Crítica de GOTTHARD - #13

0
Gotthard #13

Casi tres décadas han transcurrido desde que GOTTHARD arrancó su apasionante aventura musical desde su Suiza natal. Quién hubiese dicho a los suizos por aquel entonces que la banda llegaría a ser certificada multiplatino, consiguiendo que sus últimos once álbumes hayan escalado hasta el número uno de las listas de ventas de su país y habiendo vendido tres millones de discos alrededor del globo. Así pues, en medio de la gran crisis sanitaria que azota al mundo ha visto la luz el decimotercer trabajo del combo de Lugano, titulado "#13".

Una carrera truncada tras la muerte de Steve Lee

A pesar de los grandes logros conseguidos por la formación liderada por Leo Leoni, no todo ha sido un camino de rosas durante su amplia carrera discográfica. El ascenso meteórico de GOTTHARD se truncó en octubre de 2010 cuando su vocalista Steve Lee perdió la vida en un desgraciado accidente de tráfico mientras estaba cumpliendo uno de sus grandes sueños, cruzar Estados Unidos montado en su Harley Davidson.

Nic Maeder fue el vocalista elegido para continuar adelante con la carrera de GOTTHARD y tratar de llenar el enorme vacío que nos dejó el fallecimiento del irremplazable Steve Lee. Con el cantante australiano arrancaron potentes su andadura de la mano de un buen "Firebirth" en 2012, redondo que presentaron en directo gracias a una exitosa gira en la que los acompañaron los por aquel entonces ansiados UNISONIC de Kai Hansen y Michael Kiske. Desde entonces han publicado un par de álbumes más, "Bang!" y "Silver", dos trabajos insulsos y bastante alejados del buen nivel compositivo al que nos tenían acostumbrados.

GOTTHARD vuelve a la carga con un notable "#13".

Afortunadamente para los seguidores de GOTTHARD, "#13" es un trabajo con el que parece que los de Leo Leoni vuelven por el buen camino, logrando firmar un buen puñado de canciones que sin inventar nada, se convierten en un soplo de aire fresco que servirá para reimpulsar la carrera de los suizos. La primera sorpresa, en este caso negativa, llegó de la mano del videoclip de "Missteria", con el que descubrimos que Hena Habegger ha dejado los tambores de lado para centrarse en su familia, siendo sustituido por Alex Motta (CORELEONI).

"#13" ha sido producido por Paul Lani, viejo conocido de la formación, quien ya produjo en su día "Homerun", álbum clásico de la banda que incluyó "Heaven", uno de los mayores éxitos de los suizos. En este nuevo redondo no vamos a encontrar ningún tema tan excelso como el mencionado, pero sí que hallaremos un buen conjunto de canciones que son de lo mejor que ha grabado GOTTHARD desde "Firebirth" o incluso "Need To Believe".

El nuevo trabajo arranca potente a golpe de una "Bad News" que posee gran pegada y que se convierte en una candidata firme para arrancar los conciertos de la próxima gira. Acto seguido, el riff machacón de "Every Time I Die" nos lleva hasta los tiempos del glorioso "Lipservice", mientras que cortes como "Missteria" o "10.000 Faces" nos dejan cierto regustillo dulzón de los AEROSMITH de la década de los 90. Por otro lado, también podemos encontrar una acertada versión de "S.O.S", composición que popularizó ABBA en 1975.

GOTTHARD levanta un tanto el pie del acelerador durante la segunda mitad del trabajo. Es en ese punto donde encontramos canciones un tanto más calmadas pero cargadas de buen rollo como son "Better Than Love", "Save The Date", así como otras repletas de sentimiento rockero como "Man On A Mission" o una "No Time To Cry" que empieza suave, pero en la que la intensidad crece paulatinamente. La vena acústica de los suizos sale a relucir en cortes lentos y melosos como "Marry You" o "I Can Say I'm Sorry" que se encuentra justo en la recta final de un trabajo que se hace un tanto largo.

La formación liderada por el gran Leo Leoni ha vuelto a la palestra con las baterías recargadas tres años después de publicar "Silver", un disco con el que querían celebrar su 25º aniversario pero que desafortunadamente no dio la talla. GOTTHARD ha sabido resurgir de sus cenizas gracias a un "#13" que no inventa nada, pero en el que nos regalan de nuevo grandes composiciones que harán pasar un buen rato a cualquier viejo seguidor de los de Lugano.


Discográfica: Nuclear Blast

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí