HERMAN FRANK - Two For A Lie

0
HERMAN FRANK - Two For A Lie

"Two For A Lie", un álbum de un auténtico currante del Heavy Metal

Pocos músicos de la actual escena metalera europea hay que puedan exhibir con orgullo una hoja de servicios tan intachable como la del bueno de Herman Frank, que ahora nos ofrece su quinto trabajo en solitario, "Two For A Lie".

Saltó al estrellato en los 80 de la mano de sus paisanos de ACCEPT con quienes rubricó el que muchos consideramos como el mejor disco de su ya larga trayectoria, el categórico “Balls To The Wall” y, pese a no seguir mucho tiempo con ellos después, gozó de una espectacular segunda oportunidad con la llegada de Mike Tornillo a la banda y la grabación de otros tres excelentes discos de puro Heavy Metal teutón (Herman decidió dejar ACCEPT a finales de 2014 para que sus composiciones vieran la luz).

Entre una etapa y otra de su paso por la banda de Wolf Hoffman, Frank lideró otra de las bandas esenciales de la escena Hard & Heavy alemana, los infravalorados VICTORY, con quienes llegó a grabar ocho discos, además de protagonizar otras aventuras puntuales como los PÄNZER que montó junto al exbatería de ACCEPT Steffan Schwarzmann. Añadamos a todo esto la larga trayectoria de Frank como productor y compositor para otras bandas y tendremos ante nosotros a un verdadero currela del Metal que merece toda nuestra atención y reconocimiento.

Los acompañantes de Herman Frank

La banda que Herman Frank ha montado para sus deleites en solitario está cimentada en la voz de Rick Altzi (MASTERPLAN) y el bajo de Michael Müller (JADED HEART). Para este disco cuenta también con la labor a la guitarra de Mike Pesin y de Kevin Kott a la batería. Juntos han forjado una pieza de puro acero alemán que se suma a la ya larga “saga ACCEPT” con muchos galones.

Las canciones de "Two For A Lie"

La apertura con “Teutonic Order” deja las cosas muy claras desde el principio: esto es puro y duro Heavy Metal de factura teutona. Riffs ametrallantes, baterías bombásticas, arreglos melódicos que te animan a invadir Polonia, por lo menos, y voces directas a la cara acompañadas de coros masivos y solos repletos de pólvora asesina. “Venom” no baja el pistón ni por un momento, aunque ofrece un perfil algo más melódico gracias a las aportaciones melódicas de Altzi a la voz en unas estrofas de aires más americanos que europeos. Son verdaderamente notables las guitarras de Frank y Pesin tanto a la hora de machacar riffs de grueso calibre como cuando reparten solos afilados y melódicos de los que encajan como un guante en la estructura melódica de la canción. Más oscura y veloz es “Hate”, una canción que casi podría encasillarse en el género del Power Metal gracias a la incansable batería de Kott y a los riffs asesinos de Frank y Pesin. Melódicamente la canción no tiene la pegada de sus predecesoras, pero hay que destacar que el solo de guitarra es de un frenesí acelerado digno de aplauso.

“Eye Of The Storm”, tema del que han rodado un impactante videoclip, sigue la senda de sus antecesores aunque nos ofrece una interpretación vocal de Altzi algo más pausada y matizada pudiéndose apreciar la maravillosa voz del vocalista de MASTERPLAN. Los estribillos y los coros que los acompañan remontan la pequeña bajada melódica de su antecesor y nos presentan una banda bien trenzada tanto rítmica como melódicamente y casi podría decir que estamos ante uno de los mejores temas de “Two For A Lie”.

La batalla prosigue con “Liar”, un tema más pausado (ya tocaba algo de aire) y aquí es donde de verdad apreciamos la espectacular voz de Rick Altzi, que en los temas más rápidos parece un poco ahogado, pero que en estos medios tiempos brilla con luz propia y demuestra por qué está en la banda en la que también estuvieron Jorn Lande y Mike DiMeo, nada menos. El solo de guitarra de Frank es también más melódico, con notas largas y escalas melódicas de corte netamente europeo. Un gran tema en un tempo en el que tal vez deberían prodigarse más.

Pero no vayamos a equivocarnos, esto es Metal europeo del siglo XXI y por lo tanto aquí hay gasolina de alto octanaje que quemar a toda pastilla. Así, “Hail the New Kings” es toda una avalancha de dobles bombos, riffs acelerados y solos pirotécnicos sobre los que planea con alguna dificultad la voz de un Altzi algo menos cómodo, pero que cumple con solvencia. El solo de guitarras dobladas en su arranque bebe directamente de la influencia de ACCEPT, aunque luego deriva a tesituras más agresivas. Buen tema, en definitiva que en directo (cuando los haya) va a ser una verdadera fiesta.

“Just A Second To Lose” aplasta todo a su paso como un panzer hecho de auténtico acero de Krupp, algo menos acelerado que la tónica general del disco, pero absolutamente implacable. Está claro que es en estos tiempos menos frenéticos donde apreciamos mejor las esencias melódicas de la banda y donde más y mejor se puede disfrutar de la maestría compositiva de Frank a la hora de gestar verdaderos himnos de metal.

“Danger” es aún algo más pausada y tiene un inconfundible aroma a los tiempos del “Balls To The Wall” de ACCEPT aunque sin llegar las cotas de inspiración de aquella obra magna. Los coros son pegadizos, pero falta algo de inspiración y podríamos decir que el tema queda en un quiero y no puedo.

Enfilamos la recta final del disco con el épico “Stand Up And Fight”, un tema que arranca con una especie de intro de corte majestuoso para luego lanzarse ladera abajo a toda velocidad y un aire tan calcado al legendario “Kill the King” de RAINBOW en las estrofas que me extrañaría si no saltasen los radares de copyright en alguna discográfica. Salvo este “exceso de inspiración” el tema es de los que abren un bolo y te vuelan la cabeza. Rápido, conciso, lleno de ganchos y melodías pegadizas hechas para ser cantadas a voz en grito en los directos de la banda. Lo de la inspiración blackmoreana llega incluso al solo de guitarra y al desarrollo final de un tema muy notable si no fuera por el constante deja-vu.

Un disco que satisfará a los seguidores de ACCEPT

El broche final lo pone “Open Your Mind”, un corte marcial, rudo y oscuro que nos vuelve a recordar a todo lo hecho por Frank en su paso por la “nave nodriza”. Buen disco, en definitiva, que agradará a los seguidores de ACCEPT y que demuestra que Herman Frank es un músico curtido en mil batallas al que hay que seguir de cerca porque todo lo que toca lo convierte en metal teutón. ¡Gut gemacht, Herr Frank!

Discográfica: AFM Records

Más información sobre la banda del guitarrista en su Facebook oficial.

El disco está disponible en Amazon y AFM Records.

Reseña
Nota
7.5
Artículo anteriorPOWER PALADIN: Vídeo animado de "Creatures Of The Night"
Artículo siguienteANTYRA presenta "Hungry Lions" de su disco "Poiema"
Desde los 15 años enredo con las letras y las palabras para intentar describir la inmensa sensación de felicidad que me provoca el Rock. He hecho radio, fanzines en papel (sí, viejuno que es uno...) y desde hace unos años colaboro en esta apasionante aventura llamada HELLPRESS. El Hard Rock y el Heavy Metal clásico son mis pasiones aunque también me emociona el Progresivo y algunos sonidos extremos. Desde hace tres años canto en Electric Funeral-Black Sabbath Tribute y ahora también en Black Mamba. La Música es el Latido del Universo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí