THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA - Aeromantic II

0
The Night Flight Orchestra Aeromantic II

THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA: De la diversión a la consolidación

Lo que comenzó a modo de diversión para un grupo de amigos que tocaban en conocidas bandas de Metal ha terminado por convertirse en una de las propuestas más sólidas llegadas desde la fría Suecia. THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA ha insuflado un golpe de aire fresco, alegre y desvergonzado en la escena del Rock melódico internacional, consolidándose en poco menos de una década gracias a grandes trabajos como este “Aeromantic II” que nos ocupa.

“Aeromantic II”, un trabajo creado en tiempos de pandemia

Como el propio nombre del disco indica, estamos ante la continuación de “Aeromantic”, el álbum que estaban presentando cuando la pandemia azotó el planeta y que les forzó a cancelar la gira cuando tan solo llevaban una semana en la carretera. Muchos miembros de la banda y de la crew enfermaron cuando regresaron a sus casas. Así que, tan pronto como se recuperaron y viendo que no se podía salir de nuevo de gira decidieron concentrarse en la composición de su siguiente álbum.

Björn Strid y compañía se han sacado de la manga muy buenos trabajos en los casi diez años que llevan en activo. Los de Helsinborg han sabido recuperar gran parte del atractivo de la música facturada en los años ochenta gracias a su atrevida mezcla de Hard Rock, AOR y de otros géneros como el Rock Progresivo o incluso llegando a vacilarnos con algunos elementos más funkies y discotequeros que sientan de maravilla a su propuesta musical.

Como comentaba más arriba, la irrupción de THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA supuso una bocanada de aire fresco para el género. De todos modos, en la primera parte de “Aeromantic” percibí ciertos síntomas de agotamiento, debió tratarse de una percepción personal, ya que el disco cosechó buenas críticas en los medios. El hecho es que no llegué a conectar como sí lo hice con anteriores álbumes, propiciando que descartara ir al concierto de presentación, lo que desencadenó en mi posterior arrepentimiento ya que ese se convirtió en el último concierto al que podríamos asistir en muchísimo tiempo en nuestro país.

Sorprendiendo con el anuncio de “Aeromantic II”

El lanzamiento de “Aeromantic II” supuso una sorpresa ya que no tenía constancia de que los suecos estuvieran preparando la continuación de su anterior disco. El leve desencanto que experimenté con “Aeromantic” no afectó a mi predisposición para pinchar ilusionado este nuevo trabajo. Que se tratara de una segunda parte del anterior lanzamiento despertó curiosidad en mí y... ¡bendita curiosidad! THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA vuelve a rendir como en sus inicios.

THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA lo apuesta todo a la melodía en sus canciones

“Aeromantic II” pone de manifiesto la aparente facilidad con la que THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA factura composiciones adictivas. La formación sigue apostándolo todo a la melodía en canciones como “Violent Indigo” o “Midnight Marvelous”, en las que los colchones de teclado reinan junto con un espléndido Björn Strid a las voces, y añaden doble de azúcar en estribillos como los de “White Jeans” o especialmente con el de “Burn For Me”, con el que consiguieron que un servidor llegara a despertarse dos mañanas seguidas tarareándolo mentalmente.

“Aeromantic II” se convierte en un viaje placentero y cargado de nostalgia ochentera como viene siendo habitual desde el primer lanzamiento de THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA. El trayecto, comandado por el comandante Björn Strid, transcurre ameno gracias a la cálida compañía que propicia el puñado de grandes composiciones que componen este nuevo vuelo de los de Helsinborg. Esperemos que esta vez puedan volar bien alto y presentarlo en directo como se merece sin sufrir las turbulencias de su anterior tour.

Más sobre la banda en su Facebook.

Reseña
Nota
8
Artículo anteriorMOTÖRHEAD lanzará el cuádruple recopilatorio "Everything Louder Forever"
Artículo siguientePARADISE LOST anuncia "The Lost And The Painless"
Pasé mi infancia en la habitación de mis hermanos mayores, quedándome boquiabierto admirando los posters de bandas de los 80 que empapelaban sus paredes. Poco a poco fui creciendo y empecé a desempolvar sus vinilos, quedándome impresionado con esos nuevos sonidos y portadas que hoy en día siguen emocionándome como entonces.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí