SLAVEDOWN - The Enemy Inside

0
The Enemy Inside: Disco de Slavedown

"The Enemy Inside", el segundo largo de los gerundenses, tiene una semilla plantada en el ecuador de los años 90

De naturaleza mordiente y con una semilla plantada en ese ecuador de los años 90 donde, a gran escala, se impuso un sonido más voluminoso y hercúleo en la mayoría de las disciplinas rockero/metaleras. Así es como se presenta la agrupación gerundense SLAVEDOWN, que en la ocasión que nos ocupa nos trae su segundo larga duración, cuyo título es "The Enemy Inside".

La banda catalana cuenta en sus filas con algunas caras conocidas como la de Marc Corso, el que fuera principalmente conocido por prestar su voz, entre otras bandas, a los ya desaparecidos ÁSPID (los PANTERA españoles, por aquel entonces, que decían algunos), los cuales nos dejaron obras para el recuerdo como "Energía Interior"; o Sue Gere, ex-ROCKZILLA y también bajista durante más de un lustro de los rockeros norteamericanos WARRIOR SOUL. Este segundo trabajo del cuartero catalán vuelve a ahondar en esa simbiosis musical entre el Hard Rock inundado en testosterona y el Groove Metal de raza pura y cuyas raíces, como indiqué más arriba, se hallan en esa medianía de los años noventa.

SLAVEDOWN viaja a los 90

El viaje que nos propone SLAVEDOWN en esta nueva obra pasa por el recuerdo de bandas como THE ALMIGHTY; GODSMACK; los ALICE IN CHAINS más metalizados; los CORROSION OF CONFORMITY de mediados de los 90; los  norteamericanos SOIL, que quizá recuerdes por su abrasivo tema llamado "Halo" editado hace dos décadas; y por agrupaciones más vigentes como KILL DEVIL HILL entre muchas otras. En definitiva, una persistente consonancia de géneros que, según el enfoque de cada tema, acaba ladeando la percepción que se tiene de la propuesta que ofrece la banda hacia un género o hacia otro, y todo ello amparado en un sonido de gran factura, corpulento pero natural.

Deshuesando el lanzamiento, nos encontramos de primeras con “S.I.R. (Slave I Remain)”, cuyas señas de identidad marcarán el devenir de prácticamente todo el trabajo: sonido potente ligado a un estribillo pegadizo. "Come And See The Monster Rise" posee un oscuro arranque con piano y se apoya en un desgarrador e intenso estribillo que evidencia lo buen y versátil vocalista que es Marc, sabiendo extraer de su registro rudo y agresivo una cara más melódica si la ocasión lo requiere, como es el caso. A continuación, “Not To Fall Back Again” es una pieza pilotada por un riff al más puro estilo “Walk” de PANTERA, mientras que “You Can't Have It Anymore” es envolvente, lenta y groovie, presentándose con una esencia muy rockera sin dejar de lado ese barniz metalizado cuya sombra planea por todo el plástico.

“Poison As Cure” tiene dinamismo desde su arranque, en el que nos topamos de bruces con un riff con ciertas similitudes al del “Neon Knights” de BLACK SABBATH. Por su parte, “Deliver Us From Evil” es otro corte de confección rockera equipado con un gran y estimulante estribillo.

En “Sharing The Cross”, Marc se adueña de un estilo vocal de pura naturaleza Glenn Danzig, regalándonos un tema que chorrea oscuridad y densidad dentro de un ambiente lleno de humareda.

Para finalizar, “Forgiveness” es un tema lento y con mucha presencia de Stoner Rock que despierta ágilmente en su estribillo.

La efectividad de "The Enemy Inside"

Probablemente, el segundo lanzamiento de SLAVEDOWN no atesora ningún viso de inspiración excelsa o para el recuerdo, pero a veces este tipo de álbumes, sin alardes, sin efectismos varios, funcionan a la perfección y uniformemente de principio a fin. Puede que no enamore tras una primera escucha, pero tiene la virtud de dejarte el gusanillo en el estómago para picar con una segunda escucha con la que abrirte a nuevos detalles imperceptibles en esa anterior toma de contacto.


Discográfica: Lengua Armada

Más sobre la banda en su Facebook.

Reseña
Nota
7
Artículo anteriorSION estrena el vídeo de "Drown"
Artículo siguienteCrítica de "Lucifer IV", el viaje a la oscuridad de LUCIFER
Licenciado en Comunicación y redactor en varias webs especializadas en Rock y Metal desde hace más de una década, plataformas que me han servido, al igual que el actualmente aparcado mundo radiofónico, para darle rienda suelta a mi creatividad enfocada a una de mis grandes pasiones: la música. A su vez, soy un gran entusiasta del cine en todas sus vertientes, especialmente en la rama dedicada al terror, fantasía y ciencia-ficción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí