REIGN OF THE ARCHITECT - Rise

0

REIGN OF THE ARCHITECT nació en octubre de 2008 como fruto de la colaboración entre el guitarrista de AMASEFFER, el israelí Yuval Kramer, y el batería mexicano Mauricio Bustamante. Se dedicaron a ponerle música al concepto de Yotam Avni, cantante de los deathmetaleros PRAY FOR NOTHING. En 2010 se metieron en el estudio con varios músicos de postín para grabar “Rise”, el disco que nos ocupa.

REIGN OF THE ARCHITECT suena prácticamente igual que AMASEFFER, pero con menos Folk y más Metal. Para los que no conozcan al grupo madre, podríamos definir “Rise” como una Ópera de Metal Progresivo: varios cantantes, desarrollos largos y una historia de ciencia ficción al estilo de AYREON. Grandes orquestaciones en segundo plano y algunos instrumentos tradicionales completan su sonido.

Se publicitan REIGN OF THE ARCHITECT como un proyecto ambicioso que juega al mismo juego que PAIN OF SALVATION y AYREON. Sin embargo, con los primeros no tiene casi nada que ver más allá de ciertos pasajes instrumentales, mientras que a los segundos les une el concepto de Ópera Rock. Pero mientras en Ayreon las canciones son disfrutables de manera individual, aquí tenemos sucesiones poco acertadas de riffs machacones, pasajes tranquilos y superposiciones de voces que no enfatizan los contrastes entre ellas. Podrían recordar a KALISIA, pero sin tanta electrónica, o incluso al “Obsessions” de EPYSODE.

Quizá sea una cuestión de percepción, pues “Slaves For Life”, el disco que sacó AMASEFFER hace ya cinco años, logró grandes críticas sin ninguna melodía capaz de levantar a este crítico del sofá. Si para ese disco Yuval Kramer contó con figuras de primer nivel como el cantante de ORPHANED LAND, Kobi Farhi, su homóloga en ARCH ENEMY, Angela Gossow y el todoterreno Mats Levén (YNGWIE MALSTEEN, KRUX, AT VANCE y un larguísimo etcétera), esta vez no se queda corto y participan en “Rise” nada menos que Jeff Scott Soto, aunque su aportación pasa prácticamente desapercibida, el teclista Joost van den Broek (ex AFTER FOREVER, SUN CAGED, STAR ONE y colaborador habitual en AYREON), quien realiza un espectacular solo de teclado en “Distant Similarities”, lo mejor del disco, y el bajista de SYMPHONY X Mike LePond, entre otros nombres menos conocidos para la parroquia metalera.

El parecido con AMASEFFER es tal que Tom Gefen, el vocalista con más presencia en el disco, canta prácticamente de la misma manera que lo hacía Levén en aquellos, aunque sin la brillantez del sueco. Los cantantes lo hacen bien, pero las melodías que interpretan no se quedan en la memoria. Instrumentalmente es un álbum impresionante, sobre todo en la sección rítmica, pero las canciones tienen tan poco gancho que el virtuosismo se queda en simples fuegos artificiales. Solo en algún tema aislado, como “Crown Of The Shattered Realms”, se consigue que toda esa técnica  se invierta en algo capaz de captar algo de atención.

La producción tampoco ayuda. Todo suena limpio, en su sitio, casi de lujo, pero todo está tan recargado y ultracomprimido que las canciones apenas tienen sitio para respirar, una mala costumbre demasiado extendida.

Aparte de la mencionada “Distant Similarities”, elegido como single, uno de los temas que más destacan en “Rise” es la instrumental “The Green Flame”, en la que todos los músicos muestran sus grandísimas habilidades. Tristemente, también es consecuencia del gran defecto de REIGN OF THE ARCHITECT: crean unas canciones instrumentalmente impecables, complejas y potentes, pero las melodías vocales a las que sirven están poco inspiradas. Hay algún momento en el que parece que va a venir algo grande, pero de repente un cambio nos vuelve a mostrar la realidad: “Rise” podría haber sido un magnífico trabajo de Metal Progresivo, tiene todos los elementos necesarios para ello, pero lo que hay tras esa preciosa portada se queda a medias.

 

David Muñoz Pérez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí