HOODED MENACE - The Tritonus Bell

0
Hooded Menace The Tritonus Bell

"The Tritonus Bell" abre nuevos senderos para la banda finlandesa de Doom-Death Metal

Quizá has escuchado algo al respecto, así que te lo confirmo: los HOODED MENACE de “The Tritonus Bell” no son los de “Fulfill The Curse”. ¿Pensarlo te produce espanto? Pues voy a darte algunas pistas más: su sonido es más accesible, limpio y variado que nunca. Tan melódico que toca en algunos momentos los peligrosos (en este contexto que nos ocupa, al menos) terrenos del Melodeath. ¿Todo esto, ahora sí y a priori, te llena de pavor? Tranquilo, has venido al sitio adecuado porque a mí me pasaba exactamente lo mismo.

De hecho, y solo por las referencias que llegaban de oídas (no renunciaré a mis prejuicios pero sé cuándo mandarlos al garete), estaba dispuesto a sacar un hacha de guerra que metí al cajón en cuanto escuché por primera vez “The Tritonus Bell”. No, estos no son aquellos HOODED MENACE. Pero cuando se reúne tanto talento, tanta convicción y tanta energía metálica, casi cualquier plan puede funcionar. Y este que se materializa en “The Tritonus Bell” ha funcionado, vaya que sí.

A conciencia, para dejar el terreno allanado, he empezado agitando todas las señales de alarma posibles para los seguidores de largo recorrido de uno de los grandes nombres del underground extremo europeo en los últimos (casi) quince años. HOODED MENACE, durante ya casi tres lustros, ha sacado brillo a su origen finlandés, a su esencia Death/Doom y a su amor por el terror clásico y, en concreto, el fantaterror español, especialmente las películas de Amando de Ossorio; Sus templarios arrancados de la tumba, la inolvidable saga del terror ciego. Pero, se haya querido ver o no, también ha ido evolucionando, puliendo su sonido desde aquel rugoso, muy crudo y maravilloso “Fulfill The Curse”. Lo cierto es que, con perspectiva, la trayectoria completa (seis discos ya, casi todos extraordinarios) del grupo invita, en realidad, a no llevarse las manos a la cabeza con el resultado de “The Tritonus Bell”. Pero el salto, eso es también cierto, es muy grande desde los abismos Doom de su predecesor, "Ossuarium Silhouettes Unhallowed". La cuestión, repito porque es sencillo en realidad, es que funciona. Por mucho que prefieras a HOODED MENACE en versión más extrema y oscura, más cruel, va a ser difícil que tengas queja en cuanto escuches esta nueva propuesta. Te doy mi palabra.

La versión expansiva de HOODED MENACE

Porque, en definitiva, este es un fantástico disco de Metal con menos etiquetas de las que uno cabría esperar. La base sigue siendo el Doom/Death (ahora más Death/Doom, que el matiz existe), desde luego, y la esencia de HOODED MENACE sigue presente por cada rincón de este nuevo trabajo que, desde ahí, acelera en una carrera frenética que incluye pasajes uptempo que van del Death al Thrash y un Heavy Metal tradicional, muy ochentero, que se convierte en el ingrediente fundamental para alterar la receta final. Este es, en sus entrañas, un disco muy clásico, muy Heavy, que casi como aviso para navegantes incluye una versión de “The Torture Never Stops” de W.A.S.P.

Nunca había habido tanta NWOBH en HOODED MENACE, ni una inclinación melódica tan expansiva y cercana al Death Melódico. Ni cargas de Death Metal tan descargado de su componente Doom, ni desde luego una producción tan cristalina como la que firma nada menos que Andy LaRocque. Nunca había habido en HOODED MENACE tanto MERCYFUL FATE/KING DIAMOND, tanto CANDLEMASS, tanto ANGEL WITCH, tanto MEGADETH y METALLICA, tanto WITCHFINDER GENERAL y SAINT VITUS. Y como sigue habiendo una dosis notable de PARADISE LOST, ASPHYX, RUNEMAGICK, COFFINS y AUTOPSY, el resultado acaba siendo arrebatador.

El éxito es, como siempre con este grupo, el resultado de un fabuloso trabajo de guitarras. Lasse Pyykkö y Teemu Hannonen vacían el cargador de riffs majestuosos, formidables, melodías más luminosas de lo habitual, solos muy clásicos y unas armonías ochenteras que mezclan con el sonido más opaco y agresivo que es marca de la casa para generar una visión completamente nueva, una cara hasta ahora desconocida para HOODED MENACE. Un riesgo asumido a conciencia y con un resultado arrebatador, fantástico. Como la producción, la portada y una temática que sigue resultando terrorífica, con olor a terruño húmedo de cementerio. Este es un disco de Metal Extremo, desde luego. Pero abierto, variado y extremadamente divertido. Accesible, aunque el término a veces nos ponga los pelos de punta. Adjetivos que, evidentemente, están a años luz de poder aplicarse a los inicios de este tremendo grupo. Pero si esto es lo que hay, que sea así. Con una apuesta a la que resulta tan fácil rendirse: el talento que desborda “The Tritonus Bell” lo deja, de hecho, en bandeja.

Composiciones largas, como siempre, basculan en un equilibrio titánico entre la NWOBHM (hay riffs marcadísimamente ochenteros en “Blood Ornaments”, por ejemplo), el Death Metal clásico, el Doom/Death y el Doom Melódico. Con carisma (gran trabajo vocal de Harri Kuokkanen), con un tremendo ardor metálico y una calidad musical que a estas alturas está garantizada pero no deja de ser deliciosa.

HOODED MENACE, una banda extraordinaria

Hay un nuevo público que puede disfrutar mucho con este disco y hay, al mismo tiempo, un respeto meticuloso a los seguidores clásicos. La esencia se mantiene (más o menos) inmutable. Este es un caso de evolución sin traición para crear, por encima de todo, un disco muy disfrutable, energético, imponente. HOODED MENACE es un grupo extraordinario y, aunque sea inevitable un punto de nostalgia al recordar lo que se ha ido (veremos si para siempre), resulta imposible (al menos en mi caso) resistirse a la energía y la personalidad de “The Tritonus Bell”. Por encima de todo, un excelente disco de Metal. Sin más etiquetas.

Canciones de "The Tritonus Bell"

1. Chthonic Exordium (1:16)
2. Chime Diabolicus (8:10)
3. Blood Ornaments (9:01)
4. Those who absorb the Night (5:52)
5. Corpus Asunder (7:17)
6. Scattered into Dark (9:05)
7. Instruments of Somber Finality (2:45)
Bonus
8. The Torture Never Stops (versión de W.A.S.P.) (4:07)

Discográfica: Season Of Mist

Más información sobre HOODED MENACE en su Facebook.

Reseña
Nota
8.5
Artículo anteriorFLESHGOD APOCALYPSE: Nuevas fechas en 2022 y OMNIUM GATHERUM entra por EX DEO
Artículo siguienteSTAR ONE: Lyric video de "Lost Children Of The Universe"
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí