GRAHAM BONNET: Crónica del concierto en Madrid

0

Tras bastantes años sin pisar los escenarios españoles el bueno de Graham Bonnet volvió a hacerlo con la gira denominada “Catch The Rainbow Tour”, título más que explícito que sirvió como “gancho” para pescar a unos cuantos fans del vocalista británico deseosos de disfrutar en vivo de algunos de los temas a los que este hombre ha puesto voz y que, algunos de ellos, gozan del calificativo de míticos por derecho propio.

Lamentablemente, no todo salió exactamente como la gente esperaba y una buena parte de esos seguidores del ex vocalista de RAINBOW que medio llenaron la sala vieron defraudadas sus expectativas a la conclusión del concierto sintiéndose, en algunos casos, hasta “timados”. Yo no diría tanto porque en entrevistas recientes el propio Bonnet comentaba cómo iban a ser, más o menos, sus conciertos pero, lo que está fuera de toda duda es que el concierto dejó mucho que desear en bastantes aspectos, el vocal fue sólo uno de ellos.

FACTOR 19

Cuando algunos despistados (bueno, bastantes no sabían que iba a haber un telonero abriendo para el británico) esperaban la salida de la razón de su presencia en la sala, resulta que aparecieron los madrileños FACTOR 19 para intentar caldear el gélido ambiente que se respiraba en esos momentos.

factor-19-madrid-2014-1

No debe ser nada fácil salir a escena ante un público tan poco receptivo a las nuevas propuestas, como me pareció que era el que se dio cita porque, no nos engañemos, todos íbamos a lo que íbamos. Sin embargo, según fueron cayendo los minutos, el pasotismo inicial de los presentes se fue disipando y el grupo consiguió que la gente se metiera en su descarga. Desde mi punto de vista, y sin desmerecer al resto de la banda, Javier Macaya, su vocalista, tuvo gran parte de la “culpa”.

factor-19-madrid-2014-2

Si no me equivoco, sólo tienen editado un disco hasta la fecha, “Campo de Sueños” y en él basaron gran parte de su concierto con temas como “Contra la Pared”, con la que abrió el quinteto, una cañera “Campo de Sueños” que sonó muy bien, “Mendigo” o la balada “Siempre Es Lo Mismo” con la violencia de género como temática.

factor-19-madrid-2014-3

Como decía, la frialdad inicial del público se fue derritiendo con el buen saber hacer de Javier quien, sin importarle demasiado si le estaban haciendo mucho caso o no, estuvo bromista, dicharachero, cercano (se llegó a bajar del escenario a cantar entre los asistentes) y claro, al final su insistencia obtuvo una, tímida al principio, respuesta positiva que fue creciendo paulatinamente. Además, como vocalista me pareció más que solvente, que eso también es importante, desde luego.

factor-19-madrid-2014-4

El resto del grupo también estuvo a la altura e hizo brillar las composiciones que interpretaron, mostrándose muy activos (sobre todo los guitarristas), sonriendo, poniendo posturitas, vamos, viviéndolo como si fueran ellos las estrellas de la noche y eso se notó mucho a mi modo de ver a la hora de transmitir buenas sensaciones.

factor-19-madrid-2014-5

“Mala Mujer”, con dedicatoria incluida, cerró el capítulo de “Campo de Sueños” para abrir el de los temas nuevos, si no me equivoco, que presentaron y que también sonaron francamente bien. De este modo el trío “Juego Interno”, “Tu Verdad” y “Cosa De Dos” puso punto y final a un concierto del que no esperaba nada y que terminó resultando, objetivamente, bastante mejor que el que veríamos a continuación, aunque las canciones, obviamente, no tengan el peso musical que las que sonarían después. No serán mi grupo de cabecera pero grata sorpresa la que me llevé con FACTOR 19.

GRAHAM BONNET

Con la sala mostrando un aspecto bastante digno, dadas las circunstancias, todo parecía preparado para vivir una noche de nostalgia y reminiscencias del pasado a través de la voz de Graham Bonnet que, sin ser de mis favoritas de la historia del Rock, siempre me gustó.

graham-bonet-madrid-2014-2

A punto de cumplir los 67 años, el aspecto de Graham Bonnet es el de un hombre de su edad, aunque algo más demacrado por sus años de excesos con la bebida que, terminan pasando factura de uno u otro modo. Afortunadamente para su salud lleva sobrio, como se encargó de recordar en un momento del concierto, once años. Este fue uno de los comentarios que compartió con la audiencia pero, desgraciadamente, no fue el único y por momentos su actuación parecía más un monólogo que un concierto de Rock, por mucho que siempre haya hablado bastante en los conciertos.

graham-bonet-madrid-2014-3

Y eso que la noche empezó como todos esperábamos, es decir, con el tema que hace lo propio con el “Down To Earth”, que es lo que la gente había venido a escuchar fundamentalmente. Como era el primer tema, Bonnet estuvo bastante bien, aunque el hecho de ponernos a cantar en varios momentos (no hacía falta porque todo el mundo lo estaba haciendo ya) me dio mala espina pero, desde luego, voluntad y acierto no le faltaron, aunque su voz no sea la de hace 30 años, que no todo el mundo se llama Dave Menniketi o Glenn Hughes...

graham-bonet-madrid-2014-4

Primer tema y primera parrafada que, por desgracia, sería la tónica de la velada, precediendo a “Love´s No Friend”, muy bien recibida de nuevo por una audiencia dispuesta a darlo todo. Lo mismo pasó con “Makin´Love”, aunque aquí ya se vio a Bonnet bajar algo en prestaciones. Esto no me parecería reseñable si no fuera porque era la tercera canción que cantaba y el ritmo no era precisamente acelerado.

La gente seguía muy motivada pero “Night Games”, del disco “Line-up” de Bonnet donde estaba más que bien acompañado por Cozy Powell o John Lord , bajó bastantes enteros el concierto porque la ejecución no fue la adecuada y los teclados brillaron por su ausencia (ni siquiera estaban grabados) a pesar de ser un gran tema. Lástima.

Además, la verdad es que, haciendo odiosas comparaciones con los músicos a los que ha prestado su voz, la banda que traía en este tour no está a la altura, en especial su compañera sentimental (no sé si es su novia o su mujer, y me da lo mismo porque lo único que me remarcable es que tocaba el bajo) que falló tanto con su instrumento como a los coros de manera más que evidente para todos.

graham-bonet-madrid-2014-5

El baterista Justin Luck apenas llevaba días ensayando con el grupo y, aún siendo bueno, daba la impresión de que le sobraba contundencia y le faltaba ese toque de sutileza necesario para afrontar las canciones. Por último, Conrado Pesinato fue el que más me gustó de su banda, y eso que en el tema de los coros también hizo aguas de lo lindo pero a la guitarra no le vi tan mal como la gente le ha puesto, porque imitar a Ritchie no es tarea sencilla.

La cuesta abajo comenzó cuando cambió sus gafas de sol, que todavía no se había quitado, por las de “ver”. Con este simple gesto lo que estaba siendo “pasable”, se convirtió en un tedio insoportable porque con el cambio llevó una parte acústica a manos del vocalista en la que rindió tributo a sus héroes personales, THE BEATLES, con un “Eight Days A Week”, no sin antes contarnos otra historia sobre esta influencia que a nadie le importaba y que se hizo larga, sinceramente.

graham-bonet-madrid-2014-6

Cortes propios como “Always Be There” y “Mirror Lies”, donde demuestra lo que realmente siempre le ha gustado e influenciado (y que se aleja bastante de la música por la que todos le conocemos), sirvieron de “tapas de sándwich” a la única “sorpresa” de la noche. Un tema de Alcatrazz. Lo malo es que no fue ninguna de las posibles candidatas que cualquier fan hubiera elegido sino que se desmarcó de lo esperado con “The Witchwood” del tercer disco de la banda, dejando con cara de circunstancias y el gesto torcido a más de uno.

Por si no habíamos tenido suficientes parones durante el concierto, ahora llegaba un solo de guitarra y batería demasiado largos para poner la guinda al pastel. Encima, para mayor despropósito, el vocalista volvió a marcarse una charla tremenda, que se llevó hasta silbidos por parte de un sector de público realmente enfadado por lo poco que cantaba y lo mucho que hablaba, antes de interpretar el tema de los hermanos Gibbs que le cedieron para su grupo THE MARBLES y cuya interpretación me produjo cierta vergüenza ajena, siento decir.

graham-bonet-madrid-2014-7

A pesar de esto, a la gente pareció olvidársele todo lo acontecido y se pusieron a saltar y cantar, lógicamente, con la inmortal versión de Russ Ballard “Since You´ve Been Gone” que fue un ejercicio de karaoke en toda regla con la sala ayudando al pobre Bonnet que, no obstante, siguió entregado a su labor, pero ya sin demasiado fuelle a pesar de echarle ganas.

Lo malo es que con ella se retiraron sin tocar nada de MSG como comentó en las entrevistas cuando no llevaban ni una hora en escena, y de música menos aún. La gente se miraba con cara de sorpresa y miraba el reloj como diciendo, “no puede ser”, pero si, así fue. Menos mal que volvieron a salir para tocar “Lost In Hollywood” que también se disfrutó bastante y donde el vocalista remontó algo el vuelo pero ya estaba todo dicho.

graham-bonet-madrid-2014-8

Lástima que tras ella se despidieran otra vez… Lo malo es que volvieron a aparecer y, con la estupenda excusa de no tener más canciones preparadas, nos dan a elegir entre repetir “Since You´ve Been Gone” o “All Night Long”. De locos, vamos. Finalmente “All Night Long” es la agraciada y acaban igual que empezaron aunque Graham lo hizo descamisado y mucho peor vocalmente que como empezó…

El concierto que dio hace ya unos cuantos años en el mismo lugar me gustó bastante pero la imagen ofrecida en esta ocasión se acerca más a la pésima que mostró en el Firefest del año pasado con el Voices Of Rock. Es triste decirlo pero mejor que se dedique a terminar su biografía o a tocar en acústico porque es innecesario (o tal vez no lo sea y ese es el problema) ofrecer esa imagen a sus años. A mí me dio, en cierto modo, algo de lástima pero está claro que el tiempo pasa para todos y que, aunque el que tuvo, retuvo, a veces cuesta bastante apreciarlo.

 

Crónica y fotos: David Ortego

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí