Crítica de "Eterno Linaje", el segundo álbum de MONASTHYR

0
Eterno Linaje: Disco de Monasthyr
Portada de Eterno Linaje

MONASTHYR vuelve a sacar un larga duración diez años después

Desde Mieres, MONASTHYR regresa con un segundo álbum “Eterno Linaje”, diez años (nada más y nada menos) desde su debut. Heavy Power Metal poderoso, producido con un volumen sobredimensionado en el bajo y batería (lo cuál les distancia de otros grupos más livianos del género) que les hace destacar y ser un tanto especiales en la desde hace tantos años hiper saturada escena.

Esas cualidades, aunque no son algo realmente definitorio como el timbre de voz de un cantante o una manera diferencial de hacer los solos de guitarra, por poner un ejemplo, dotan de cierta personalidad propia a MONASTHYR. Acompañando a ese enérgico sonido de la grabación hay composiciones interesantes, con buenas melodías vocales y estructuras trabajadas, además de letras adictivas como por ejemplo en “Luna Maldita”,  “Dos Capitanes” o "Damas De Hielo". No es casual que tres de los mejores temas estén en el final del álbum: el grupo huele a confianza máxima en todas sus canciones.

Es curioso que todos estos buenos componentes (ya vistos en su anterior EP "Templo Del Terror") que arman la esencia de MONASTHYR no aparecieron en las primeras escuchas. Hice bien, desde luego, en aparcar el álbum en la mesa hasta tener algo más de tiempo para dedicarle: la calidad de su música es más que suficiente para entretener al seguidor medio del Heavy Metal. Además de notarse a que a ellos les gusta lo clásico, podemos comprobar en algún giro de los riffs de Ruidíaz y González que quieren ir más allá de lo típico, con modos de tocar que nada se ajustan a los cánones del estilo tradicional. Aparecen tendencias alejadas del anquilosamiento de lo más estándar y manido, con ciertas querencias modernas como en “Laberinto”.

Invitados de lujo en "Eterno Linaje"

Las referencias a la fantasía en las letras (con amplio margen para la interpretación de sus significados) son entonadas tanto por Jorge Sanz a las voces como por otros invitados del panorama del Power Metal nacional como Pacho Brea, Ramón Lage o Carlos Sanz. Además de vocalistas, con MONASTHYR también ha participado para este álbum Pablo García como guitarrista. Como veis, no han faltado nombres de relevancia en el trabajo.

Para todos aquellos que aún ven el Heavy Metal sin prejuicios y no desde las trincheras, “Eterno Linaje” es un disco a tener en cuenta, tan válido en su propuesta como carente de vigencia entre el público que no desea saber nada de vaqueros, tachuelas y cuernos al aire. La simplicidad y sinceridad de la propuesta de MONASTHYR hace que su música sea honesta y te haga disfrutar.


Discográfica: Maldito Records

Reseña
Nota
7.5
Artículo anteriorMuere Alec John Such, miembro original de BON JOVI
Artículo siguienteMALENA Y BELCEBÚ muestra en "Destrucción" su potencial 40 años tarde
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
monasthyr-critica-eterno-linajeMONASTHYR plantea en “Eterno Linaje” la honestidad y simpleza aplastante del Heavy Metal bien hecho. Los asturianos buscan entretener mediante melodías y dureza, todo ello con un espíritu de resistencia importante tras diez años desde su debut y catorce desde su fundación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí