MORGOTH - Ungod

0

Cuando los miembros de MORGOTH se reunieron hace unos años para hacer unos cuantos conciertos y festivales de verano, fue justo el momento para que algunos de nosotros les prestásemos la atención que definitivamente merecían. Y con “Ungod” aún la merecen, porque es la continuación perfecta de “Cursed” y “Odium”.

Como si no hubieran pasado los años, los alemanes han hecho un pliegue temporal entre principios de los 90 y 2015, como si el nuevo disco se hubiera grabado en 1996, en vez de aquel fatídico “Feel Sorry For The Fanatic”. Una perfecta involución compositiva que se aprecia en todas y cada una de las canciones y que se barruntaba después de ver cómo se las gastaban los alemanes en sus conciertos desde la reunión en 2010.

Es más, teniendo en cuenta la marcha de Marc Grewe y su reemplazo por Karsten “Jagger” Jäger, cualquiera diría que nos han tomado el pelo, porque ambas voces son prácticamente idénticas. En ese apartado, podemos estar perfectamente tranquilos. Ahondando en otros aspectos de “Ungod”, se aprecia claramente que el sonido que MORGOTH ha sacado a la grabación es alucinante, ni un reproche. Es otro de los puntos fuertes de esta obra. Nítido a la par que orgánico, sin sobreproducción alguna, y en esto también parece que hayamos viajado a la primera mitad de los años 90.

En el núcleo central del álbum tenemos el trío “Ungod”, “Nemesis” y “God Is Evil”, que maravillarán los oídos de cualquier fan de su sonido clásico. Los ritmos que han impuesto en cada canción no difieren demasiado, no hay exceso ni defecto de velocidad. Todo en cada una de las canciones va hacia donde tiene que ir, como si cada tema se hubiera vomitado sin requerir demasiado retoque, un molde sin defectos a la primera. La genialidad alcanzada hace suponer que hay una carga de trabajo muy fuerte para que este engendro se haya parido de un modo tan perversamente perfecto, pero a la vez parece que no les ha costado nada, ningún esfuerzo.

Todo se desenvuelve en un oscuro medio tiempo, una cadencia absorbente de melodías, punteos y riffs malignos, y con el suficiente gancho como para ponerte el disco un par de veces seguidas sin problema alguno. La vuelta a las raíces recorre tu mente a cada segundo de escucha, busques donde busques. MORGOTH nos ha devuelto todos los años perdidos de una sola vez, y de manera sublime.

Imagino que la aplastante calidad de "Ungod" nace de este lustro de conciertos (incluyendo aquel Madrid Is The Dark) en los que MORGOTH se rodó y pudo preparar temas que sonaran a lo que tenían que sonar, a Death Metal de la vieja escuela, y encima muy frescos. Si deciden seguir adelante con publicación de más material nuevo, entonces es posible que un ritmo de lanzamientos más alto pueda pasarles factura, pero de momento el resultado es espectacular.

 

Carlos Herrero

Compartir
Artículo anteriorSATYRICON - Live At The Opera
Artículo siguienteTRASH N THRASH, nueva distribuidora de cine y Metal underground
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here