OBITUARY - Inked In Blood

0

OBITUARY, portada de Andreas Marschall... Death Metal. Esto es "Inked In Blood", ni más ni menos, y lo sabes antes de escuchar el disco. Algunas cosas no cambian, y los de Florida están en ese conjunto de bandas impertérritas, que siguen a su rollo, que no van a moverse un ápice de su modo de componer y tocar.

Ese obligado inmovilismo ha estado a punto de pasarles factura con esta obra, novena de su carrera. La primera impresión que te deja el disco en las escuchas iniciales es de repetición de riffs, rimas vocales, ritmos... pero luego asumes la idea principal, ¿Acaso esperabas otra cosa? ¿Deseas un cambio en OBITUARY? La respuesta es no a ambas preguntas.

El inicio de toda esta masacre es "Centuries Of Lies", un ataque frontal a toda velocidad, pero la notoria pesadez y medios tiempos tradicionales de los hermanos Tardy siguen colmando buena parte de los cincuenta minutos de duración.

De hecho, cuanto más me pongo "Inked In Blood" más aprecio los matices de cada canción y la propia calidad de los temas. Las partes melódicas de "Visions In My Head" o "Back On Top", el frenetismo de "Violence", la canción que da título al álbum y la inmensa "Minds Of The World"... solo por esto merece ya la pena el álbum. Es verdad que han pasado muchos años desde su anterior trabajo y quizás ese intervalo de tiempo tan amplio debió darles para más aportar más frescura a las composiciones, pero yo me quedo satisfecho con el resultado global.

Respecto a mantener los elementos melódicos que se potenciaron con la entrada de Ralph Santolla, que llegó a OBITUARY aportando esos solos de guitarra tan suyos (que nadie pensaba que pudieran cuadrar en un grupo así de rudo, pero que ciertamente encajaron de maravilla) ha quedado bien cubierta también con su salida y reemplazo. En este primer trabajo de Kenny Andrews como guitarrista solista se han solventado los solos y las partes melódicas de forma resolutiva.

Los que se han dejado ya el cuello en anteriores ocasiones con OBITUARY lo harán de buen grado, por novena vez, con "Inked In Blood". No va a ser el mejor álbum de su carrera, ni estará entre los 10 mejores del género este año, pero funciona bien. Si te aburría la propuesta trazada desde 1989, olvídate, y el resto demos gracias de que haya cosas que no van a cambiar jamás.

 

Carlos Herrero

Artículo anteriorEASY RIDER: Conciertos en Oviedo, Zaragoza, Murcia, Madrid y Burgos en 2015
Artículo siguienteU.D.O.: Vídeo de “Decadent”
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí