KISSIN' DYNAMITE - Money, Sex & Power

0

Era yo muy reticente a escuchar el tercer trabajo de los alemanes KISSIN' DYNAMITE, titulado “Money, Sex & Power”, principalmente porque sus dos primeros LPs me parecen de lo mejor que se ha publicado en el mundillo del Hard Rock con tintes de Heavy Metal clásico en lo que llevamos de siglo. Y claro, este tercer trabajo puede ser el escalón definitivo para la banda, pero también puede ser una demostración de que lo anterior era o un espejismo o un golpe de suerte.

El resultado, tras haberlo escuchado muchas veces, es que si bien no supera al increíble “Addicted To Metal” del 2010, es mucho mejor que la mayoría de la morralla actual, al igual que su segundo álbum, este trabajo es un disco excelente que con una base pura de Hard Rock conjuga elementos del Heavy Metal o de otros estilos más similares como el AOR. Pero sobre todo es un trabajo que invita a escucharlo una y otra vez por lo ameno, variado y divertido que es.

El primer corte se titula igual que el disco, y me resulta curioso porque al igual que en su segunda obra, la citada “Addicted To Metal”, es, con diferencia, el peor corte del álbum. Se trata de una composición forzada para una canción cansina y carente de la fuerza que tendría que tener un primer tema, pues sirve como tarjeta de presentación de lo que está por venir.

Menos mal que llega “I Will Be King” y desde esa apertura donde predomina el guitarreo con serias reminiscencias macarras a lo MÖTLEY CRUE, te olvidas rápidamente de la primera canción y te preparas para lo que está por llegar, como suele ser habitual en los teutones, el resultado es un tema con un estribillo muy coreable. Bajando un poco la intensidad y sin abandonar la senda del Sleaze tenemos una canción medio-tempo con un buen montón de guitarras con efectos.

“Sex Is War” es sin duda mi tema favorito de este trabajo, donde la banda demuestra todas las virtudes que le llevo adjudicando durante toda esta crítica. Destacan que por primera vez casi en los tres discos que llevan en el mercado hay una presencia, aunque un tanto velada, de coros. Llegamos a la tramposa “Club 27” que comienza semi acústica y rápido vuelve a unos derroteros más potentes, el sonido de este tema me recuerda mucho a temas ochenteros de grupos como HURRICANE o STRYPER, salvando las distancias no ya temáticas, si no también estilísticas.

Un tema que tampoco me ha gustado especialmente es “Dinosaurs Are Still Alive” y eso que es bastante divertida, otra de los must-have en sus conciertos, pero oigan, cuando un tema no entra pues no entra. Llegamos a “Sleaze Deluxe” como su nombre indica ya podrán imaginarse por donde van los tiros, y aunque no llega a ser tanto como promete si es una composición más que decente.

Vamos con las últimas canciones, con “Ego-Shooter” llegamos a un punto álgido donde el cantante, el crack Hannes Braun, echa el resto. Además, en la parte instrumental destaca la batería al llevar un ritmo machacón para que la fiesta (no se porque, hablando de esta banda siempre acabo llegando a esta definición para ellos) no pare. Terminamos con “Six Feet Under” que posiblemente es técnicamente la mejor canción de todo el trabajo, a destacar la segunda guitarra de Jim Müller.

Un gran disco para una banda que ardo en deseos de ver, pero que no es que se prodiguen mucho por España. Para una vez que vienen, son segundos teloneros de los cansinos DRAGONFORCE, un estilo que no pega ni con cola, en fin… menudos señores promotores…

 

J. M. Sáez

Artículo anteriorKILMARA está grabando “Love Songs And Other Nigthmares”
Artículo siguienteNuevo vocalista en ARTILLERY: Michael Bastholm Dahl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí