"Ouroboros", crítica del talentoso LP de CHIVO

0
Ouroboros: disco de Chivo
Ouroboros: disco de Chivo

CHIVO son, a día de hoy, los absolutos jefes del Stoner hispano

Si hay alguien que hoy día enarbole la bandera del Stoner Rock con convicción, solvencia y talento en este país estos son los portugalujos CHIVO, una banda que lleva ya unos cuantos años apostando con éxito y enorme calidad por los sonidos más densos, abrasivos y pantanosos del espectro metalero y que vuelve a la carga con "Ouroboros".

Sus salvajes acometidas sonoras, su sonido arisco y cenagoso había dejado hasta la fecha una huella indeleble en tres fantásticos discos: “Swamp of Sounds” (2010), “Cantankerous Rock” (2013) y “Waiting for So Long” (2018) e iba siendo ya hora de que el “malévolo carnero” nos embistiera de nuevo con una nueva acometida sónica. “Ouroboros”, su último trabajo viene a cumplir dicho cometido y lo hace tan bien que, en mi opinión, estamos ante el mejor disco de la banda. Os lo cuento.

“Ouroboros” es un disco rotundo, impecable e imaginativo

La principal novedad que nos presenta CHIVO en "Ouroboros" es la inclusión en sus filas de Mikel 'Mike' Becerra a la guitarra (ex-REVOLTA PERMANENT) y me atrevería a decir que su incorporación ha sido clave para que la banda dé el salto de calidad y refinamiento que se aprecia en el disco de principio a fin.

El arranque no puede ser más aplastante: un acople de guitarra y ahí va la avalancha sonora con guitarras a tope de distorsión y fuzz avanzando implacables sobre un riff hipnótico que penetra en el cerebro como un taladro inmisericorde. La carismática voz de Aitor 'Cigarrettes' Granadero serpentea por los versos de “Hard to Say” con su característico gusto por las melodías cercanas a bandas como KYUSS o QUEENS OF THE STONE AGE.

La producción de Xanpe en sus Estudios Koba de Bilbao saca lo mejor de la banda logrando que cada instrumento brille y la mezcla sea compensada y potente. Me encanta cómo ha plasmado el sonido de las guitarras de Alfonso 'Joes Homme' Álvarez y del citado Mikel Becerra, pero también la profundidad y el cuerpo de la batería de Álvaro 'Pequeño' Álvarez, un fantástico percusionista que llena los largos compases con arreglos imaginativos y contundentes.

“Altered Carbon” es tributaria de los BLACK SABBATH primigenios con una dinámica más impetuosa en su segunda mitad, demostrando que la banda no se encierra en los cánones del género para satisfacer a los puristas. Los solos de guitarra son cortos, pero llenos de melodía y acierto en su encaje armónico. “Looking Upside Down”, tema del que han editado un videoclip, bebe a grandes tragos de “Sabbath Bloody Sabbath” con ese riff catedralicio del arranque y el arreglo doblado de guitarras. La voz de Aitor parece incluso recordar en ocasiones a la del 'Prince of Darkness' ofreciendo una de las mejores interpretaciones del disco. El magnífico solo de Alfonso rubrica el meritorio homenaje a la banda de Birmingham que tanto admiran y de quienes tan destacados herederos podemos considerar.

https://youtu.be/nZ81iYasCMA

"Pese a ser claros tributarios de los BLACK SABBATH primigenios y de los sonidos arenosos de KYUSS y QUEENS OF THE STONE AGE, los portugalujos no se encierran en los cánones del estilo y experimentan con arreglos y sonoridades diversas"

Phony Braggart”, primer sencillo de adelanto del disco y también primer videoclip es una imponente locomotora sonora que avanza imparable sobre la sólida y creativa base del bajo de Joseba 'Molle' Martínez y del ya citado Álvaro, un equipo que planta los sólidos cimientos sobre los que se erigen los colosales riffs de Alfonso y de Mikel y sobre los que se apuntala la áspera y carismática de Aitor. Es la suma de todos estos talentos, más el gusto por las melodías sinuosas y los solos trufados de wha-wha, lo que hace que CHIVO sea una banda única, los absolutos reyes del género en este país, en mi humilde opinión.

“Fingers Crossed” se abre con el arenoso riff de bajo de Joseba y este sirve de hilo conductor a lo largo de un tema que nos muestra el lado más claramente Stoner de una banda que también atesora en sus sonidos claros vestigios del mejor Grunge de ALICE IN CHAINS o de SOUNDGARDEN. A mitad de camino el tema se transforma en sonora bofetada merced al tremendo riff de guitarra de marcada ascendencia sabbathica, a la desesperada interpretación vocal de un sensacional Aitor y al crescendo rítmico que lanza el tema por la senda del Stoner más salvaje.

“Dark Path” es melódicamente algo más accesible gracias a un estribillo pegadizo que, sin embargo, ha de convivir con unos riffs de guitarra oscuros como la boca del lobo, algo que es ya marca de la casa por fortuna para todos. Me encantan los solos de guitarra, que ascienden como la tupida hiedra sobre las pétreas columnas sonoras de los riffs de CHIVO, encajando a la perfección en ellos y adornando el conjunto, dotándolo de una sensación de gracilidad y belleza a pesar de la tremenda aspereza y solidez de las bases sobre que se asientan.

Vamos llegando al final de “Ouroboros” y nos sale al paso “Ashes”, un corte que parece salido directamente de “13” de BLACK SABBATH, con esos riffs terroríficos, negrísimos y afilados como la guadaña de la Parca. El dinamismo del tema, que también encuentra momentos para remansarse y densificar su sonido hasta cotas pantanosas, contribuye a que el disco sea compensado, entretenido en todo momento y original en su propuesta.

El punto final del disco lo pone el colosal “Breaking Me Down”, una obra magna de nueve minutos en la que la banda dispara todo su arsenal con absoluta maestría. El arranque acústico, reconcentrado e hipnótico, nos muestra a un Aitor cantando de manera delicada y matizada siguiendo los arpegios de guitarra y la hechizante base rítmica que va creciendo paulatinamente hasta que estalla la tormenta de riffs oscuros y amenazantes de Alfonso y de Mikel tejiendo un denso manto de oscuridad sabbathica que estalla en la intensidad melódica de un estribillo agónico en el que Aitor vuelve a poner a prueba sus nicotinizadas cuerdas vocales con excelentes resultados. Los solos de guitarra son aquí de lo mejor del disco, acoplándose a la melodía de la canción de manera perfecta y ensalzando una canción que, en mi opinión es el mejor ejemplo de lo que CHIVO son capaces de hacer.

Como regalo, la banda nos ofrece dos versiones acústicas de “Looking Upside Down” y “Dark Path” en las que queda patente que cuando las canciones son buenas da igual cómo se hagan porque van a ser igualmente maravillosas. Ahora toca acercarse a verlos en directo y dejarles que nos vuelen la cabeza con su maravilloso Stoner, sus guitarras titánicas, su base rítmica implacable y sus melodías embrujadoras. Zorionak, CHIVO!!!

Canciones de "Ouroboros"

1 Hard to Say
2 Altered Carbon
3 Looking Upside Down
4 Phony Braggart
5 Fingers Crossed
6 Dark Path
7 Ashes
8 Breaking Me Down
9 Looking Upside Down (Acoustic)
10 Dark Path (Acoustic)


Discográfica: Autoeditado

Más información sobre CHIVO y su "Ouroboros" en su página de Facebook.

Reseña
Nota
9
Artículo anteriorHARAKIRI FOR THE SKY regraba sus dos primeros discos
Artículo siguiente"Fuego Prohibido", el intenso disco de ZYPHRA
Desde los 15 años enredo con las letras y las palabras para intentar describir la inmensa sensación de felicidad que me provoca el Rock. He hecho radio, fanzines en papel (sí, viejuno que es uno...) y desde hace unos años colaboro en esta apasionante aventura llamada HELLPRESS. El Hard Rock y el Heavy Metal clásico son mis pasiones aunque también me emociona el Progresivo y algunos sonidos extremos. Desde hace tres años canto en Electric Funeral-Black Sabbath Tribute y ahora también en Black Mamba. La Música es el Latido del Universo.
ouroboros-chivo-critica-disco“Ouroboros”, cuarto disco de la banda vizcaína de Stoner CHIVO, es uno de los mejores discos del año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí