EXMORTIS - Resurrection... Book Of The Dead

0

 

EXMORTIS es uno de esos grupos de Metal Extremo del jurásico que siguen vivos después de dar trompicones durante casi un cuarto de siglo. Reconozcámosle el mérito y la insistencia y concedámosle el derecho a una oportunidad más de veinte años después del momento en el que debió llegar su legítima oportunidad. Por obra y gracia del ir y venir de las modas, por la recuperación del underground old school que facilitó Internet, por la eterna búsqueda de las raíces que es inherente al Metal como género y que sirve como ancla en época de evoluciones y divisiones atómicas entre géneros, subgéneros y subgéneros dentro de esos subgéneros…

Un poco por todo eso y por puro instinto de supervivencia EXMORTIS es plena actualidad en 2012. Llamativo y ciertamente apreciable. Este grupo, y quizá sólo lo sepan los rigurosos especialistas en el campo del Death Metal, se formó en Maryland en 1987 y se codeó con la flor y nata durante la génesis del movimiento extremo. Su momento no llegó, no fue de los que fichó por Roadrunner, y dejó un bonito cadáver que nunca llegó a morir del todo (como tiene que ser: esto es Death Metal) y un muy apreciable material demo (“Descent Into Chaos” e “Immortalitys End” en 1988 y 1989). Material que no es de imposible adquisición ya que existen un par de recopilaciones, la última la muy completa “Darkened Path Revealed”.

El ejercicio de memoria nos sitúa en el presente, que tiene forma de este EP, “Resurrection… Book Of The Dead”, a priori un adelanto de lo que será un nuevo disco, el primero como tal de un grupo que era bueno pero que no era tan bueno como los mejores. Y con esto me vacuno de ataque excesivos de nostalgia y alegatos poéticos a la mala suerte. Dicho esto y espantada cualquier sospecha, es un placer tener de vuelta a EXMORTIS, reliquia de aquel proto Death Metal que quemaba los últimos puentes desde su todavía masiva raíz Thrash. Su música es la de la primera encarnación de DEATH, MORBID ANGEL o POSSESSED. Sencilla, sucia, satánica, puramente metálica. Eso era el grupo en el ocaso de los 80 y eso es, abracadabra, sin rastro de variación en 2012.

“Resurrection…” es apenas un aperitivo: seis canciones, de las cuales dos son la intro y la outro, poco más de un cuarto de hora de Death Metal 100% old school, añejo a más no poder y con una producción apropiada, con sabor antediluviano aunque equilibrada y de buen resultado. El resto es lo que dicta la tradición: riffs, ritmos asesinos, galopadas salvajes, solos, estructuras sencillas y frenéticas, cambios de ritmo… aquello que primero se llamó y que nunca ha dejado ni dejará de ser Death Metal.

Esto deja un gran sabor de boca porque es corto como relámpago, no hay tiempo de percibir agotamiento de la fórmula o exceso de repetición de esquemas. No hay óxido a la vista y aunque habrá que esperar a un disco completo, la prueba del algodón, este entrante da para un himno, “Book Of The Dead” y para otro puñado de pasajes de pura diversión salvaje y underground, los mejores concentrados en “And There Was Pain” y “Deep Red”.

Este EP es un regalo para los fanáticos de lo auténtico y añejo y es un monumento a la testarudez de Brian Werking, el último superviviente de la primera y ya tan lejana época del grupo. Ya no sigue en el barco Aantar Lee Coates, que ha dado preferencia a DIABOLIC. Pero Werking sigue ahí, EXMORTIS sigue ahí y estos tiempos confusos y extraños todavía pueden ser suyos porque todavía son, y nunca dejarán de serlo, los tiempos del auténtico Death Metal.

 

Juanma Rubio

Artículo anteriorNuevo vídeo de SHINEDOWN: “Unity”
Artículo siguienteHYBRIS desvela la portada de “Instinto”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí