GLORYFUL - Ocean Blade

0

Tan solo un año después de editar su disco debut, “The Warrior’s Code”, los alemanes GLORYFUL saltan de nuevo a la palestra con “Ocean Blade”, un CD de ideas claras e inspiración discutible que sigue la senda del Heavy-Power Metal de toda la vida aportando las dosis procedentes de velocidad y melodía.

De su anterior trabajo sólo había escuchado el videoclip “The Warrior’s Code”, que no me dijo mucho y encima contenía un flagrante plagio en la estrofa del mítico “Be Quick Or Be Dead” de IRON MAIDEN, por lo que debo reconocer que venía con cierta predisposición negativa ya antes de afrontar éste “Ocean Blade”, y tras varias escuchas no he podido quitarme esos prejuicios de encima.

¿Es “Ocean Blade” un disco malo? para nada. Técnicamente no se le puede hacer ningún reproche: músicos competentes, producción acertada, temas rápidos que alternan con otros más pausados, riffs y melodías a partes iguales… todo es en principio augurio de buen disco, pero es que a mí no me llega. Son muchos años ya escuchando mil grupos del estilo, y actualmente o innovas un poco o sacas unos temazos de quitar el hipo, y en mi opinión aquí no tenemos ni lo uno ni lo otro.

Hay canciones que destacan por encima de las demás como “Hiring The Dead”: la velocísima “All Men To The Arms” que además cuenta con el estribillo más pegadizo de todo el álbum, o “Siren Song” que se inicia con un riff muy al estilo RUNNING WILD. Eso me gana, pero personalmente no he podido disfrutar las escuchas de este trabajo de GLORYFUL, en todas ha acabado por vencerme la indiferencia. Debo decir incluso que el tema que más me llama la atención es “Ocean Legacy”, un bonito instrumental donde los cellos llevan la voz cantante mientras escuchamos el mar de fondo y que desgraciadamente sólo dura 2 minutos, pero cumple su función magníficamente como cierre del disco.

Y tras todo los dicho, ¿cómo es que le pones un 6,5 de nota? pensarán algunos… pues porque aunque una reseña es algo subjetivo también hay que reconocer los propios defectos, y sería injusto endosarle un desalentador 5 a un CD que se con seguridad que algunos podrían disfrutar mucho. Cuestión de gustos como siempre, y también de justicia.

R. Caspárez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí