IRON SAVIOR - The Landing

0

 

Cuaderno de bitácora. Entrada de noviembre de 2011. Tras el último contacto con IRON SAVIOR en 2007 y los posteriores intentos para conocer la ubicación y estado de la nave, hemos vuelto a recibir señales de su actividad en la Tierra. El capitán Piet Sielck y el resto de la tripulación han aterrizado de nuevo cumpliendo su dificultosa misión: entregar un gran álbum de Heavy Metal, "The Landing".

Y hacía falta, la verdad, que un nombre importante de esa escena como IRON SAVIOR se soltara con un trabajo del calibre de "The Landing". Ya van unos años de satisfacción incompleta con los discos de grupos de referencia como BLIND GUARDIAN o GAMMA RAY, y en cambio ahora Piet Sielk ha salido de nuevo a la luz, dando un puñetazo en la mesa y sacando once temas frescos, poderosos y en la línea de siempre. Power Metal alemán potente, y con todas las canciones presentando ese halo mágico de los mejores trabajos del estilo a finales de los 90.

Podría destacar todas las composiciones por algo, es un trabajo que atrapa a nivel global porque está repleto de buenos momentos en todos los temas, pero me quedaría especialmente con "No Guts No Glory", con un puente y un estribillo memorables, o "Heavy Metal Never Dies", un single imparable. Siempre me ha gustado esta música a la cara, tan pesada como veloz y melódica y, por qué no decirlo, repetitiva en el caso de IRON SAVIOR.

Esa repetición en el método es uno de los rasgos de los alemanes. Sus esquemas están tan definidos que, escuchando un álbum suyo de cualquier época, tendrías el patrón de al menos el 90% de lo que es el resto de su carrera musical. Pero claro, luego escuchas canciones como "The Savior" o trallazos como "Starlight", "March Of Doom" o "Faster Than All", la emotividad de "Moment In Time" o "Before The Pain", la épica "Hall Of The Heroes" y es cuando piensas: "¿acaso se pedía otra cosa?" La respuesta es aplastante y sencilla, y ya la sabéis todos. Su ecuación funciona y no van a cambiarla, ni deben.

Y después de todo este tiempo con varios trabajos de calidad, después de este inmenso disco... ¿Quién dijo que no había vida después de Kai Hansen? Estamos de acuerdo en que es un músico clave para entender el Heavy Metal en Europa y el desarrollo del Power Metal (europeo), pero IRON SAVIOR supo sobrevivir sin él, y ahora el grupo se ha marcado uno de los mejores discos del año en el estilo. Tras un largo viaje de cuatro años, los alemanes han realizado un aterrizaje perfecto. Bienvenidos de nuevo.

 

Carlos Herrero

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here