GREEN DAY - ¡Uno!

0

Fácil lo tenían los americanos de GREEN DAY para sorprenderme con "¡Uno!" Y digo esto porque su anterior trabajo "21st Breakdown" podría ser ambicioso, podría ser conceptual, pero desde luego lo que sí fue es un tostón como la copa del pinco. Lejos han quedado los tiempos en que estos muchachos reventaban todas las listas de ventas y eran principales cabezas de cartel de los festivales (cosa que han vuelto a lograr, ahora en España con el BBK Live), años desde que Billie Joe Armstrong nos sorprendiera a todos con "Dookie" o "Nimrod"

Pero los tiempos cambian y la comercialidad manda, así que con "¡Uno!" GREEN DAY ha vuelto un poco a sus orígenes, a discos y temas más directos y divertidos pero sin llegar a la agresividad (que no fue tanta como nos quisieron vender) de sus primeros álbumes. Este nuevo trabajo. primero de una trilogía que demuestra que lo que son ganas desde luego no le faltan a la banda (ganas de estar otra vez en la cresta de la ola) se mueve mucho en los niveles de "American Idiot", algo de transgresión, pero no mucha, que los padres tienen que comprar los CDs a sus hijos.

GREEN DAY ha reducido claramente la “complejidad” de sus composiciones para alejarse de la mencionada densidad de su anterior trabajo y así encontramos muchos temas con reminiscencias a tiempos pasados… o más recientes como “Nuclear Family” que además de ser uno de los singles se parece poderosamente a “American Idiot”. Otros temas sin embargo son bastante originales para lo que suele ofrecer la banda como el medio tiempo popero “Kill The DJ”, su letra es atronadora.

Juegan también con estribillos facilones y monocordes como en “Stay The Night” y temas donde las guitarras vuelven a ser como antes, cortes como “Sweet 16” o “Loss The Control” cabrían en esta categoría.

Si tengo que elegir algunos temas, me quedo con “Carpe Diem” por lo que me ha transmitido al escucharlo, y es que GREEN DAY ya no es el GREEN DAY de mi adolescencia, pero lo intenta. Y lo intenta mucho, además, con el que creo que es la mejor canción de "¡Uno!" que es “Let Yourself Go”. Nadie que la escuche puede negar que ésta sí se parece a lo que pudimos escuchar en “Nimrod”, porque lo del “Dookie” ya parece de otra galaxia, lejana e inalcanzable.

No obstante, no es mal disco, pero prefiero escuchar las dos partes restantes de la trilogía para formarme una opinión sobre estos nuevos y mejorados GREEN DAY.

 

Txema Sáez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí