SOUND STORM - Immortalia

0

Tras escuchar varias veces este segundo disco de SOUND STORM, todavía no acabo de creerme que sea el mismo grupo turinés que debutó allá por 2009 con “Twilight Opera”. Era éste un disco con buenas intenciones, pero escaso en inspiración y portador de una producción muy normalita en general, y casi de feria en cuanto a orquestaciones o coros se refiere.

Hete aquí que me toca en suerte “Immortalia” para reseñar y me doy de bruces con un discazo conceptual de enorme calidad, producción potente, coros magistrales y casi un orquesta entera metida en cada tema, con pianos en los que es incluso dintinguible el martillo golpeando la cuerda en cada nota. Si a esto le unimos que han fijado el rumbo musical hacia el Power del centro y norte de Europa, manteniendo las mejores melodías de la vertiente italiana, el triunfo es absoluto.

El disco se inicia con el tema que le da título, y digo tema porque a pesar de ser más bien una intro dada su duración, la calidad de las voces al más puro estilo THERION, las orquestaciones y la poderosa base rítmica que soporta todo lo anterior, así lo exigen. Un primer golpe directo al hígado del oyente, expectante ya ante la avalancha que se le puede venir encima. Y la avalancha llega, no lo duden.

“Back To Life”, que recuerda tremendamente en algunas partes a los KAMELOT más en forma, “The Curse Of The Moon” que parece tener a Hansi Kursch de invitado a las voces (cortesía en realidad de la camaleónica voz de Filippo Arancio) y “Blood Of Maiden” con sus voces operísticas, guturales, y acertadísimos pasajes en italiano, conforman uno de los mejores inicios de disco que he podido escuchar en mucho tiempo, y a pesar de ser en apariencia muy directas, invitan a descubrir los mil detalles que encierran. “Far Away” baja un poco el listón, ya que aún siendo una buena composición, palidece al compararlo con los tres primeros cortes, pero si alguien cree que la avalancha ya ha pasado, inmediatamente recibirá un serio alud sónico por parte de “Promises”, tema muy heavy y con un fantástico estribillo que retoma el pulso inicial de manera extraordinaria. Y atención a los tonos alcanzados por nuestro querido Filippo.

Con “Call Me Devil” vuelve el Hansi postizo (sin connotación negativa alguna, que quede claro) acompañado de estupendas melodías de guitarra y coros absolutamente épicos, sin embargo es en la arabesca “Seven Veilsdonde el genio y la clase compositiva aparecen de nuevo a lo grande. Voces muy teatrales, infinidad de pasajes y una atmósfera conseguidísima hacen de éste uno de los mejores temas del disco. Llega “Watching You Fading” y con ella el único punto negro del trabajo. Un medio tiempo previsible, sin ninguna brillantez y que habremos escuchado seguramente ya en mil ocasiones de la mano de otros mil grupos. Nada mejor que sumergirnos en “Wrath Of The Storm” para olvidar esa pequeña decepción. Guitarras absolutamente inspiradas en los RUNNING WILD de los 90, velocidad, diversión y estribillo digno del mejor Power Metal de esa misma época nos quitarán el regusto amargo que nos hubiera podido quedar.

“Immortalia” se cierra con “The Portrait”, corte de más de nueve minutos en el que quizá hay algo de relleno innecesario, pero en conjunto disfrutable sin duda. Cambios de ritmo por doquier, orquestaciones a mansalva y melodías vocales muy pegadizas repartidas por todo el minutaje, incluida alguna parte que haría sonrojar al propio Ripper Owens. Buen colofón para un disco superior.

Todos los músicos de la banda rallan a grandísimo nivel, pero es justo destacar la labor de Filippo Arancio. Jamás había escuchado en un mismo cantante tanta versatilidad y potencia, pudiendo rasgar la voz salvajemente y limpiarla hasta parecer Fabio Lione en menos de un segundo, para poco después romperte los tímpanos con un agudo salvaje y perfecto. Si en directo es capaz de llegar a estos niveles también, estamos ante una de las mejores voces del Metal actual, sin discusión. Eso si, que por favor decida de una vez cómo quiere que se le nombre, porque según donde leamos el sujeto se hace llamar Filippo Arancio, Phillip D’orange o Lestat, y entre el mareo y lo infantil del asunto, la imagen es un poco triste.

En definitiva, un auténtico placer redescubrir a SOUND STORM. Espero que los italianos sean capaces de mantener el nivel muchos años y que les acompañe la suerte, porque ya sabemos que demasiadas veces ha estado reñida con la calidad. De momento han conseguido varias fechas europeas junto a EPICA, lo que es muy buena señal. Y han conseguido un fiel seguidor en mi persona, por descontado.

Amantes del Power Metal, saquen sus hocicos del "World Of Warcraft" o el "Diablo 3" de turno, estamos ante el mejor disco del año hasta ahora, y siempre es mejor escuchar un poco de música bien hecha que el gruñido de un orco a nuestra espalda.

 

R. Caspárez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí