SARATOGA - Némesis

0

Vuelve SARATOGA, el grupo de la eterna reinvención, el ave fénix del Rock español. Parece que fue ayer -y ya hace más de diez años- cuando la reunión de maestros, tras un breve intervalo con otro cantante, cedía el testigo a un combo de veteranía y juventud que tendría que reinventarse otra vez algún tiempo después, siempre con Niko del Hierro al bajo.

A día de hoy ya es imposible entender la historia del Rock en España sin hacer referencia a SARATOGA. Coordinando altibajos, la banda alterna la obra maestra con el disco de transición, como parece que nos encontramos con la edición de este "Némesis".

El nuevo plástico de los madrileños guarda la esencia de SARATOGA, pero no se instala en la excelencia lograda incluso en los discos de esta última etapa de la banda. Un lanzamiento duro, con una cantidad excesiva de temas gregarios, de esos que acompañan a los singles, aunque se echa de menos la presencia de algunos temas crack. Hablando futbolísticamente, muchos pavones y ningún Zidane.

Y es que ya el comienzo es raro. Sin la habitual intro, el reproductor lanza a lo loco el primer corte, "Juicio Final", casi a traición. El tema es de lo mejor del disco, pero ya se sabe que muchas veces el contorno y la presentación son los que hacen grandes a los platos. El track list nos deja un poco perplejos también con el lanzamiento de "Hasta El Último Día", un medio tiempo de gran dureza -por cierto, con aires a los extintos ANKHARA-, que hubiese lucido más hacia la mitad del disco.

Retomamos el ritmo con dos temas gregarios de gama alta. El segundo de ellos, "Revolución", tiene un comienzo prometedor con un fuerte doble bombo, aunque rápidamente se truncan las esperanzas debido a un devenir un tanto previsible.

Empalmando con el anterior llega el extraño "Perversidad", un experimento con el ritmo que deja un sabor de boca agridulce. El sexto tema, "Después Del Silencio", recupera el sonido clásico de SARATOGA incluyendo uno de esos solos de guitarra que han distinguido a los madrileños a lo largo de su historia, ya sea a cargo del maestro Ramiro o del maestro Hernando. Algo similar pasa con "Maltratador", que nos deja con un buen sabor de boca, aunque sin completar el pleno para lograr un corte matador.

Con un título que jamás creía que vería en un disco de Heavy Metal ("El Último Vals"), entramos en la recta final del disco con una lenta que no es tal, pues su fuerza acaba llevándose por delante al oyente y que se destapa como lo mejor del disco. En esta parte del álbum, la banda da lo mejor de sí, con un gran y duro aporte en "Corazón Herido". Hay que destacar el aporte de Tete, un tono por debajo de lo que solía ser Leo en sus comienzos, aunque con un poco más de sosiego y de savoir faire en las voces.

Los últimos temas nos dejan lo mejor del álbum, aunque la final "Ángel O Demonio" acaba de manera igual de brusca que el comienzo del disco. No se les podrá condenar por abuso de fade in o fade out.

Unos SARATOGA que siguen siéndolo en este "Némesis", pero que nos dejan con la sensación de que podría haber salido un ‘parto’ de más nivel. Nos conformamos por dos razones. La primera es porque el siguiente disco nos dejará con la boca abierta y porque, en mejor o peor forma, SARATOGA es siempre SARATOGA.

 

Carlos Camino

Artículo anteriorOZZY & FRIENDS cancela su concierto en Madrid
Artículo siguienteFEAR FACTORY lanza una preview visual de “The Industrialist”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí