Hellfest 2016: Rammstein, The Offspring, Volbeat, Hatebreed...

0
volbeat-hellfest-2016

Hellfest 2016 - Viernes 17 de junio, Clisson, Francia

Crónica de los conciertos de RAMMSTEIN, THE OFFSPRING, VOLBEAT, DELAIN, AUDREY HORNE, STONED JESUS, SHINEDOWN, HALESTORM, MASS HYSTERIA, ANTHRAX, BULLET FOR MY VALENTINE, HATEBREED, DROPKICK MURPHYS, KVELERTAK y TREMONTI

Precrónica y primeras impresiones Hellfest 2016

Hellfest 2016 - Sábado 18 de junio - Twisted Sister, Korn, Disturbed, Within Temptation

Hellfest 2016 - Domingo 19 de junio - Black Sabbath, Amon Amarth, Ghost, Slayer, Tarja

Otro año más HELLPRESS no se perdió la cita del Hellfest Open Air que, de nuevo, daba un salto de calidad en esta edición de 2016, especialmente en lo referente al sonido y mejora de los servicios para los asistentes. Asistentes que, eso sí, como ya os habíamos contado en las primeras impresiones, y como venía siendo tónica habitual en las últimas entregas del festival, siguen siendo demasiados.

Llegada a Hellfest 2016

Un año más el Hellfest se convierte en uno de los festivales referentes en toda Europa y razones no le faltan. A pesar de que nos recibió con un clima mucho peor que el año pasado, no supuso un gran inconveniente para disfrutar del cartel que ofrecido en 2016. Un merecidísimo diez para la organización, que nos facilitó desde nuestra llegada el acceso al camping y a las instalaciones. Ante la inminente amenaza de lluvia, los caminos más transitados se encontraban ya preparados con material absorbente para evitar los barrizales y se habilitaron dos entradas a las zonas de acampada para los entusiastas que habíamos llegado horas antes de la apertura de puertas (pudimos entrar enseñando la entrada, sin necesidad de haber obtenido previamente la pulsera). La zona VIP estaba muy cuidada y con muchas facilidades para quienes no solamente íbamos a disfrutar del espectáculo. Zonas calientes y un rincón bien ambientado para descansar y recuperar el aliento después de la jornada de conciertos.

A pesar de que la vida bajo la lluvia se hizo a veces un poco difícil, no faltaron las bromas, e incluso, a veces parecía agradecerse frente a las altas temperaturas que nos visitaron el año pasado y que dificultaron la asistencia a los conciertos donde el sol atacaba con más fuerza.

Madrugamos para empezar con fuerza un festival que prometía ser inolvidable. TREMONTI fue una de mis mayores apuestas, pero debido a motivos logísticos, cancelaron su actuación. Este creo que fue el punto más negativo de la organización, que avisó demasiado tarde de que el concierto finalmente  sí se llevaría a cabo y además tocarían en el Valley en torno a la 1:15 de la madrugada.  Una gran decepción para quienes nos enteramos tarde y mal de dicho cambio.

Un sonido mucho más claro y limpio que el año pasado pero que dejó mucho que desear en algunas actuaciones como la de SLAYER, en la que a veces la guitarra solista apenas se escuchaba, o en la de HALESTORM, donde la increíble voz de Lzzy se veía ahogada entre el volumen de los demás instrumentos. El viento muchas veces castigaba la zona de conciertos, pero la organización y los técnicos de sonido intentaron solventar los problemas acústicos que pudiesen derivarse de su presencia.

DELAIN

La jornada arrancaba en el escenario Mainstage 1 con los holandeses DELAIN, quienes en media hora mantuvieron un buen nivel, con un sonido que ya a primeras horas se notaba mejorado. Poco tiempo sobre las tablas, pero sí pudimos disfrutar de cortes como “Suckerpunch” o “Mother Machine”. Estuvieron algo fríos, seguramente aún despertándose, pero con una sonrisa contagiosa. Apenas tocaron siete temas que fueron un buen calentamiento para lo que se venía, más de doce horas diarias de música, con más de cien bandas y queriendo ver al menos 30. Tocaba elegir y no ver conciertos completos.

delain-hellfest-2016

AUDREY HORNE

El siguiente en subir al escenario dos fue AUDREY HORNE, un grupo infravalorado, muy animoso y que suena genial. Los noruegos empezaron con su tema más conocido, “Redemption Blues”, lo que les garantizó una más que aceptable audiencia. Con mucha alegría y sonando realmente bien, tocaron casi del tirón, presentándose y enlazando un tema tras otro. “Youngblood” fue coreada por parte del público que ya conocía canciones de una banda que está cada vez más presente en los festivales de verano. Terminaron con “Waiting For The Night” y dejaron ganas de más, una pena que tocasen tan poco tiempo. A lo mejor la fórmula de cantidad al final pasa factura en la calidad de los conciertos.

audrey-horne-hellfest-2016

STONED JESUS

STONED JESUS, la formación ucraniana formada en 2009 por Igor Sidorenko (guitarra), Sid (bajo) y Viktor (batería), aunque cuenta con relativamente poco tiempo en escena ya tiene renombre gracias a grandes discos como “First Communion” y “Seven Thunder Roar”, que rápidamente se convirtieron en clásicos del género.

Su concierto empezó con “Electric Mistress”, temazo que recuerda a los primeros BLACK SABBATH, un rock psicodélico clásico para abrir apetito. Llegó después “YFS”, que se podría traducir como “Youth For Sale”, también con ritmos pegajosos, violenta y furiosa por parte del trío, intentando transmitir, en una gran composición reivindicativa, lo que sienten.

STONED JESUS demuestra que es una banda con una gran capacidad compositiva pero sin dejar de lado una parte extrema experimental con armonías sucias, extrañas y densas pero rápidamente se tornan en canciones veloces. Su siguiente corte, “Here Come The Robots”, nos ofrece un riff pegajoso y hasta bailable, un compás por parte de la batería muy técnico y con un sonido más punk deja una progresión de notas muy sentida, un disfrute total lo que nos regalan estos señores ucranianos.

Antes de cerrar su breve show nos otorgaron trece minutos de viaje con “I’m The Mountain”, donde se dan cita momentos extraterrestes con pasajes  pesados, expresivos y con un reclamo, psicodélico y progresivo, un cóctel de virtuosismo de STONED JESUS. Una gran y emocionante sorpresa que se puede considerar un clásico recién nacido.

SHINEDOWN

La banda de Hard Rock liderada por Brent Smith, SHINEDOWN,  no decepcionó a sus fans durante su actuación. La voz enérgica a la que nos tiene acostumbrados y un sonido potente y limpio sobrepasaron con creces los errores que hubo el año pasado. Abrieron con ''Asking For It'' de su disco ''Threat To Survival'' y siguieron con temas destacables como  ''Diamond Eyes'' o ''Enemies''.

shinedown-hellfest-2016

Un grupo que enamora en sus directos por la fuerza y la pasión que pone. Incluso en sus canciones más tranquilas en las que tuvimos tiempo para recuperar fuerzas, (como fueron ''Second Chance'' o ''Unity'') fueron cañeros y contundentes y pudimos disfrutar de la fuerza vocal de Brent. Sin duda, un regalo para los amantes del Hard Rock americano.

HALESTORM

Una de las sorpresas del día aconteció a la hora de la siesta española, HALESTORM. Los brutales hermanos Hale, Lzzy (vocalista) y Arejay (batería), dieron un espectáculo digno de ser recordado. Pudimos verlos en su máximo esplendor, disfrutando del ambiente e interactuando con el público en varias ocasiones. No me cabe duda de que Lzzy es de las mejores líderes encima de un escenario que he visto en mucho tiempo y además, su voz le hizo brillar con luz propia.

Los estadounidenses abrieron su actuación con ''Love Bites (So Do I)'', muy conocida por los fanáticos de la banda. Tuvieron varios problemas de sonido durante la actuación. La voz se escuchaba a veces muy alta, a veces muy baja, algo que pareció molestar a la cantante, quien se ausentó durante varios minutos.

halestorm-hellfest-2016

En el parón, el carismático Arejay se coronó con un increíble solo de batería con el que se metió al público en el bolsillo, y ella, a su vuelta, anunció con un grito que no parecía tener fin la canción de ''I Miss The Misery''. Cerraron una impecable puesta en escena (dejando al lado los problemas técnicos de sonido que nos sorprenderían en otros conciertos posteriores) con ''I Like It Heavy'', donde pudimos gozar de esa voz tan rasgada y potente que ha hecho famoso a este grupo de Pensilvania.

MASS HYSTERIA

Los locales MASS HYSTERIA fueron un auténtico torbellino, coincidiendo con HAVOK y JAMBINAI en las carpas, los galos se llevaron la palma en cuanto a asistentes y llamó la atención gratamente. Nos tocó ver al grupo bastante alejados del escenario debido a la gran multitud de gente que se agolpaba para disfrutar del espectáculo. Los amantes del Nu Metal estaban de suerte con este grupo que lleva más de veinte años en el panorama musical.

mass-histeria-hellfest-2016

Sonido impecable, muy contundente y que parecía enloquecer a la gente tanto por su calidad como por la ventaja que poseían al jugar en casa. Los franceses abrieron el concierto con ''Chiens  De La Casse'' que con su guitarra anunciaba la hecatombe que estaba a punto de estallar. Una lástima que apenas toquen fuera de sus fronteras. Acabaron con la canción ''Furia'' que no podía ser más acertada teniendo en cuenta lo entregada que estaba la audiencia.

Mouss Kelai sedujo al público con su energía y les animó a hacer un wall of death que estallaría al comenzar la canción. En definitiva, una de las actuaciónes destacables del festival, pusieron patas arriba el recinto, con la gente haciendo los primeros pogos de la jornada y dando continuidad a la locura que ya habían montado los también franceses LE BAL DES ENRAGES. Fue el perfecto entrenamiento para la oleada de conciertos que aún estaba por llegar.

ANTHRAX

anthrax-hellfest-2016-1

Los thrashers ANTHRAX ofrecieron un excelente concierto; la banda y sobre todo Joey Belladonna, están en un  excelente de forma. Joey, eléctrico sobre el escenario, animó al público de varias maneras llegando incluso a hacer el indio literalmente. Charlie Benante se mantuvo incombustible sobre la batería. Acompañados por Scott Ian, Frank Bello y Jonathan Donais, la formación estadounidense sonó como una apisonadora, arrasando con temas clásicos como “Caught In A Mosh” e “Indians”.

anthrax-hellfest-2016-2

Destacamos la presentación de una nueva canción, “Evil Twin”, del disco “For All Kings”. Siendo Francia y creo que sin darse cuenta, tocaron “Antisocial”, de TRUST, canción que ya habían interpretado unas horas antes LE BAL DES ENRAGES. Repitió fórmula y les funcionó, pero tendrían que haberse puesto de acuerdo. Aun así, gran concierto de estos grandes que nunca fallan.

BULLET FOR MY VALENTINE

Era la hora de BULLET FOR MY VALENTINE, que insiste en tener altibajos y con un nuevo álbum que le ha colocado nuevamente en el panorama musical, “Venom”, que ha recuperado las raíces del grupo. Esta banda difícil de catalogar (quizás entre el Metalcore y el Screamo no nos alejaríamos demasiado) realizó una actuación correcta.

bullet-for-my-valentine-hellfest-2016

La voz de Matt Tuck se vio bastante complementada por la del bajista Jason James que le dotaba de un poco de esa fuerza que a veces parecía faltarle en algunas partes de su repertorio. Comenzaron con ''No Way Out'', muy acertada y cañera para levantar al público. La base rítmica del impresionante Michael Thomas fue la más destacable  entre los integrantes, impecable, tanto durante las canciones como durante el par de minutos que duró su solo.

En temas como ''You Want A Battle?'' parecía que el peso que correspondía a la voz cojeaba, sobre todo en las partes donde la voz debía resaltar más. Un timbre bonito pero con poca presencia cuando cantaba sin el soporte de los instrumentos. Dejaron ''Tears Don't Fall'' para casi el cierre de la ceremonia, una de las mejores interpretaciones de su actuación.

KILLSWITCH ENGAGE

killswitch-engage-hellfest-2016-1

Acercarnos a la Warzone era una locura en cada concierto, y nuestra primera visita fue con el concierto ya empezado de KILLSWITCH ENGAGE. Pudimos ver que en ese escenario había un mundo paralelo al festival, abarrotado durante todas las jornadas y con un sonido nítido y sin fallos. Poco pudimos ver de KILLSWITCH, pero lo que quedó claro es que la voz de Jesse está en plena forma, dura, potente y sin miramientos, con el sentimiento de siempre y agitando al personal, que no paraba de hacer pogos y circles.

killswitch-engage-hellfest-2016-2

Entrar y salir del escenario Warzone era una auténtica odisea, no sólo por la cantidad de gente que se agolpaba, sino que también porque el cartel era para haber ampliado mucho más esa zona. No faltaron clásicos de KILLSWITCH ENGAGE como "My Curse" pero sí faltó "Holy Diver" de DIO, tema que vienen tocando y que parece que en esta gira se quedará en el recuerdo.

HATEBREED

Las nubes iban y venían encapotando y aclarando el cielo según les venía en gana, pero cuando le tocó el turno a HATEBREED, les dio por soltar un chaparrón breve pero intenso que hizo que el bolazo que se cascó la banda de Hardcore fuera todavía más épico si cabe. Y qué mejor forma de empezar el show que descargando el “Destroy Everything” de golpe y porrazo con el respetable aún expectante. Pistoletazo a la sien, breve presentación de su nueva obra “The Concrete Confessional” (2016) con sus dos singles de adelanto, “A.D.” y “Looking Down The Barrel Of Today”, para acto seguido ir soltando una tras otra su colección de perlitas.

Violencia, testosterona, ambientazo y lluvia refrescante para acompañar a temazos más recientes como  ”Honor Never Dies”, “Everyone Bleeds Now”, “In Ashes They Shall Reap”, “As Diehard As They Come”, “Never Let It Die”, “To The Threshold”...  pasando por otros más clásicos como “Last Breath”, “Perseverance”, “Tear It Down”, “Live For This”, “This Is Now” y “I Will Be Heard”, para poner el cierre perfecto a una actuación notable. HATEBREED está en un momento de forma envidiable y hubo de todo para todos, de modo que nada se le puede reprochar al bueno de Jamey Jasta y a sus secuaces.

VOLBEAT

Tuvimos la gran suerte de poder conocer a los daneses VOLBEAT durante la rueda de prensa que ofrecieron en el Hellfest y que tuvo lugar antes de la actuación de ANTHRAX. Fernando Lafora, compañero de batallas y reportero de ''Rock Machine Web'', consiguió hablar con Rob Caggiano (guitarra solista de VOLBEAT y ex ANTHRAX) para preguntarle por su posible colaboración en el concierto que tendría lugar apenas una hora más tarde de sus excompañeros, y entre risas, nos aseguró que por el momento no iba a ser posible.

Muy cómodos se les vio en el escenario cuando comenzaron con ''The Devil's Bleeding Crown''. La voz de Michael Poulsen fue recibida con los brazos abiertos y no decepcionó por su potencia e inigualable timbre. Una de las voces más representativas del panorama del metal actual.

volbeat-hellfest-2016-1

Esta banda representativa del Hard Rock - Rockabilly, nos sorprendió con temas bastante cañeros como el tocado en su apertura,  ''Dead But Rising'' , ''16 Dollars'', ''The Mirror And The Ripper'' y ''A Warrior's Call''. Sin embargo algunas de sus canciones no parecieron del todo acertadas, sobre todo para ser unos cabezas de cartel de sus dimensiones. Se pudieron intuir unos cuantos bostezos entre el público en canciones como ''Lola Montanez'' o ''Fallen'', un estilo que se aleja mucho de los primeros discos más teñidos de Heavy Metal y que habrían querido escuchar más fans de la banda danesa. Sonido impecable y una voz que muchos grupos envidiarían a pesar de que se echasen en falta más rugidos de guitarra.

DROPKICK MURPHYS

A continuación saltaban a la palestra los hijos pródigos de Boston, DROPKICK MURPHYS, con toda la intención de hacer botar y bailar a todo Clisson. Y vaya que si lo consiguieron. Habrá algún pureta que se podría quejar al no incluir ningún clásico de la vieja escuela (todo su repertorio estuvo centrado en su ristra de temazos desde el “Blackout” (2003) en adelante, pero para el que aquí escribe, el setlist no pudo estar mejor elegido a la hora de sacar adelante un show de una hora de duración y más en un festival de este calibre.

De todos es sabido que DROPKICK MURPHYS es una fábrica de facturar himnos disco tras disco y así lo demostró de principio a fin: seis pelotazos seguidos con “The Boys Are Back”, “Prisoner´S Song”, “Sunday Hardcore Matinee”, “Johnny, I Hardly Knew Ya” y la maravillosa “The Auld Triangle”. Tras este arrollador inicio, el único punto de relax lo puso la épica y coreable balada “Cruel” junto con un tema de adelanto del que será su próximo disco, del que dijeron que verá la luz a finales de año.

dropkick-murphys-hellpress-2016

Tras esta breve toma de aliento, volvieron a la carga con más ahínco en lo que fue un no parar hasta el final: “Famous Or Nothing”, “Citizen C.I.A.”, “Out Of Our Heads”, “The Warrior´S Code”, “Rose Tattoo”, “The State Of Massachusetts”, “Going Out In Style” y “I’m Shipping Up To Boston”. Con semejante derroche no me quedo corto al afirmar que fue uno de los conciertos más movidos y divertidos de todo el Hellfest.

RAMMSTEIN

Aún quedaba mucha carne para poner en el asador. Que se lo digan a los teutones RAMMSTEIN porque en esto de asar son unos maestros. Cabe mencionar que el que fuese con la idea de ver a una banda comunicativa y cercana ya se podría haber dado media vuelta, porque RAMMSTEIN, pese a su parquedad respecto al público, realiza todo un despliegue de teatralidad abrasadora y espectáculo sonoro y visual sin parangón. Los únicos alicientes novedosos que pueden ofrecer en comparación a otras giras, son los cambios que puedan realizar en la performance y en el repertorio de temas. Y también los hubo, de modo que todos contentos. Prácticamente en cada canción la temática era totalmente distinta en cuanto a juegos de luces y las diversas formas en que daban uso al fuego. Así pues, el show daba comienzo con el público bamboleándose de un lado a otro como si de una marejada se tratase con su nuevo tema “Ramm4”, compuesto a modo de homenaje por los títulos de muchos de sus temas pasados.

El sonido del que gozaron los alemanes durante todo el recital fue formidable y así lo comprobamos cuando tronaron “Reise, Reise” y la primera sorpresa del setlist, “Hallelujah”, canción inédita hasta la fecha incluida en la BSO de la primera película de “Resident Evil” y que hasta esta gira no había sonado nunca en directo. De seguido nos volvieron a sorprender con “Zerstören”, otro tema que nunca habían incluido en sus actuaciones y que es uno de los más duros y machacones de toda su carrera. El título de la canción viene a significar algo así como “destrozar”, de modo que el hecho de que Till Lindemann saliera a escena con una gabardina que le cubría de pies a cabeza, hacía presagiar algo muy gordo. Y en efecto, llegada la recta final de la canción, nos descubrió que debajo de su atuendo se hallaba un chaleco bomba que hizo estallar en una serie de vistosas explosiones que a nadie dejaron indiferente. Pronto llegaría “Keine Lust” con sus cañonazos de aire a presión y la locura de “Feuer Frei!” con sus ya típicos bozales-lanzallamas enganchados a las cabezas de Till y de los guitarristas Paul Landers y Richard Z. Kruspe.

Ya iba tocando un poquito de calma y la disfrutamos con la emotiva y solemne “Seemann” de fondo. Pero a partir de aquí no hubo cabida para más momentos de relajación porque en seguida empezó a sonar la que posiblemente sea la canción más teatral de su repertorio, “Ich Tu Dir Weh”, con el frontman germano subiéndose a una plataforma elevadora desde la que derramaría a chorro un bidón lleno de chispas sobre el pobre teclista Flake Lorenz que se encontraba dentro de una bañera metálica. Un descojone de lo más impresionante. Acto seguido, fueron soltando clásico tras clásico para deleite del respetable: “Du Riechst So Gut” con Till enarbolando un arco chisporroteante que hacía girar sobre sí mismo; la impresionante “Mein Herz Brennt” con Till echando fuego literalmente de su pecho; “Links 2, 3, 4”; “Ich Will”; “Du Hast”, con unos fuegos artificiales unidos por un cableado que recorría por encima de nuestras cabezas la distancia del escenario a la torre de sonido; y la épica versión de los DEPECHE MODE que ya han hecho suya, “Stripped”.

Para los bises se reservaban “Sonne”,  que terminó de abrasarnos las retinas con una cantidad de llamaradas que ya no sabías ni de dónde venían porque eran escupidas tanto desde los laterales del escenario como desde la parte de arriba y debajo de éste. Una auténtica locura.

El punto festivo lo puso “Amerika”, con un juego de luces que emulaban los colores de la bandera estadounidense y, para el final, la mágica “Engel”, con Till enganchado a unas alas metálicas gigantes a modo de ángel de las que para variar, no pararon de salir llamas. Tras este clímax, un sobrio saludo y una elegante reverencia a modo de despedida supusieron el cierre a una actuación memorable de una banda que, a medida van pasando los años, siempre le veo igual o mejor que antes y siempre ofreciendo un espectáculo a la altura del anterior.

THE OFFSPRING

La banda californiana THE OFFSPRING nos deleitó con un repertorio basado en clásicos como ''You're Gonna Go Far'', con la que abrieron su actuación, ''Want You Bad'', ''Come Out And Play'', ''Original Prankster'', ''Staring At The Sun'' y ''Self  Esteem'', con la que cerraron. Sin duda, jugaron sobre seguro apostando por temas tan conocidos como estos, más aún actuando después de los tan esperados RAMMSTEIN.

En cualquier caso, la marea de gente que abandonó el recinto tras el concierto de los alemanes fue inminente. Pocos fuimos los que nos quedamos a disfrutar del espectáculo, quizás debido a que han visitado ya nuestro país y Francia en innumerables ocasiones y no generaron tanta expectación como otras bandas. Sonido limpio, animados y siempre desenfadados, para acabar la noche con buen rollo y liberando las tensiones y el cansancio acumulados durante el día.

KVELERTAK

Tocaba correr superando el gentío para acudir a la fiesta de los noruegos KVELERTAK que, al parecer, ampliaron media horita más la duración de la que tenían estipulada en los horarios y lo aprovecharon a las mil maravillas. Básicamente se centraron en repasar sus temas más notorios junto con varios de los que pertenecen a su reciente “Nattesferd” (2016).

El único punto negativo fue que el volumen de la voz del siempre enérgico Erlend Hjelvik estuvo más bajito de lo normal. Por lo demás fue un bolazo para enmarcar. El recital dio comienzo tal como se inicia su nueva obra con “Dendrofil For Yggdrasil” y “1985”. A partir de aquí se fueron alternando temas nuevos como “Berserkr”, “Nattesferd”, “Svartmesse” y “Heksebrann”, junto con clásicos como “Mjod”, “Manelyst”, “Evig Vandrar”, “Ulvetid”, “Blodtorst”, “Undertro”, “Spring Fra Livet”, “Ordsmedar Av Rang”, “Bruane Brenn” y la homónima “Kvelertak” como broche final.

Gracias a esta amplitud en el horario, KVELERTAK se marcó un conciertazo construido a partir de un repertorio digno de cualquiera de los que puedan tocar en una sala ante su público, cosa que también les sirvió para reivindicarse como una de las bandas del momento.

TREMONTI

Tras este buen sabor de boca que nos había dejado la primera jornada, ya marchaba hacia la salida cuando de repente, al pasar de refilón frente al escenario Valley, escuché una canción de lo más familiar. No era otra que “You Waste Your Time” de TREMONTI. Menuda sorpresa la que me llevé. Ni idea tenía de que el afamado guitarrista finalmente pudo acudir a Hellfest recolocando su actuación a última hora. Resulta que lo habían anunciado en las redes sociales, pero para muchos (entre los que yo me incluyo) seguro que les pilló totalmente de improviso. Una verdadera lástima para los que se lo perdieron porque fue un concierto breve pero magistral.

Con esto quiero volver al párrafo en el que hacía hincapié en el jarro de agua fría que suponía esta aparente cancelación para así poder alabar su posterior encaje en los horarios para alegría y sorpresa de todos. De modo que eché a correr para coger un buen sitio todo lo delante que pude. Tuve la suerte de disfrutar la mayoría del concierto, ya que solamente me había perdido el arranque con “Another Heart” y “Cauterize”.  Sonidazo y una actitud de lo más intensa la de Mark Tremonti y compañía al interpretar los temas nuevos de su último trabajo “Dust” (2016) con “Catching Fire”, “Betray Me” y “My Last Mistake”. Todavía hubo tiempo para hacer un repasito a algunos temas anteriores como “Radical Change”, “The Things I’ve Seen” y la cañera “Wish You Well” para finiquitar un show que fue lo más parecido a un regalo caído del cielo.

 

Crónicas: Elisa Jorge Boix, David EH, David Koma Julianes, Yalinku Melero y LS

Fotos: Yalinku Melero (Yalinku Photos)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí