Crítica de SEPULTURA - Quadra

0
SEPULTURA - Quadra

Fútbol, samba, caipiriñas y playas de arena fina serían probablemente algunas de las primeras cosas que asociaría cualquier mortal al escuchar hablar acerca de Brasil. Para otros, sin embargo, lo primero que nos viene a la cabeza es el nombre de SEPULTURA, formación de Belo Horizonte que ha acumulado tantas luces como sombras a lo largo de su dilatada trayectoria musical y que en este año 2020 vuelve al primer plano metálico gracias a "Quadra", un álbum que les servirá para reconciliarse con muchos de sus viejos seguidores.

"Quadra", el noveno trabajo de Derrick Green como vocalista de la formación, confirma una mejora notable en cuanto a la salud compositiva de SEPULTURA, que ya se evidenció en "Machine Messiah", su predecesor. Jens Bogren, productor del álbum, ha conseguido que la banda suene limpia y cristalina como mandan los cánones de Nuclear Blast, marcando las distancias sustancialmente con el sonido corrosivo y apocalíptico de sus obras clásicas y aportando un soplo de aire fresco al gran trabajo de guitarras que ha realizado Andreas Kisser, quien sigue tirando de las riendas de la formación junto a Paulo Jr.

Andreas Kisser tomó el libro de John North "Quadrivium" como fuente de inspiración para "Quadra", sumergiéndose así en un mundo místico lleno de significados ocultos. De esta forma terminó poseído por el número cuatro y su propia numerología, descubriendo que muchas cosas pertenecientes a nuestra cultura se dividen así, como por ejemplo las cuatro estaciones y los doce meses del año. De este modo, Kisser ha segmentado virtualmente el nuevo trabajo en cuatro partes como si se tratara de un doble vinilo, diferenciando estilísticamente cada una de ellas.

SEPULTURA regresa en buen estado de forma con "Quadra"

La "cara uno" comprende las composiciones más crudas, agresivas y afiladas del trabajo. El espíritu de un Thrash Metal de corte moderno y Groovie se apodera de cortes tan tajantes como rotundos como es el caso de "Isolation", "Means To An End" o una "Last Time" que desprende una agresividad total y absoluta. Sin embargo, los temas de la "cara dos" atesoran unos ritmos y las percusiones que nos acercan irremediablemente a la era "Roots" y que incluyen una grasienta "Raging Void" que tiene un estribillo con voces limpias que suena a MASTODON con descaro.

La segunda mitad de "Quadra" decae varios puntos respecto a la primera, arrancando con una "cara tres" que destapa a los SEPULTURA más experimentales y variados, sacando a la luz algunos sorprendentes coros orquestales y algún que otro solo demasiado melódico para lo que suele ser habitual en Kisser. De este tramo del redondo me gustaría destacar una "Autem" poderosa a la vez que melancólica, que pone punto final a esta parte del álbum para adentrarnos irremediablemente en la final a la vez que calmada "cara cuatro", porción del disco en la que la banda saca a relucir sus guitarras acústicas y melodías entre las que destacan sorpresivamente unas líneas vocales femeninas durante la ejecución de "Fear; Pain; Suffering".

Sin duda alguna, "Quadra" confirma el buen estado compositivo de unos SEPULTURA que lograrán reconciliarse con muchos seguidores de toda la vida y que también conseguirá silenciar durante algún tiempo las voces que claman por una reunión de la formación clásica de la banda. A pesar de que se deshincha un tanto durante la segunda mitad, el decimoquinto trabajo del combo brasileño insufla un fuerte soplo de aire fresco que permitirá que los de Andreas Kisser y Paulo Jr. se mantengan en primera línea metálica de nuevo.


Discográfica: Nuclear Blast

Más información sobre SEPULTURA en su página de Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí