HUMMANO - We Hate You All!!!

0

Una contundente base de Deathcore como ingrediente principal y más vistoso, algunos puñaditos de Djent y Death Melódico y, finalmente, todo ello salpimentado levemente con otro poco de Metal Extremo. Se podría decir, a modo de titular, que esos son los explosivos condimentos que hallamos en este ardiente “We Hate You All!!!”, el incendiario y demoledor nuevo disco de HUMMANO, el segundo en la cuenta personal del cuarteto madrileño.

Desde hace un tiempecillo, y como hemos podido comprobar en festivales patrios de la talla del Resurrection Fest, se viene estilando un modelo de banda que parece haberse hecho un hueco en la escena metalera a base de combinar recursos de los géneros citados anteriormente, creando así un sonido más o menos personal pero, por momentos, innovador si tomamos como patrón de medida la cuantiosa cantidad de formaciones a la que puede llegar a recordarnos la banda en cuestión, en este caso HUMMANO.

Dentro de esta amalgama de agrupaciones, HUMMANO escupe metralla de principio a fin en su segundo compacto. Ahora bien, creo que su mala leche y su violenta propuesta musical convencerá más a fans de bandas como DEVILDRIVER, BLACK DALIAH MURDER y DESPISED ICON, aunque estas entre sí sean también bandas dispares, que al seguidor exclusivista y algo más conservador musicalmente hablando del viejo material deathmetalero de DYING FETUS e IMMOLATION. Todo es cuestión de gustos, pero situándome en la mentalidad del clásico y típico fan del Brutal Death, y sabiendo que es un género en el que sigue habiendo muchos tabúes y cierto espíritu clasista y protector con el estilo de marras, me atrevería a decir sin tapujos que esta no es banda para ese prototipo de oyente, si bien es cierto, como he apuntado antes, que en HUMMANO encuentras resquicios, a veces meramente casuales y otras con un desarrollo compositivo notorio, de Brutal Death Metal.

Por haber, en este “We Hate You All!!!”, hay de todos y para todos. Un sonido mastodóntico y engorilado que es pura dinamita en el que resaltan la robustez de las guitarras, la taladradora base rítmica, donde se usa y abusa del doble bombo veloz y abrasivo que le da una textura muy encabronada a los temas, y la versatilidad en las voces por parte de Shito, el cual maneja bien varios registros, llegando a recordar desde a Börn Strid de SOILWORK cuando tira de voz rasgada y áspera hasta a David Vincent de MORBID ANGEL cuando agrava su voz y satura de guturales sus alaridos. Por ejemplo, en “Conscious Orchiectomy”, el tema de apertura, el susodicho nos deleita con ambas modalidades de canto, evidenciando un tremendo potencial que personaliza bastante el sonido de la banda.

“You Suck” es una pieza que nada en ese género creado a caballo entre el Death Melódico y el Deathcore. De hecho, Shito llega a recordarme al viejo Anders Friden de IN FLAMES, solo que el tema acaba buceando en un mar de brutalidad auditiva, al más puro estilo de bandas como ALL SHALL PERISH y DESPISED ICON, lo cual complica más su ubicación genérica. Por cierto, el videoclip de esta canción, cargado de humor, cachondeo y guiños a la mítica serie “El Equipo A”, no tiene desperdicio.


Vídeo de "You Suck"

Asimismo, “WTF?” ahonda en la vertiente más pesada de la banda, de nuevo con algunos guiños al Death Metal de bandas como SUFFOCATION, idónea para hacer headbanging y con un riffeado en algunas fases con cierto regustillo a la escuela de Gotemburgo. De lo mejorcito del disco.

Desde su inicio, “Bitch Slap” muestra un guitarreo grueso y modernete, en la línea de formaciones como DEVILDRIVER, y con unos leves e interesantes blast beats y cambios que le dan esa apariencia Djent a la canción. Por su parte, “Pseudocidal” vuelve a imprimirle algo de velocidad al plástico, haciendo que nuevamente emerja la sombra del sonido de Gotemburgo, aunque el envoltorio de HUMMANO tenga en casi todo momento ese sello cuyo apellido es “core”.

“I Blew My Dog And I Liked It (Katy Perry)” pone la nota graciosa y disparatada, también por el título, que en muchas ocasiones hemos visto en bandas de Brutal Death o Grindcore especialmente, y lo hace con un tema de siete segundos donde básicamente, como podrás imaginar, se escucha un gruñido atropellado por todos los instrumentos de HUMMANO. Tras la gracieta de turno, “Aliens & Shit” vuelve a supurar Deathcore, con la colaboración incluida de Turri, voceras de THIRTEEN BLED PROMISES, el cual ha puesto al servicio de la banda su timbre agónico, redecorando un tema más desquiciado aún si cabe.

“Omphaloseptic” hace hincapié en el Metalcore/Melodeath de tinte moderno con sus ráfagas de mayor salvajismo por momentos, sobre todo en el tramo final. En los bises nos topamos con “Open Your Mouth And Swallow”, otra pieza con un esqueleto deudor de bandas como IN FLAMES y SOILWORK en su etapa menos clásica, esto es, velocidad comedida y riffs entrecortados a partes iguales, y “I, Hater”, que de inicio suena muy americana y hace que me venga a la mente CHIMAIRA. Envolvente y con mucho groove.

En su conjunto, estamos ante una banda aperturista y movediza que bajo un manto de sadismo auditivo bastante generalizado y sin azúcar añadida (se agradece la total ausencia de voces limpias) ha logrado crear un trabajo sólido y demoledor, ejecutado con bastante saña, que hará que no vuelve a crecer la hierba a su paso.

Quizá para algunos oídos, este disco supondrá una de cal y una de arena, pero si acudes a él con más ánimo de desetiquetar que de etiquetar y sabes a su vez apreciar el Metal frondoso y borrico, te gustará. Además, creo que la banda ha acertado de cara a darle más dinamismo y variedad a su lanzamiento con el equilibrio entre unas sonoridades más extremas y otras más mainstream e incorporadas desde hace tiempo al mercado metalero más común.

Para finalizar, un inciso. La portada del compacto me parece horrenda, aunque todo va en gustos. Eso sí, permitidme aclarar que la banda no lo hace con ningún ímpetu ofensivo hacia todo el movimiento Glam y hard rockero de los 80, como en un principio cabría pensar, sino para quitarle un poco de hierro al asunto y reírse, más que otra cosa, de sí mismos, queriendo demostrar que la calidad musical no tiene porqué estar reñida con el sentido del humor o del ridículo, según se vea también.

 

Jorge Osoro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí