GRAVE DIGGER - Exhumation (The Early Years)

0

GRAVE DIGGER es una banda que no fue excesivamente popular fuera de Alemania en la década de los 80. Su nombre, pues, solo nos alcanzó a la gran mayoría años después de su reunión post DIGGER (aquella extraña versión de ellos mismos), especialmente con los enormes “Knights Of The Cross” y “Excalibur”, míticos y esenciales para entender el Heavy Metal de la década de los noventa en Europa.

Ya en 1994 Noise Records, aprovechando la edición de uno de sus mejores discos (“The Reaper”) el año anterior, publicó el recopilatorio “The Best Of The Eighties”, que recuerdo haber comprado allá por el año 99 y que me sirvió para ponerme al día con GRAVE DIGGER en lo que respecta a sus primeros pasos, esto es “Heavy Metal Breakdown”, “Witch Hunter” y “War Games”, publicados entre 1984 y 1986.

Aquel recopilatorio, al cual aún tengo mucho aprecio, ha tratado de superarse con la regrabación de un buen puñado de canciones de esa época en “Exhumation (The Early Years)”. El resultado no es malo, pero poco encandilador. El encanto de estas canciones estaba precisamente en sus versiones originales, que ahora pueden sonar más potentes en una regrabación, pero el feeling es ciertamente diferente.

Como nota positiva, no solo se han dedicado a regrabar las piezas más conocidas como el incombustible “Heavy Metal Breakdown”, “Shoot Her Down”, “Enola Gay – Drop The Bomb”, “Headbanging Man”, “Paradise”… y han incluido otras muy desconocidas como “Fire In Your Eyes”, “Playin’ Fools”, “Here I Stand” y “Tyrant”. Como extra de rareza máxima, se han atrevido con “Stand Up And Rock” de los ya nombrados DIGGER.

Sin entrar a escuchar, analizar y comparar en profundidad aquellas canciones con estas nuevas recreaciones, creo que Axel Ritt ha alterado por completo los solos de guitarra en determinados temas. También hay líneas vocales que se han llevado a un plano diferente, en ocasiones más rudo, más fiel a lo que hace GRAVE DIGGER en sus apabullantes directos.

Desde luego, han resultado ser grabaciones más corpulentas, algo que era muy de esperar. También valoraría positivamente la elección de temas, bastante acertada, tratando de equilibrar mucho clásico con un poquito del material que pasó más desapercibido en su día. Aun así, no recomendaría en absoluto este álbum a aquellos que ya posean las grabaciones originales. El motivo de ser tajante es que intuyo que podrían decepcionarse por el aspecto más pétreo con el que se ha dotado a su pasada obra, habiendo perdido buena parte del sentimiento que vivía y aún perdura en las primeras versiones de estas canciones.

Estos seguidores que conocen al pie de la letra esas grabaciones al menos podrán disfrutar de dos piezas nuevas de los germanos, “My Private Morning Hell” y “Young And Dangerous”. No he podido escuchar ninguno de los temas al no encontrarse dentro de la copia promocional suministrada por la discográfica, así que poco puedo añadir en ese sentido.

Los neófitos de GRAVE DIGGER en general, o de sus andanzas en los años del Muro de Berlín en particular, van a encontrar en “Exhumation (The Early Years)” una gran muestra de esos días de gloria.

Carlos Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí