Crítica de NOCTEM - The Black Consecration

2
Noctem The Black Consecration

Me gusta esta nueva cara de NOCTEM. "The Black Consecration", su quinto disco, supone un hito en el camino de este grupo de Metal Extremo valenciano al que todos los pasos que ha ido dando le han conducido precisamente aquí, a una manifestación plena de un sonido personal, maduro, y seriamente renovado. Al menos para mí, que no he seguido toda su trayectoria de cerca sino picando de forma un poco irregular e indiscriminada en unos discos anteriores que, sobre todo al principio, me daban la sensación de querer abarcar demasiado, de zambullirse en muchas aguas y nadar entre ellas con eficacia pero apurados también por los costosos remolinos con los que acababan topándose irremediablemente.

A medida que han ido pasando los años (ya casi dos décadas de carrera: tempus fugit), y con un bagaje ya serio a nivel internacional, NOCTEM ha ido dejando atrás la parte más Death Metal de su espíritu y ha abrazado un Black Metal cada vez más purista. Más, más, más... hasta llegar a "The Black Consecration", a todos los efectos un disco de Black Metal. Todavía con ramalazos de Black/Death, claro, pero en esencia un trabajo mucho más arcaico, crudo, agresivo, oscuro, directo, sucio y atmosférico. Más Black Metal, insisto.

No hay síntoma mayor de madurez que depurar el propio sonido hacia el último hueso que no se quiere roer, el que acaba soportando una identidad no sé si totalmente nueva, pero sí francamente transformada. Y, al menos en mi opinión, mejorada. Muy mejorada. Este es mi disco favorito de NOCTEM por su (de inicio) sorprendente pureza cruda y malvada, su aroma a cripta y su atmósfera de terror, frío, desesperación y olvido.

NOCTEM gira con "The Black Consecration" hacia un Black Metal más directo y agresivo

Todo, por supuesto, con una profesionalidad intachable, desde el arte de Credo Quia Absurdum a un sonido trabajado en los Milleina Studios de Valencia que embarra y congela el resultado final, imagino que con toda la intención y con un resultado estupendo para las guitarras pero irregular, uno de los lunares más claros, en lo que respecta a una batería que suelta ráfagas bestiales en un nuevo estilo rítmico de cargas constantes, ritmos más ritualistas y pasajes de vieja escuela Black.

El otro gran pero no es que este disco sea menos accesible, porque eso forma parte de su personalidad y de su encanto, pero sí que puede acabar resultando repetitivo para los menos adeptos a un tipo de Black Metal brutal pero cargado de melodías al estilo MARDUK, DARK FUNERAL, WATAIN... mucha escuela sueca y saltos a Noruega tanto para volver la vista hacia MAYHEM y 1349 como para embellecer algunas atmósferas en un estilo que toca lo sinfónico sin penetrar del todo, del mismo modo que se coquetea con el Death e incluso con el Doom en los pasajes más opacos.

Esa sobrecarga de ritmos asesinos y melodías dominantes puede, insisto, acabar tiñendo de una uniformidad monótona a un disco que en realidad tiene más enjundia que todo eso. Y que sobrecoge en sus partes más emocionales, golpea con violencia y envía descargas de puro terror y de una amargura ciertamente invernal. Esa es la consigna en unas nuevas composiciones que aparcan las demostraciones de pericia técnica y los adornos gratuitos en favor de una pulsión obsesiva, macabra y funesta. Y que son un éxito precisamente por eso.

Con algunas líneas vocales excelentes, Beleth está comodísimo como maestro de ceremonias de este viaje oscuro en el que NOCTEM toca techo con galopadas más largas y épicas de lo habitual como el tema título y "Court Of The Dying Flesh", imponentes. "Sulphur", con una corrosiva esencia old school, y la venenosa "Coven", que libera una potente carga emocional, dan una réplica más directa y pulsante en un disco cuyo nivel medio es alto, con algún valle no demasiado pronunciado y, en el lado opuesto, algunos picos verdaderamente impactantes. Buena orfebrería oscura.

Después de unas primeras escuchas en las que me pareció simplemente correcto, "The Black Consecration" se me abrió de par en par y cambió para bien mi concepto (que tampoco era malo, ojo) de NOCTEM. Un grupo que siempre apuesta fuerte y que en este nuevo disco vira con convicción, energía e instinto oscuro hacia un Black Metal que no da respiro ni tregua. En el que no hay rastro de paz ni luz. Buena cosa.


Discográfica: Art Gate Records

Más información sobre la banda en su página de Facebook.

2 COMENTARIOS

  1. Lo acabo de escuchar ahora mismo por primera vez y efectivamente ya pienso que es su mejor disco, espero que sigan por esta senda black que les sienta de p.m, viva el black metal de cultura mefiterranea y sus subgéneros que se comen con patatas a los de siempre, tanto en esto, como en la propia historia de la humanidad, pero por desgracia en España no se suelen dar para nada discazos como este último de Noctem , ojalá, mis favoritos son los de Italia y los de Gecia y que me la coman los noruegos.

  2. Retiro lo dicho, acabo de ver una entrevista suya en la que dicen estar en contra de como los españoles conquistarón America (entre otras cosas)¿ qué clase de black metaleros dirían eso y más siendo de aqui ?, enserio que se lo pregunten a los noruegos o dado lo que dije antes, a cualquier otro país mefitarrenaeo que no sea España, luego tendrán los cojones de preguntarse porqué no llegamos a nada internacionalmente en la musica, nos ha jodio, si por no tener no tenéis ni la filosofía que es lo más fácil de adquirir.
    Sigo diciendo lo mismo, mi metal favorito es el mediterráneo, pero lamentablemente no puedo incluir a mi país, si estos son comercialmente de lo más extremo que tenemos, apaga y vamonos, no es una exageración si afirmo que hay grupos de pop sueco mas extremos que nuestro supuesto black metal made in China, lo siento pero yo ya me he cansado de buscar un grupo patrio del que sentirme orgulloso, spanish is diferent literalmente y desgraciadamente en este caso (en otros no), todos nuestros grupos son una puta mierda!!! y yo no voy a montar ahora a la vejez a ningún grupo para enseñarles como se hace o de que se trata, que por lo que veo todavía no lo han pillado, que vergüenza, que puta vergüenza de escena nos «representa»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí