ORPHANED LAND - All Is One

0

Vivir sin tiempo, en un mundo que nos empuja al estrés, hace que bandas como ORPHANED LAND estén más vigentes que nunca. A pesar de que los israelíes han eliminado de su música prácticamente cualquier elemento de Metal Extremo, su propuesta Folk-Progresiva sigue siendo pura evasión, cada vez más relajante y emotiva. Sus canciones proponen un trance casi místico y ante todo un mensaje de paz, motivo principal de este "All Is One".

Con su nuevo álbum, como se ve desde la portada, la banda pretende unir y fortalecer los lazos entre judíos, cristianos y musulmanes, a menudo enfrentados, y también enviar el mismo mensaje a todas las personas en general sin importar sus creencias o ausencia de ellas. Esta temática tiene su contrapartida algo hortera pero ciñéndonos al mensaje, ORPHANED LAND quiere que dejemos las discrepancias a un lado pues todos somos seres humanos, algo positivo y loable, así como difícilmente alcanzable en la vida real, lo que no impide que estos israelíes prediquen con el ejemplo y vayan a girar con los palestinos KHALAS. Shalom, como siempre dice el cantante Kobi Farhi en sus conciertos.

Vídeo de "All Is One"

Este "All Is One" arranca con un hímnico tema de igual título, en el que se dan cita la música popular israelí, elementos orientales, coros, guitarras potentes, melodía y mucha alegría. Todo bajo la maestría inigualable de ORPHANED LAND, compuesto por unos músicos de gran nivel que, a pesar de que un álbum como el añorado "Mabool" quede lejos, siguen realizando grandes composiciones. "The Simple Man" baja el ritmo, siendo un corte más progresivo y repleto de sonidos de Oriente Próximo.

La tranquila y evocadora "Brother" conmueve el corazón, siendo una de las canciones más bellas del álbum, que trata de la unión entre musulmanes y judíos. En esta línea más pausada se mueven "Let The Truce Be Known", con un buen solo, que adquiere unos aires casi de cuento con la voz de Kobi como narrador; y "Through Fire And Water", exótica y con una bonita melodía, con alternancia de delicadas voces masculinas y femeninas.

Rompe con lo anterior la oscura "Fail", una canción "hablada" más que cantada, con riffs -que se acercan de refilón al Black Metal- y voces guturales, lo que casi se puede considerar a día de hoy una rareza en ORPHANED LAND, y la convierte en una de las pistas a tener en cuenta del álbum a pesar de no romper del todo con las melodías, coros y música oriental.

Según avanza el álbum nos encontramos más piezas a tener en cuenta, como la pegadiza "Freedom", si bien el tramo final se desinfla un poco, especialmente por "Our Own Messiah", un tema aburrido, aunque por el contrario levantan más el ánimo "Shama'im" o "Ya Benaye" cantadas en hebreo, porque atesoran melodías y momentos puntuales destacables. El último corte, "Children", es el más largo del trabajo pero no entra en lo más memorable.

La mayor delicadeza de ORPHANED LAND nos hace añorar épocas que por ahora parece que no volverán. No obstante, los israelíes siguen siendo uno de los grupos más peculiares y capaces de emocionar al oyente, y los pasajes mágicos de "All Is One" son un buen ejemplo de ello.

 

Enrique Herrero

Artículo anteriorREINCIDENTES lanzará la caja “Aniversario”
Artículo siguientePRIMAL FEAR: “Delivering The Black” es su nuevo álbum

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí