IMPALED NAZARENE - Eight Headed Serpent

0
Impaled Nazarene Eight Headed Serpent

Regreso al salvajismo con "Eight Headed Serpent"

¡Sed testigos del regreso triunfal de IMPALED NAZARENE! Después de siete años, tenemos el nuevo álbum de estudio “Eight Headed Serpent” (su decimotercero). Finalmente se desata en este patético mundo lleno de débiles, impostores, gente que pone la otra mejilla, esnifadores de pegamento e ignorantes con su cultura de cancelación y señalización de virtudes.

Así de cazurramente se anuncia el regreso de la banda finesa de Black Metal liderada por el inefable Mika Luttinen. Por supuesto él solo no podría crear este ataque brutal a los sentidos y así le acompañan Reima Kellokoski a la batería (el miembro más veterano después del propio Mika desde 1995), Mikael Arnkil al bajo (desde el 2000) y Tomi "UG" Ullgrén a la guitarra (el más novato desde 2007) .

Y es que uno no espera menos de este grupo que lleva desde 1990 abrasando con su Black Metal crujiente, crudo y de aspiraciones y sonido crustie (a veces incluso grind), que durante ya 31 años se ha dedicado a reírse de la cultura que acoge su música con una mezcla de satanismo, sexo degenerado y total desprecio por lo políticamente correcto. Aunque empezaron como un grupo de Black Metal Lo-Fi, tradicional con el tiempo han ido incorporando mucha bestialidad Hardcore y Grindcore y abrasión Thrash en el cóctel que no es para gente que busque música progresiva.

Hostiazo en la cara desde el minuto uno, IMPALED NAZARENE no se anda con tonterías

Sin más dilación y con una intro estilo "Exorcista", sueltan una bomba nuclear de 666 megatones (parafraseando su presentanción del disco) en la forma del primer tema del álbum "Goat Of Mendes". Con una línea de bajo insidiosa y mucha energía, sorprende por la frescura de su sonido y crea una atmósfera que no decae hasta el último corte. Tras el bombazo, llega una oda a MOTÖRHEAD (no en vano, en sus inicios sacaron un tema llamado "Motörpenis") en la forma del tema que da título al trabajo, "Eight Headed Serpent", y desde ahí el ritmo frenético no se detiene en ningún momento.

Sería fútil intentar destacar un tema sobre otro, porque en realidad esto funciona como un megasingle o al estilo de un concierto de RAMONES sin el one-two-three. Hostiazo tras hostiazo en la cara, con apenas mínimos matices y una mala hostia que llegan a momentos de éxtasis en temas como "Debauchery & Decay" o "Unholy Necromancy" (con ese comienzo que se acerca al Brutal Death Metal más salvaje nunca imaginado en su canon).

32 minutos de pura misantropía sónica y nada más

Poco más de media hora dura el LP. Ni videoclips, ni leches. La única sorpresa que te encuentras en las 13 canciones que lo contienen es el final de lánguido medio tiempo llamado “Foucault Pendulum”, que despide la matanza con una exhortación perfecta tras la barbarie acaecida. Y la verdad, podríamos meternos en las letras o en las intenciones del disco, pero creo que es mucho mejor usar una frase que ellos mismos utilizan para definirse y que de alguna manera desenvuelve el concepto del disco cual regalo de navidades: “IMPALED NAZARENE plays IMPALED NAZARENE and don’t give a fuck”. Y que sigan así muchos años más, haciendo un gran corte de mangas al mundo de la manera menos civilizada posible.


Discográfica: Osmose

Más sobre la banda en su Facebook.

Reseña
Nota
7.5
Artículo anteriorNEW HORIZON es la banda de Power Metal de Erik Grönwall y Jona Tee
Artículo siguienteMartin Popoff publica el libro "Judas Priest: A Visual Biography"
Locutor en la radio libre Irola Irratia durante los últimos 13 años. Colaborador de múltiples fanzines desde 1997 y musiquero ecléctico que disfruta del Doom de batalla de Conan como de la psicodelia oscura de Black Angels o el Black Metal primitivo de Burzum.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí