STEEL HORSE - In The Storm

0

“Un notorio cambio y una apuesta arriesgada”. Este podría ser el titular a rescatar de la crítica de un disco como el aquí tratado, estableciendo una comparación, como bien deja entrever la frase, entre este y su predecesor, “Wild Power”. Notorio porque la producción de “In The Storm” es mucho más gruesa y contundente que la que hallábamos en “Wild Power”, donde los madrileños STEEL HORSE apostaron por un formato más ochentero. Y arriesgado, porque en esta ocasión la banda se ha adentrado en el terreno de las composiciones largas y ampliamente elaboradas dejando de lado los temas que buscan un estribillo pegadizo y coreable, como las que había en “Wild Power”. “Run To Survive” o la propia “Wild Power” son claros ejemplos de esa faceta más directa y concisa de la formación, mientras que “Nocturne”, perteneciente a este nuevo lanzamiento, representa a la perfección la vertiente más compleja y perfeccionista del cuarteto madrileño.

En su conjunto, en “Wild Power” había claras reminiscencias a la New Wave británica y especialmente a IRON MAIDEN, aunque también había pasajes muy de la escuela alemana, sobre todo si nos fijamos en ACCEPT. En “In The Storm”, esa comunión germano-británica de corte ochentero no es tan sólida y por el contrario hayamos un mayor abanico de posibilidades.

Hay temas como “Cross The Edge” que te trasladan hasta el poderío de los alemanes RAGE en su etapa noventera. Otro como “In The Storm” tiene su guinda de épica, lo cual traslada a la banda hasta el Power europeo de corte más cañero, recordándome con ello a bandas como BRAINSTORM o los antiguos EDGUY. También hay piezas con un lavado de cara más clásico, como bien ejemplifican “The Rebel” y “Live To Rock” las cuales podrían haber compuesto los SAXON de discos como “The Inner Sanctum” o “Lionheart” o actuales bandas como los suecos WOLF.

Ahora, dentro de la colorida variedad que ofrece el álbum, si hay un tema que me ha parecido soberbio ese ha sido “Nocturne”. Posee una primera parte más densa, tipo medio tiempo, que poco a poco se va encendiendo hasta llegar a un desenlace épico y heavy a más no poder, donde el certero punteo de guitarra de Willy y las vertiginosas subidas de tono del vocalista Jorge Cortés terminan de poner el broche a una de las mejores canciones de Heavy Metal que he escuchado durante estos últimos años.

Este disco, a pesar de la variedad comentada, no es difícil de catalogar, ya que ofrece con total honestidad una buena dosis de Heavy Metal. Puede que la mecánica de las canciones difiera de la hallada en la ópera prima de STEEL HORSE, pero el grupo, a veces más épico, más powereta, speedico o simple y llanamente clasicorro, ha completado un álbum muy pulido en el que se palpa el talento acrecentado y reforzado con respecto a “Wild Power”.

Willy ha dibujado sus mejores y más estilizados punteos de guitarra, así como sus riffs más trabajados (observad su labor a lo largo de todo el tema “Crystal Grave”). Choco y Rubén suenan tremendamente compactados y ofrecen gran solidez en la base rítmica, y Jorge, qué decir, de aquí a unos años puede convertirse en unos de los vocalistas más laureados y a tener en cuenta de la escena metalera española. Es capaz de usar las tonalidades más altas, al más puro estilo Halford o Geoff Tate, así como conducir el tema por tesituras más graves y rasgadas, donde me recuerda levemente a Tobias Sammet de EDGUY, aunque el estilo de ambas bandas sea distinto.

En definitiva, te podrá calar mejor la cara más ochentera y directa del grupo, que aquí por momentos también la hay, aunque es algo que predomina y define más su primer álbum, o por el contrario preferirás los movimientos más complejos, con sus subidas y bajadas, cambios de ritmo y tiempo y diseños más ambiciosos a nivel general, que es lo que mayoritariamente envuelve este “In The Storm”; eso ya va en gustos, lo que sí que es poco discutible es el salto cualitativo que han dado estos chavales con su segundo larga duración, el cual les convierte en una de las principales apuestas dentro de lo que a Heavy Metal se refiere de cara al mercado extranjero.

 

Jorge Osoro

Artículo anteriorANAL CUNT - The Old Testament 1988-1991
Artículo siguienteACCEPT revela la portada de “Stalingrad”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí