo único extraño es que los escenarios se movían cuando había mucho oleaje. Había un momento en el que mis teclados se balanceaban y repentinamente me venían imágenes a la cabeza de una vieja película, “La Aventura Del Poseidón”, sobre una catástrofe en un barco de este tipo.

Oliver, estamos terminando. ¡Gracias por tu tiempo! ¿Quieres decir algunas palabras a vuestros fans españoles? ¡Convénceles para que vayan a vuestros conciertos!
Bien, KAMELOT ha entrado en una nueva era, y puedo aseguraros que merecerá la pena acompañarnos en ese viaje. Pronto estaremos en España con su increíblemente energético público. Somos mejores que nunca indirecto, y vamos a probarlo en España también. ¡Así que nos veremos muy pronto!

Enrique Herrero y Jessica Tornos-Ybes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí