Crítica de THE UNITY - Pride

1
The Unity Pride

Recordaré "Pride" de THE UNITY el resto de mi vida por las fechas en las que cayó en mis manos y las lecturas que lo acompañaron... A los días extraños que precedieron a los momentos de preparar el texto y a la incertidumbre que se nos venía encima en las jornadas de inicio de la crisis sanitaria y bloqueo económico/social.

Este disco ha sido un chute de buen rollo como necesitaba que fuese. Cálido y amable cuando era necesario, sin dejar de lado el espíritu combativo que los integrantes de la banda le han imprimido (no en vano, es su tercer disco en tres años de existencia, una forma de decir "¡eh, joder, aquí estamos!") Este "Pride" me ha mantenido la mente en forma y a THE UNITY le debo bastantes buenos momentos ofrecidos, así que va sobre todo por ellos esta pieza donde vamos a recomendar con ganas este meritorio trabajo.

"Pride", un gran y efectivo disco de THE UNITY

THE UNITY llevan tres años dando vueltas por los escenarios como banda de apoyo a numerosos grupos (entre ellos EDGUY o Axel Rudi Pell) ofreciendo su Hard Rock tintado de Heavy Metal a la usanza alemana. Formada por Henjo Ritcher y Michael Ehré de GAMMA RAY, ambos músicos vieron venir la ausencia de trabajo con su banda principal -por la situación laboral de Kai Hansen con HELLOWEEN- y por ello en 2017 se liaron la manta a la cabeza y junto con los músicos de LOVE.MIGHT.KILL formaron un supergrupo con miembros de bandas un tanto alejadas en estilo pero igual de divertidas. Sí, no es que case mucho GAMMA RAY en el Hard Rock más modernete, pero a quién no le amarga marcarse unas cuantas melodías del rollo "yo solo lo hago en mi moto" mientras vacilas con letras repletas de mensajes de que todo va a ir más o menos bien. Eso nos gusta a casi todos, nadie puede negarlo.

"Pride" sobresale en sus primeros minutos gracias a una sugerente "The New Pandora" a modo de intro y la majestuosa "Hands Of Time" que, salvando las distancias, me recordó desde el primer momento a los impresionantes inicios de MASTERPLAN, teniendo además unos cambios de ritmo muy atractivos con los que sin duda logra captar la atención a la primera escucha. En este tema se pone de manifiesto lo que vamos a disfrutar a lo largo de los once cortes del trabajo: guitarras dobladas, muchísima melodía, una base rítmica muy marcada y para nada anodina, muchos efectos de pedal y una voz maravillosa... ¡Qué descubrimiento más delicioso el de su cantante Gianbattista Manenti!

"Line And Sinner" es el tercer corte con el que sorprenden, del que destaca de nuevo la elegancia con la que juegan con los medios tiempos y las ambientaciones de teclado, creando una atmósfera que se pega a la cabeza y no se suelta, un tema chicle perfecto.

El primer bofetón gordo en este "Pride" de THE UNITY, y ya la cosa iba para nota, cae con "We Don't Need Them Here", elegido como primer single y videoclip y que es en pocas palabras “el corte” del disco: pegadizo, arrollador, de mensaje claro para la chavalada y adictivo. El single hard rockero perfecto. Da igual que sea de A + B + C; funciona y se agradece porque además no aburre, ninguna de las mil veces que terminas reproduciéndolo.

El siguiente tramo es más relajado, por un lado con "Destination UnKnown", medio tiempo correctillo, y "Angel Of Dawn", que se mueve en los mismos patrones aunque le da casi todo el protagonismo a las ambientaciones y teclados. "Damn Nation" rompe este pequeño bloque tirando por el camino más espídico, siendo uno de los cortes más acelerados de todo el LP y donde se juega con algunos cambios en los registros vocales. Divertidísimos los pequeños duelos de guitarra y teclado en los fraseos que acompañan en puentes y salidas de estribillos, por cierto.

THE UNITY no decae ni resulta repetitivo en sus composiciones

La recta final es muy variada; primero con "Wave Of Fear", otro medio tiempo con guitarras más pesadas de las escuchadas en los otros cortes y después con la muy pegadiza "Guess How I Hate This" por su sección rítmica en sus estribillos. Ojo además a los efectos de pedales que comentábamos anteriormente, ya que en esta pieza no se cortan a la hora de mostrarse juguetones con esto. Les sirve para preparar el final de la grabación, "Scenery Of Hate", el segundo corte más rápido del disco y donde no se privan de meterle un doble bombo machacón y unos teclados que sirven de muro sonoro que no paran de golpearte la cabeza. Otro tema tremendamente adictivo y pegadizo.

Llegados a este punto, podía ser difícil sorprender dentro de la extenuación de placer musical, pero entonces se marcan un Rock N' Roll completamente inesperado, alegre, bailongo y provocador y uno ya queda completamente rendido a sus pies: "Rusty Cadillac" es sin duda el segundo corte por el que destaca esta grabación, dándole una vuelta (otra vez) a patrones que hemos escuchado mil veces. THE UNITY se permiten el lujo de no dejar "Pride" en semejante clímax y ofrece una última pieza que casi suena a "títulos de crédito", "You Don't Walk Alone", con el que se despiden, siendo una canción muy sexy y con unas guitarras rítmicas y coros perfectos para cerrar el momento.

Este "Pride" de THE UNITY pide ser escuchado una y otra vez, transmite de una forma muy poderosa cada uno de los buenos sentimientos con el que se nota que han elaborado las composiciones y consolida a esta formación como un combo que no cae en la repetición y capaz de ofrecer muy buenas piezas con cortes memorables. Un completo orgullo, sin duda, para sus integrantes.


Discográfica: Steamhammer/SPV

Os recordamos cómo se formó THE UNITY. Más información sobre la banda en su página de Facebook.

 

1 COMENTARIO

  1. Interesante descubrimiento The Unity. Quizás si no fuese porque tiene miembros de Gamma Ray en su formación, jamás los hubiera oído! Me sorprendió el cantante, por cierto, en ‘Hands of time’ parece otro vocalista. Pensé que era Rusell Allen, de hecho, me sonó a colaboración jajaja en fin, terrible cantante Manenti! Buen disco, muy disfrutable!! Engancha bastante

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí