THE BLACK CROWES nos brinda una emotiva noche de Rock And Roll

1
Fotografía de Christian Bertrand

Crónica del concierto de THE BLACK CROWES y DEWOLFF en Barcelona (16 de septiembre de 2022, Sant Jordi Club)

Muchísimo, demasiado tiempo han tenido que esperar los seguidores catalanes para poder volver a disfrutar de un concierto de THE BLACK CROWES en Barcelona. A pesar de que la pandemia ha influido directamente en que la gira de trigésimo aniversario de "Shake Your Money Maker" se retrasara considerablemente, los cuervos negros no pisaban la Ciudad Condal desde que en 1999 abrieran para los legendarios AEROSMITH en el Palau Sant Jordi. De eso hace, nada más y nada menos que, veintitrés larguísimos años y por aquel entonces vinieron presentando "By Your Side", su quinta entrega discográfica.

DEWOLFF conquista al público de los cuervos

Muy acertadamente, DEWOLFF fue la banda elegida para calentar los ánimos de la parroquia rockera en esta gira tan especial de los cuervos negros. Los músicos de Geleen ocuparon puntualmente sus posiciones sobre las tablas de un escenario adornado por un gran telón que lucía espléndido en la parte trasera. En el centro del escenario estaba ubicada la batería de Luka van de Poel, a su derecha el gran hammond de Robin Piso, mientras que Pablo van de Poel tenía colocados dos pies de micrófono que fue alternando a lo largo de una actuación en la que se le vio muy comunicativo en todo momento.

DEWOLFF dio comienzo a su actuación de la mano de una rockera "Night Train", que dejó entrever las omnipresentes influencias blueseras del combo neerlandés y que se erigió como carta de presentación para muchos de los asistentes. El trio dio muestras de su buen saber hacer y desparpajo sobre las tablas, a pesar del inconveniente que significa que tan solo uno de sus miembros puede moverse libremente por el escenario. Pablo, vocalista y guitarrista de la formación, era el único músico que podía corretear arriba y abajo, pero no solía alejarse demasiado de la zona central que ocupaban sus compañeros, aventurándose tan solo hacía los laterales durante la interpretación de alguno de sus solos.

La incansable banda de los hermanos van de Poel conectó rápidamente con el público de THE BLACK CROWES gracias a un concierto ameno en el que hicieron gala de su amor incondicional por el Rock de raíces blueseras y la psicodelia setentera a través de composiciones como "Double Crossing Man" o "Treasure City Moonchild", en las que se atrevieron, con éxito, a hacer cantar al público y hasta les lanzaron camisetas de la banda. Pablo y Luka se turnaron tras los micrófonos en varios temas, aportando versatilidad a una actuación en la que consiguieron trasladar la cercanía propia de un concierto en una sala pequeña, como en las que suelen actuar cuando vienen encabezando sus giras, a un pabellón de aforo medio como es el caso del Sant Jordi Club, cosa que no es tarea sencilla. Estoy convencido de que terminaron la velada con un puñado de nuevos seguidores.

THE BLACK CROWES inunda Barcelona a ritmo de Rock And Roll

Tras veintitrés largos años de espera, al fin llegó el esperadísimo turno de THE BLACK CROWES. Aprovechando la amplitud del escenario, los de Atlanta ambientaron la zona de la parte derecha de la batería de Brian Griffin como si de una coctelería se tratara. En su barra estuvo un elegante y marchoso barman, ataviado con una americana rosa y pajarita negra, que se pasó toda la actuación sirviéndose copas y ofreciendo toallas limpias a los miembros de la banda, al mismo tiempo que no dejaba de bailar, ni de moverse un segundo al ritmo de los himnos inmortales del Rock And Roll de los cuervos negros.

Fotografía de Christian Bertrand

Cuando el Sant Jordi Club se quedó a oscuras, una tenue luz iluminó la zona de la coctelería. Ahí se encontraba un grupo de clientes tomando una copa cuando uno de ellos se acercó a la máquina jukebox para introducir una moneda y seleccionar "Shake Your Moneymaker" de Elmore James, que empezó a sonar por los altavoces al mismo tiempo que los miembros de THE BLACK CROWES hicieron acto de presencia entre aplausos. Fue entonces cuando Rich interrumpió la introducción con el guitarrazo del riff inicial de la maravillosa "Twice As Hard". Acto seguido apareció Chris a la carrera, desafiándonos con un paraguas en mano con el logo de los cuervos negros.

Chris demostró estar a buen nivel, tanto físico como vocal y a pesar de que modificó algunos versos a su antojo, sabiéndose dosificar de cara a lo que tenía por delante, fue el auténtico motor de una banda demasiado estática en líneas generales. Pero ¿a quien le importa si Rich se mueve mucho o poco? ¿Si sonríe o no? Ahí estaba el guitarrista, inamovible, nuevamente junto a su hermano, deleitándonos con canciones de la envergadura de "Jealous Again", "Sister Luck", la coreadísima "Could I've Been So Blind" o una magistral "Seeing Things" que hizo las delicias de muchos de los asistentes. Todas ella remozadas y endulzadas por dos coristas que se refugiaban bajo un porche, a la izquierda de la batería.

La banda interpretó "Show Your Money Maker" integramente

Las interpretaciones de "Hard To Handle" y "Thick N' Thin", para las que las coristas se tomaron un descanso, hicieron venirse arriba a un Sant Jordi Club que, hasta el momento, había estado demasiado recatado. Siempre se tiende a despellejar lo viejos que están los músicos de las bandas clásicas, pero es que el paso del tiempo nos afecta a todos y la media de edad en la audiencia se notó bastante. Tras este arreón de intensidad sonora, Rich apareció con su guitarra acústica colgada de su espalda para encarar una preciosa "She Talks To Angels". Tras ella, finiquitaron la parte conmemorativa de "Shake Your Money Maker" ejecutando "Struttin' Blues" y "Stare It Cold", las composiciones que cierran el disco.

Fotografía de Christian Bertrand

Celebrar el trigésimo aniversario de "Shake Your Money Maker", desgranándolo tema a tema, fue un acto de nostalgia emotivo, pero me atrevería a decir que lo que vino a continuación fue todavía mejor. THE BLACK CROWES nos deleitó con un seguido de clásicos de la discografía de la banda entre los que se encontraron "Goodbye Daughters Of The Revolution", "By Your Side", "Wiser Time", "Thorn in My Pride" y una maravillosa "Remedy", tras la que se retiraron del escenario entre aplausos. No tardaron demasiado en aparecer para ofrecernos una versión de "Moonage Daydream" de David Bowie con la que dieron por finiquitada su actuación.

Los hermanos Robinson nos dejaron con una sonrisa de oreja a oreja

THE BLACK CROWES dio un gran concierto en Barcelona tras veintitrés largos años de espera. La banda de los hermanos Robinson demostró que se encuentran en un muy buen estado de forma, con una formación renovada que hizo que los clásicos sonaran rotundos en una gran noche de Rock And Roll. Podríamos achacarles que interactuaran poco entre ellos y, a excepción de Chris, también con el público. Incluso que hubiesen alargado su actuación con otro bis tras la versión de Bowie, pero tenerlos de nuevo sobre un escenario interpretando sus composiciones tan solo puede ser motivo de alegría.


Promotora: Live Nation

Redacción: David Aguilar

Fotografías: Christian Bertrand (Cortesía de Live Nation)

Artículo anteriorHOLY MOSES lanzará un nuevo disco con Fireflash
Artículo siguienteRIOT V: Conciertos en Madrid y Barcelona en mayo de 2023
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí