VOLBEAT - Outlaw Gentlemen & Shady Ladies

0

La popularidad de VOLBEAT en los últimos años se ha mostrado imparable. De tocar en pequeñas el grupo danés de Rock-Metal ha ido escalando puestos en los carteles de los festivales más prestigiosos y de nuevo les tendremos por España en una gira de clubs de considerable tamaño. Su entretenidísimo estilo es capaz de atraer al más variado público, lo que se ha traducido en una amplia base de fans generada durante años. A pesar de que los mejores discos del grupo ya han sido creados, VOLBEAT no puede parar de crear, y sumando al ex ANTHRAX Rob Caggiano a sus filas, los de Michael Poulsen han ideado "Outlaw Gentlemen & Shady Ladies", álbum inspirado por personajes reales y ficticios del Oeste americano, lo que da pie a usar instrumentos e influencias de la música que mayormente conocemos por el género cinematográfico western, y que ambienta muy bien las canciones. Quizá la pega de que su fama haya subido como la espuma es ese deje comercial que chirría un poco y eso que de por sí la a menudo festiva música de VOLBEAT es llamativa y -según la canción- muy asequible.

De esta forma el sonido western de la intro "Let's Shake Some Dust" da paso a la contenida "Pearl Heart" y la emotiva "The Nameless One", canciones no muy adecuadas para arrancar por ese carácter algo manso y amable de ambas, que a más de uno le habrán hecho llevarse las manos a la cabeza. Eso sí, bonitas melodías y estribillos pegadizos no faltan, y quizá "The Nameless One" habría encontrado mejor lugar hacia el final del disco. Por suerte el tercer corte, "Dead But Rising", es más propio de la faceta metalera del grupo, penetrante y por supuesto también más heavy y movido, incluyendo un divertido palmeo rockero hacia la mitad.

 

El single "Cape Of Our Hero" es muy suave, rayando la radiofórmula, y si bien tiene una melodía pegadiza, el tono respecto a otras canciones está considerablemente rebajado. Afortunadamente -y es la segunda vez que muchos seguidores respirarán aliviados- es sólo un espejismo y VOLBEAT desata su lado más oscuro con la potentísima "Room 24", en la que colabora el narrador de historias de terror por excelencia del Heavy Metal: King Diamond. Su voz y la de Poulsen se conjugan en un tema de tintes misteriosos que hacen de él uno de los mejores del álbum y el más inquietante de toda su discografía.

"The Hangman's Body Count" es más liviana, pero sigue dando caña con riffs juguetones y no tiene el punto de desenfado que sí tienen otros cortes como "My Body" -versión de YOUNG THE GIANT, lo más flojo de todo el álbum- o "Lola Montez", divertido y en la línea de los cortes clásicos de VOLBEAT, pero con un estribillo posado en unas guitarras demasiado blandas. El disco sigue progresando con el rugiente "Black Bart" y "Lonesome Rider", que supone una grata sorpresa por ese toque tan del Oeste que tiene, al igual que "Doc Holliday", de trepidante inicio, casi un crossover entre ICED EARTH y METALLICA en una vertiente incluso sombría. "Our Loved Ones" destapa el lado sentimental y emotivo de VOLBEAT en un corte tranquilo, pero al que las guitarras dan profundidad y no está tan dulcificado como anteriores canciones.

Concluyendo, en este toma y daca de cal y arena que es "Outlaw Gentlemen & Shady Ladies" podemos escuchar algunas de las canciones más suaves firmadas por VOLBEAT, realizando concesiones al público generalista que les podría convertir en superestrellas. Sin embargo, los fans que siguen a los daneses desde hace tiempo no deberían tener miedo y disfrutar de riffs, ideas y canciones que, en definitiva, continúan teniendo la esencia de VOLBEAT grabada a fuego en ellas.

 

Enrique Herrero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí