Entrevista: Santi González de SAD EYES y REX DEVS

0

Santi González, guitarrista del grupo soriano de Black Metal Sinfónico REX DEVS, sorprende con “…And Another Week”, el debut de su proyecto en solitario SAD EYES y un gran disco de Death Metal en el que ha contado con la ayuda en las voces nada menos que de Dave Rotten. La soledad, la angustia y el vacío existencial de la rutina vital, plasmadas en un trabajo conceptual cargado de melodía, atmósfera, sentimiento… y mucha energía metálica. Santi tiene claro que la fórmula pasa por “saber lo que hay y pelear” en un mundo en el que las discográficas “se adaptan o lo intentan demasiado tarde” a los nuevos tiempos y en un país, España, en el que “las bandas de Metal Extremo lo tienen más difícil que los grupos de Heavy calimochero”.


Hola, Santi, y enhorabuena por sacar adelante este proyecto y por un resultado final que sitúa a SAD EYES en el primer plano del Metal Extremo español. Empiezo con una pregunta que generalmente se suele dejar para la parte final de las entrevistas: Te has encargado de todo el trabajo de edición de “…And Another Week” y mi duda es si querías hacerlo de esta manera o si primero intentaste ponerte en contacto con compañías discografías. ¿Ha sido una cuestión de filosofía o de supervivencia?
Muchísimas gracias por tus palabras. Yo no diría tanto (risas), pero siempre es agradable escuchar cosas buenas sobre el trabajo de uno. Para serte sincero, como ya he autoeditado otros tres trabajos con REX DEVS, con SAD EYES ni me planteé proponérselo a muchas discográficas. Contacte con las de confianza de España antes de nada, y como ninguna parecía estar interesada preferí no perder el tiempo en mandar material a mas discográficas y editarlo por mi cuenta. Esto no quita que si alguna discográfica se interesara hablaría con ella, pero lo que no estoy dispuesto es a grabar un disco y no editarlo, dejarlo en un cajón o en el disco duro porque las discográficas no contesten. Así que me lío la manta a la cabeza, lo hago yo y tan feliz. Luego con el trabajo editado me pongo en contacto con las discográficas para ver si están interesadas en editarlo de nuevo, ayudarme o lo que sea, pero prefiero que vea la luz por mi cuenta. Además no nos vamos a engañar y según están las cosas ahora, no es fácil que una discográfica te edite. Ellos están ahogados, como todos, y no van a arriesgar dinero en proyectos en los que no creen al cien por cien. Entonces yo sigo esa filosofía, es decir, yo creo en mi proyecto, ¿por qué esperar a que otro crea en mí? Sería de muy poca seriedad esperar que alguien se gaste su dinero en algo que ni yo mismo estoy dispuesto a gastarme, ¿no?

Entonces, de cara al futuro y si hay continuidad a este primer disco (espero que sea así), ¿vas a volver a trabajar de esta manera o te gustaría buscar algún contrato discográfico (en España o fuera) con el resultado de “…And Another Week” como aval?
Yo también espero que haya continuidad (risas). Y de hecho la hay puesto que yo estoy trabajando sobre un segundo trabajo que además ya va bastante adelantado. Pero nunca se sabe, hasta que no lo tenga en la mano… Creo que seguiré haciéndolo igual. Contactaré con las discográficas mas cercanas, tanteare y si no hay nadie interesado lo volveré a editar por mi cuenta. Después lo volveré a mover por discográficas a ver si viendo el resultado final se animan. Además así también voy tanteando la opinión del público, de la prensa. Vamos que el hecho de autoeditarlo me da quebraderos de cabeza pero también bastantes satisfacciones porque soy yo mismo quien contacto tanto con distribuidoras como con compradores, la prensa… es todo mucho más directo, personal y gratificante. Si no, ¿qué haces? ¿Esperar a ver qué te dicen los de la discográfica sobre tu trabajo? ¿Leer críticas en internet de gente que ni sabías que tiene tu CD? No es a lo que estoy acostumbrado pero bueno, una ayudita discográfica no me vendría mal para centrarme más en componer y tocar, jeje.

Vamos con lo que hay alrededor del disco y que resulta definitivo en el estupendo resultado final. Creo que también te has encargado de la producción en tu propio estudio casero y que las voces (nada menos que de Dave Rotten, sobre él será la siguiente pregunta) se han grabado en los Studios Room 101. La pregunta es parecida a la anterior: ¿Has grabado de esta forma porque querías hacerlo así para controlar el proyecto de forma integral y elaborar el resultado de un modo más personal y artesanal o responde más a una cuestión de necesidad? ¿Cómo te has sentido como músico al ponerte en el lugar del productor?
Efectivamente, así ha sido. La idea cuando empecé con SAD EYES era el que yo lo grabara todo en mi home studio. Esto te da una total libertad a la hora de grabar, retocar, mezclar, probar, quitar de aquí y poner de allí… aún más cuando no tienes una banda que te apoya y lo tienes que hacer tu solo con ayuda de “aparatitos” que te den las líneas que no esta tocando otro músico. Para hacer un ‘one man project’ es casi imprescindible trabajar de esta manera. Además así no tienes que pagar las horas de un estudio ya que puedo grabar cuantas veces quiera, sin presión de tiempo y cuando yo quiera, a la hora que quiera y aprovechando los mejores momentos de ejecución. Esta es la ventaja. El inconveniente es que no tienes a nadie detrás diciéndote lo que puedes y debes mejorar, que sería la labor del productor. Ser tu propio crítico no es fácil porque siempre hay cosas que crees que estás haciendo bien y en las que necesitarías una segunda persona que te dijera en qué se puede mejorar. En ese aspecto la cosa ha sido dura porque tenía que dejar pasar tiempo después de hacer algo para que madurara, reposara y con el tiempo volverlo a escuchar. Entonces siempre te dabas cuenta de que había cosas que mejorar. Ese era mi productor, el tiempo. De todas formas, y aunque yo he grabado todo, la mezcla y masterizacion ha corrido a cargo de Erik Monsonis, un fuera de serie que ha hecho que lo que yo le mandara se convirtiera en lo que todos podéis escuchar. Es una pasada de técnico.

sad-eyes-entrevista-10-2011

Las voces, decía, han corrido a cargo de Dave Rotten, un icono del Metal Extremo español. El resultado es fantástico y me pregunto si ya pensabas en él desde un primer momento o te fue encajando su voz a medida que ibas completando la música. Supongo que estarás satisfecho con el resultado y no sé si en el futuro volverás a contar con él y si piensas mantener una tesitura vocal similar (en clave puramente Death Metal) o te atreverías a lanzarte a registros más variados, incluso alguna voz limpia…
¿Que si estoy satisfecho? ¡Estoy alucinando todavía! No te puedes imaginar el cambio que pegaron los temas cuando los iba escuchando con la voz de Rotten, fue impresionante. Cuando me puse a componer los temas no tenía en mente ningún cantante. Sabía que tenía que ser extremo porque el sonido es Death Metal pero me dedicaba a componer con la idea clara de que yo no cantaría porque de cantar, lo que se dice cantar, no tengo ni puta idea. Cuando ya tenía todo terminado y empecé a darle vueltas a los cantantes, pensé: ‘Rotten es el mejor cantante de Extremo de este país, ¿por qué no preguntarle a él?’ Le mandé los temas, le conté la historia y le propuse cantar. Cuál fue mi sorpresa cuando casi inmediatamente me dijo que estaba interesado… Flipé porque iba a cantar mis temas le mejor cantante de Metal Extremo de este país. Desde el primer momento ha sido impresionantemente profesional, ha dado ideas al proyecto, a los temas… ha enriquecido todo. Para el segundo trabajo con el que ahora estoy de lleno también voy a contar con la voz de Dave pero no solamente con la suya. La idea es contar con más cantantes que den al resultado final más variedad. Enriquecerán aun más los temas aunque aún es pronto para entrar en detalles.

“…And Another Week” es un trabajo conceptual que gira en torno a la frustración de la existencia en cierto modo insignificante, de la rutina diaria que vuelve opaca el alma humana. La música transmite eso y por lo tanto el disco funciona en ese nivel de significado a pesar de que no se incluyen las letras. ¿No te pareció muy arriesgado dar a las siete canciones los títulos de los días de la semana: “Day 1 Monday”, “Day 2 Tuesday”...? Espero que entiendas a qué me refiero. Por un lado encaja en ese contexto conceptual pero por otro parece que resta algo de personalidad a los títulos, que tiene menos impacto que los que son más llamativos o variados…
El concepto del disco es exactamente el que tú dices, esa es la idea tanto lírica como musical. A esto había que ponerle nombre y puesto que cada temas es un día de la semana, como en un diario, ¿por qué no poner sólo el nombre del día como en un diario? No eres la primera persona que me dice que los títulos así no tienen garra o que les falta algo, que no son llamativos. La verdad es que en un principio no tenía ninguna duda de que quería los títulos así. Después me dijeron lo mismo que me estas diciendo tú: que pusiera títulos más largos, subtítulos o algo así, y estuve un tiempo pensándolo muy seriamente pero no conseguí convencerme a mí mismo. Si quería que fuera un diario lo mejor era hacerlo así. No quería, ni quiero, influir en nadie a la hora de escuchar los temas. Si pongo un subtitulo a un tema la gente ya esta predispuesta a escuchar algo, de la misma manera que si leen la letra, y por eso no están en el libreto. Yo quiero que quien escuche el tema sólo sepa que trata sobre lo que un individuo cualquiera siente en ese día de la semana. Quiero que analice la música y piense si se corresponde con lo que el mismo siente ese día. Lo hice así simplemente porque creo que de esta forma el oyente es más libre.

La transmisión de emociones del disco marida perfectamente con el artwork de El Dios Perezoso. Al ser otro de los pocos aspectos de los que tú no te has encargado personalmente, no sé si te supuso algún problema transmitir lo que buscabas o si diste muchas directrices o líneas preconcebidas en busca de un resultado final que a mí me parece muy atractivo y muy adecuado con la línea musical del disco.
En realidad contacté con El Dios Perezoso para que fuera el encargado del artwork de “…And Another Week” porque sabía que lo haría mejor que nadie, pero no le di ninguna directriz. Solamente le mandé los temas, le expliqué de qué iba el concepto del disco y le dije que plasmara lo que sintiera. No puedo pensar en una portada mejor, expresa perfectamente lo que es la angustia, la ansiedad, la depresión, la agonía y la tristeza de la monotonía del día a día. Además es una portada llamativa puesto que no te esperas algo así en el Metal Extremo. No cabe duda: El Dios Perezoso es un crack y ya sabía que no me iba a defraudar. Hemos trabajado juntos en REX DEVS con resultados increíbles y sabía que ahora no iba a ser menos.

sad-eyes-and-another-week

Ese vehículo de emociones de desesperanza y de una suerte de tragedia mundana, de la soledad y la tristeza innatas al ciclo vital de casi todas las personas, reside fundamentalmente en las melodías y las atmósferas, hijas ambas de un soberbio trabajo de guitarras. ¿Cómo te planteaste esa labor en la génesis de este proyecto? Has conseguido no hacer un disco de virtuosismo exagerado o innecesario y sí cargado de sentimiento y significado.
Cuando te planteas un trabajo conceptual tienes que estar muy atento a cada uno de los riffs, cada uno de los ritmos y de las melodías de manera que nada esté fuera de lugar. Todo tiene que encajar y para eso hay que ir poco a poco. Las guitarras son mi instrumento principal, con el que más cómodo me siento componiendo. Adoro el Metal Extremo y ¿habría Metal Extremo sin guitarras? No es fácil saber como me planteé la creación del disco. Primero tienes que tener claro qué quieres plasmar y después tienes que meterte en el papel como un actor, pensar y sentir lo que sentiría la persona de que hablas en el tema. Y cuando ya estás metido en el papel tienes que trabajar a nivel compositivo. Y además lo lógico es dejar madurar las ideas, volver sobre ellas y ver si sientes lo mismo y si te inspira lo mismo en otro momento, compara y trabajar sobre ello. Esa es la idea: madurar a partir de un sentimiento claro que se quiere transmitir. No siempre el mejor camino es la melodía o un riff contundente o rítmico, o una técnica exagerada. Hay que equilibrar todo para que encaje. A mí me gustan los discos muy técnicos pero creo que eso es defecto de músico y que no es algo que tenga que gustar al público en general porque muchos alardes pueden hacer perder la concentración al oyente. La palabra clave es equilibrio.

También te has encargado del bajo y la batería y mientras que el primero no es un instrumento en absoluto extraño para los guitarristas, no es tan habitual que éstos se atrevan también a sentarse detrás de los parches. Escuchando el disco con atención, hay ritmos en los que sí se nota (para bien, diría) un toque particular que quizá provenga del hecho de que toca “un batería que piensa como un guitarrista”. ¿Te resultó sencillo, estás satisfecho con el resultado final?
Más gente, sobre todo baterías, me han dicho también que ciertos ritmos de batería son más propios de guitarrista que de baterista. Esto me pasaba ya cuando metía baza en otras bandas anteriores a REX DEVS, de tal forma que se quedaban asombrados cuando proponía hacer ciertos ritmos con la batería, como diciendo ‘pero tío, si esto es mejor hacerlo de esta otra manera, así no es heterodoxo’.  Casi todo el trabajo esta compuesto pensando en que la guitarra es el instrumento principal, con el que mas cómodo me siento y con el que me es mas fácil expresarme, así que suelo componer a través de la guitarra y añado después el resto de instrumentos. Esto puede hacer que la batería acabe ajustándose a lo compuesto con la guitarra y que, lógicamente, el resultado pueda ser demasiado ‘guitarrista’, por decirlo de alguna manera. Aun así, cuando llevas escuchando Metal toda tu vida, tocando y componiendo, ciertos ritmos te salen solos, son la base de las composiciones de cientos de bandas. Yo no he inventado nada jejeje. Cuando tengo terminado un tema suelo consultar con baterías para ver qué les parece, si lo ven heterodoxo o demasiado fuera de lugar para una banda de Metal Extremo. En cuanto al resultado… siempre se puede mejorar, igual que las guitarras o el bajo, pero estoy conforme.

Supongo que te planteaste SAD EYES como un proyecto de Death Metal. Melódico, técnico, con ramalazos de Deathrash, Melodeath, con toques clásicos y algo más actuales, oscuro, afilado… Cuando escucho el disco puedo pensar en un momento en MORBID ANGEL o KATAKLYSM, al siguiente en DARK TRANQUILLITY o EVOCATION y al siguiente en THE ABSENCE o HIPOCRISY… ¿Qué es lo que has querido plasmar a nivel musical? ¿Qué influencias reconoces como las más importantes en este proyecto y cuáles distingues con más claridad cuando escuchas ahora el disco?
Creo que nadie había definido nunca tan detalladamente mis influencias. Todo el mundo se suele quedar en la influencia más importante o en la primera que se les ocurre… Estoy de acuerdo, todas son bandas de fuerte influencia para mí a través del tiempo. No es que decidiera que el proyecto tenía que sonar de una determinada manera porque tenía que expresar cosas determinadas en cada momento. Pero sí tenía claro que iba a ser un disco de Death Metal. Sé que tiro mucho por la rama nórdica, sueca con algo de Thrash e incluso Heavy Metal… Al final, de todo esto sale SAD EYES. Cuando iba componiendo, los temas me parecían demasiado ‘suaves’. Estaba claro que eran Death Metal pero mientras que a algunas les parecía brutal, a mí me parecía que sonaban más melódicos. Para un compositor es difícil decir a qué suenan sus canciones pero estoy totalmente de acuerdo con tu definición.

En cierto modo y salvando algunas distancias, los toques más épicos, personales y emotivos me han hecho pensar en VIDRES A LA SANG o en los también catalanes SETGE, que han heredado algo del sonido que dejó huérfano VIDRES. De alguna forma, para mí es una muestra perfecta de lo que es ahora mismo la escena extrema en España: fue un gran grupo, sacó discos extraordinarios y lo dejó sin haber tenido la acogida que merecían… ¿Sentís los músicos que en cierto modo eso es lo que hay?
Es un halago que me compares con estos grupos españoles a los que admiro y que por supuesto me gustan. En especial VIDRES, a las que seguí desde el principio con un gran respeto hacia su trabajo y esfuerzo y sobre todo reconociendo sus grandes discos; una gran banda, sin duda. Entiendo lo que les sucedió. Si hicieron una gira, con el esfuerzo que ello conlleva (prepararla, cuadrar fechas, invertir pasta, perder días de tus vacaciones y de estar con la familia y, en definitiva, dejarlo todo por lo que mas te gusta, por un sueño) y luego ver que el publico no responde… Saber que todo el mundo metalero te conoce y reconoce pero que cuando tocas en su ciudad prefiere estar tomándose una cerveza viendo el fútbol o simplemente es incapaz de pagar nosecuantos euros porque es más fácil y barato descargar la música de Internet… Eso desanima a cualquiera. Lo mejor, o el único camino, es asumirlo, saber lo que hay y luchar. Luchar si tienes fuerzas porque ellos han luchado mucho, pero… Y luego piensa que si ellos que eran, y son, un grupo de reconocido prestigio, se sintieron así, qué les pasará a todos los que están empezando... Sí, se empieza con mucha ilusión, pero ésta se va agotando junto con la paciencia y en la mayoría de las ocasiones también la capacidad económica…

¿Percibes que es más difícil arrancar en España para músicos que se mueven en determinados estilos musicales como el Metal o más concretamente el Metal Extremo? ¿Crees que hay algo de exceso de derrotismo o victimismo en esos análisis o realmente crees que un disco como “…And Another Week” lo tendría más fácil si lo hubiera creado un grupo sueco o finlandés?
Mmmmm… ¡Tampoco voy a ser más papista que el Papa! Desde luego que percibo que es más difícil arrancar y seguir adelante en el Metal y especialmente en el Metal Extremo. Las bandas de Heavy Metal de toda la vida y las de Heavy calimochero lo tienen mucho más fácil. España es un país en el que tira mucho el Rock Urbano y de ahí es desde donde pasamos muchos al Heavy Metal más que nada porque los rockeros adolescentes quieren sentirse más duros e intentan dar un paso musical que es muchas veces simplemente fachada. Es muy guay ponerse una camiseta de tal grupo sin tener ni puta idea de qué grupo es, sin haberlo escuchado en la vida. Es posible que esta situación sí lleve a un derrotismo excesivo porque vemos y creemos que lo tenemos más difícil y eso resta fuerzas. Además en España el deporte nacional es la envidia. Si ningún grupo de aquí triunfa es porque los cabrones de los extranjeros no nos dan un voto de confianza. Pero si luego alguno triunfa se convierten en posers, vendidos o yo qué sé… Si ni nosotros creemos en nuestro trabajo, cómo cojones vamos a exigir que invierta dinero un tío de otro país que ni nos conoce y que ve que somos nuevos en esto, que igual tiene una idea preconcebida de la escena española y encima lee mucha de la mierda que promueven los envidiosos en Internet… Es difícil así que sí es cierto, creo, que un disco como “…And Another Week” lo habría tenido más fácil en los países escandinavos. Y no tanto porque habría tenido más reconocimiento, que lo dudo por la cantidad de grandísimos discos que se hacen allí, sino porque allí los músicos son profesionales, viven en muchos casos de esto y hacen que las cosas sean más fáciles a la hora de encontrar apoyos y tirar para adelante. Es como un sueño que tenemos los que estamos en esto pero sabemos, por lo menos yo lo sé, que es inalcanzable viviendo en este país.

¿Y crees que hay algo de esnobismo mal entendido en el público español, que se presta más atención y se consume en mayor medida lo que llega de fuera de nuestras fronteras? Y en sentido contrario, ¿qué tendría que pasar para que la escena extrema española, que tantas y tan buenas bandas tiene, tuviera algo más de repercusión más allá de los Pirineos?
Creo que la escena española ya está teniendo repercusión más allá de los Pirineos, más de lo que nosotros pensamos. El otro día un colega músico de Metal Extremo, español y que ha hecho grandes giras taloneando a grandes bandas, me decía que fuera de España nadie o casi nadie mira si eres español, inglés o lo que sea… Escuchan tu música, ven tus directos y punto y final.  Yo nunca he hecho giras de estas características así que no puedo opinar, pero es posible que seamos nosotros mismos los que nos estemos cerrando las puertas al pensar que somos inferiores o que son los demás los que nos cierran las puertas cuando no es verdad. Ahora mismo tenemos unas cuantas bandas españolas contratadas por discográficas no españolas. Algunos son grandísimos contratos así que repercusión sí estamos empezando a tener, ¿no? Una manera de cerrarnos nosotros mismos las fronteras es pensar que todo lo que viene de fuera es mejor. Hubo un tiempo en el que creo que sí que lo era, más que nada porque las posibilidades de grabación de los grupos de aquí no eran como las de los de fuera y si tienes un buen producto con un mal sonido, tú mismo te estás cerrando la puerta. Era imposible grabar bien así que así nos cerrábamos las puertas pero ahora en España se puede grabar a primerísimo nivel, ya no hay excusa. Los grupos tienen un sonido perfecto, hay bandas tremendamente buenas y músicos de un nivel técnico impensable hace quince años. Entonces, ¿por qué pensamos que son mejores los de fuera? Es lo que te digo, nosotros mismos nos cerramos las puertas…

¿Es la cosa todavía más difícil siendo de un lugar donde no hay una escena conocida y consolidada como Soria?
Creo que sí, sobre todo porque aquí es muy difícil, o casi imposible, encontrar buenos músicos con un nivel de compromiso y permanencia que haga que una banda llegue a ser lo que estamos hablando, una banda internacional. De momento he visto que en Soria la gente se rinde antes, quieren que se les reconozca rápido y eso no es así. Creo que si vives en grandes ciudades como Madrid o Barcelona, ciudades a las que nos hemos tenido que ir a grabar trabajos con otras bandas sorianas, tienes más posibilidades de que gente como tú, con tus mismas ilusiones, te apoye porque ama lo que hace. Es muy posible que lo que comentábamos en la pregunta anterior se acentúe aún más en Soria, desgraciadamente.

La deriva de estas últimas preguntas nos conduce inevitablemente al desolador panorama actual, en el que la enorme crisis coyuntural que se vive en el plano económico se superpone a la crisis estructural en la que está metido el negocio de la música y en general las industrias culturales con los nuevos formatos digitales, Internet, las descargas… Para un músico como tú y para SAD EYES o REX DEVS, ¿dónde está el problema y cuál crees que podría ser la solución? ¿No crees que a la industria discográfica le está faltando algo de flexibilidad a la hora de adaptarse a tiempos en los que hay casi un paradigma completamente nuevo?
La industria discográfica, efectivamente, se ha adaptado a los tiempos, o lo está intentado hacer, demasiado tarde. Parece que querían dejar pasar el tiempo pensando que las cosas volverían a su sitio o como intentando vivir de los fanáticos, los coleccionistas o simplemente la gente legal que no quiere descargar nada ilegal de Internet. Luego ha venido la crisis y mucha de esta gente tampoco ha podido seguir comprando discos al mismo ritmo que hasta ahora. Además creo que los precios de los discos siempre han sido desorbitados, tanto en los tiempos de gran desarrollo de la industria discográfica como en los que han venido después. Grabar y editar es ahora más barato pero el disco físico sigue costando prácticamente lo mismo. En fin… ¿La solución? Si la supiera crearía inmediatamente una discográfica (risas). Desde luego sé que la solución no es lo que se está viendo ahora. Si la gente consume por Internet, habrá que darle lo que pide, ¿no? MySpace siempre me ha parecido una pequeña solución. Imagínate que los grupos recibieran pequeños dividendos por cada descarga. Pero no a través de páginas de pago sino del propio MySpace o en páginas totalmente controladas por el grupo. Algo así como una discográfica digital, independiente y con cabida para todas las bandas y todos los estilos en la que yo pagaría una cantidad ridícula por descargar la música de una banda que recibiría el 90 por ciento de ese dinero. El propietario del servidor también recibiría una buena cantidad de dinero porque habría muchísimas descargas ya que los precios serían asequibles, sin límite de grupos y de licencia gratuita. Las bandas intentarían por todos los medios entrar ahí por la promoción inmediata que supondría… Puede que esto ya exista pero lo que quiero decir es que el proceso no debería tener los costes que tiene para las bandas y para los oyentes. El dinero se queda, como siempre, en los intermediarios.

¿Y cómo valoras las posibilidades tecnológicas actuales: se pierde más por descargas ilegales de lo que se gana por posibilidad de visibilidad y difusión de la música?
En mi caso es todo beneficio. Una banda como REX DEVS o un proyecto como SAD EYES, que no vive de esto, tiene que aprovecharse de Internet. A mí no me importa en absoluto que la gente se descargue mi música de manera ilegal. Sé que estas descargas son de gente que jamás se compraría mi disco porque no está acostumbrada a pagar dinero por la música, así que lo que consigo con esas descargas es que por lo menos me escuchen, aunque sea una sola vez, y si les gusta el trabajo quizás el boca a boca haga que mas gente conozca mi trabajo. Ni más ni menos. Por otra parte lo que está pasando es que la gente tiene acceso totalmente gratuito a infinitas bandas y no disfruta de nada. Antes te comprabas un disco y le dabas mil vueltas, los disfrutabas hasta el infinito. Si te gustaba eras feliz con la compra y si no te gustaba por lo menos habías sacado algo positivo, siempre le dabas otra oportunidad. Pero ahora, ¿cuánta gente se descarga un disco y no lo escucha nunca? ¿Qué valor tienen entonces el trabajo del músico para esa persona?

Vuelvo a tu labor en SAD EYES como maestro absoluto de ceremonias del proyecto. ¿Resulta más duro o más gratificante, o ambas cosas, que formar parte de una banda (en tu caso REX DEVS)? ¿Con qué forma de componer y tocar música estás más cómodo?
Son cosas totalmente diferentes y no sabría elegir entre una u otra, para mí se complementan. En SAD EYES puedo hacer cosas impensables para REX DEVS y al revés, tanto a nivel compositivo como a nivel de trabajo. Estar en una banda es gratificante a nivel de contacto personal:, ensayar, viajar, tocar en directo y grabar con más gente, compartir experiencias y relaciones sociales… mientras que en un proyecto personal y en solitario la gratificación viene por el trabajo duro de uno mismo y la satisfacción que tienes por la autosuperación y el trabajo bien hecho, sin críticas externas. Aun así, creo que las nuevas tecnologías hacen que ahora mismo las bandas tengan que trabajar casi de la misma forma que un ‘one man project’. De momento yo ‘necesito’ ambas formas de trabajar, me siento realizado en ambas facetas.

Y a un nivel más relacionado con tus gustos musicales, ¿es SAD EYES una faceta mucho más personal y real de lo que eres como músico que REX DEVS, donde formas parte de una maquinaria más compleja y colectiva?
Desde luego REX DEVS es una maquinaria mucho más compleja, no tanto colectiva porque la composición depende de una sola persona igual que en SAD EYES, pero en la que el trabajo se reparte entre todos. Todos los músicos tienen un compromiso con la banda que hace que todo sea más llevadero. Claro que SAD EYES es algo mucho más personal que REX DEVS, las composiciones son lo que Santi González tiene dentro sin tapujos ni cortapisas, sin pasar por la censura que supone una banda. Son fruto del sacrificio personal, solitario y sincero y eso que seguramente sea algo mucho más ‘yo’ que cualquier otra cosa que pueda componer.

Dándole una vuelta de tuerca más: ¿La música que a ti te apasiona se parece más a lo que contiene “…And Another Week” que al Black Metal sinfónico de REX DEVS? ¿Si revisamos en tu colección de discos, encontraremos material más similar a este nuevo proyecto?
No exactamente. A mí me apasiona la música en general y el Metal Extremo en particular y sin más etiquetas: Metal Extremo. Puede que en la actualidad el Black Sinfónico esté menos presente en mi discografía pero seguramente porque no está tan ‘de moda’ y no salen tantos grupos como en la avalancha que hubo hace unos años. REX DEVS y SAD EYES se complementan y son tan diferentes que me hacen disfrutar del Metal Extremo en vertientes muy diferentes. Mi discográfica es tremenda, hay de todo y con el tiempo han pasado por mis manos discos de todos los estilos, lo que ha enriquecido mis gustos y mi forma de entender la música y componer. Para componer como SAD EYES no hace falta más que amar el Metal Extremo, estudiar sus técnicas y disfrutar componiendo y tocando. En cambio con REX DEVS el nivel compositivo es de mayor dificultad, las líneas son más complejas y el resultado más barroco. Requiere más conocimientos musicales y tiene mucho que ver con la música clásica.

O quizá nos llevaríamos buenas sorpresas investigando entre tus discos y entre lo que escuchas con más asiduidad actualmente. Hazme un ‘top 5’ de los que consideras cinco mejores discos de la historia y dime también qué estás escuchando actualmente, algún grupo de nuevo cuño o algún estilo concreto que te tenga especialmente enganchado.
No soy ni he sido nunca de grupos favoritos ni discos favoritos. Si ahora te digo cinco discos mañana mismo te diría “qué puta mierda, me olvidé de este y este, que son mejores”. A mí me han encandilado los mismos trabajos que a los metalheads de todo el mundo, no soy muy diferente a nadie. Sí he intentado siempre escuchar de todo y no quedarme solamente en un grupo. Hay gente que, por ejemplo, habla de Black Metal Sinfónico, se queda en DIMMU BORGIR y dice que son los mejores. Cuando yo encuentro un grupo que me gusta intento buscar grupos semejantes, investigo y prefiero escuchar música diferente que el mismo disco una y otra vez. Esto puede ser un defecto porque dedico mucho más tiempo a escuchar música nueva y más actual que a volver a escuchar los discos antiguos. Me gusta saber lo que se cuece y no vivir del pasado. Siempre intento escuchar de todo, especialmente dentro del Metal Extremo.

Esta pregunta es obligada antes de terminar: ¿te has planteado llevar “…And Another Week” al directo o por ahora es un proyecto sólo de estudio? En caso afirmativo, ¿con qué músicos piensas o te gustaría contar?
Es un proyecto cien por cien de estudio pero eso no quita que sí que me haya planteado llevarlo al directo sobre todo al principio, cuando empecé a dedicarle más tiempo. Busqué músicos competentes y comprometidos para hacer una banda pero no fue tarea fácil porque encontré buenos músicos que no seguían la ‘disciplina’ de ensayos que tiene que tener una banda y músicos comprometidos que no tenían el nivel técnico suficiente. Me dí cuenta de que esto me llevaba demasiado tiempo y esfuerzo así que decidí dejarlo. Decidí dejarlo como proyecto de estudio y dedicar todo mi esfuerzo a componer, grabar y editar, que es al final lo que más me gusta. También me gustan los directos, disfruto tocando y viendo disfrutar a la gente, pero los sacrifico porque tenía que elegir.

Ahora sí, terminamos. Te dejo un último hueco para que ‘vendas’ SAD EYES y su debut, “…And Another Week”, a los lectores de Hellpress. Yo he intentado dejar buenas razones en mi crítica porque el disco lo merece. Pero, ¿cómo les convencerías tú?
Lo primero que diría a tus lectores es que lean tu crítica porque si después de leerla no deciden dar una oportunidad a SAD EYES, poco puedo hacer yo para convencerles. Si yo leyera una reseña así de un grupo al que no conociera, no tardaría ni cinco segundos en ponerme a buscar información sobre la banda (risas). Entrad en www.sadeyesband.com y escuchad los temas que aparecen en la web. Pensad sobre ellos y ved si lo que escucháis se corresponde con lo que vosotros sentís en esos días, si lo que yo intento transmitir es lo que vosotros percibís. Escribidme y contádmelo, eso me gratifica.

Eso es todo Santi. Muchas gracias por tu tiempo y por tu música. Suerte con REX DEVS y con SAD EYES, un proyecto que ha tenido un nacimiento apasionante y al que me encantaría personalmente que dieras continuidad.
Muchísimas gracias a ti. Espero que la gente llegue hasta aquí porque yo he pasado un rato muy agradable contestando a tus preguntas, se nota que las haces desde el amor por lo que haces. Gracias por tu apoyo y descuida, si todo va bien mis trabajos tendrán continuidad. Espero que en breve tengáis noticias mías.

 

Juanma Rubio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí