Las películas de W.A.S.P.: Sangre, monstruitos y Heavy Metal

0
W.A.S.P. - Ghoulies II

El cine fantástico y de terror y el Heavy Metal siempre han estado conectados por imagen e irreverencia, como hemos repasado ya en nuestros especiales de películas de terror con bandas sonoras de Rock y Metal y más cine para Halloween. Y, en este aspecto, la banda estadounidense W.A.S.P. es una de las que se lleva la palma estableciendo relaciones entre el mundo del celuloide y el musical.

Las películas y bandas sonoras de W.A.S.P.

W.A.S.P. fue una gran referencia en EE.UU. en los años 80, medrando en la escena de Los Ángeles y realizando discos y conciertos con una imagen muy provocativa para la época, con claras connotaciones sexuales y terroríficas. Esto llevó al grupo a participar en diversas bandas sonoras de películas de terror y fantasía, moviéndose en la serie B, incluso llegando a aparecer sus miembros en algunas de las cintas. En los 80 este tipo de cine a menudo contaba con canciones rockeras para dar más fuerza a las imágenes, y ahí las huestes de Blackie Lawless encontraron una tétrica y divertida morada.

El Amo Del Calabozo (The Dungeonmaster / Ragewar Charles Band, 1984)

W.A.S.P. debutó de manos de Capitol Records con su disco homónimo en 1984. Poco después el grupo intervenía en su primera película, la cinta de fantasía y ciencia-ficción "El Amo Del Calabozo", estrenada el mismo año.

W.A.S.P. no solo puso música a este film, en la que un programador se enfrenta a un malvado brujo, sino que los propios músicos actuaron, brevemente, en ella. Podemos ver al grupo, durante el segmento "Heavy Metal", interpretando "Tormentor".

La secuencia fue rodada a lo largo de dos días en el Troubadour de West Hollywood, California, y en ella podemos ver a la formación compuesta por Blackie Lawless, Chris Holmes, Randy Piper y Tony Richards, al servicio del brujo durante una actuación. Blackie ataca al protagonista, Paul, con un rayo y está a punto de degollar a su novia, pero es finalmente desintegrado junto al resto de miembros de la banda por el ordenador del héroe.

Terrorvision (Ted Nicolaou, 1986)

W.A.S.P. aparece testimonialmente en esta película. El argumento arranca con una familia que instala televisión por satélite en su hogar, conectando por accidente con un ente alienígena.

En ella vemos unos segundos a Blackie Lawless en la MTV cantando, de nuevo, "Tormentor", provocando diversas reacciones entre los espectadores.

Además, el novio de la hija es un “genio musical”, que lleva camiseta de W.A.S.P.

Ghoulies II (Albert Band, 1987)

"Ghoulies II" constituye, posiblemente, la incursión más famosa de W.A.S.P. en el cine de terror. Y lo es porque el grupo intervino en esta simpática macarrada -dirigida por el padre del mítico Charles Band- con la canción "Scream Until You Like It", de la que se grabó el siguiente videoclip:

En el vídeo musical aparecen extractos del film e incluso Blackie interactúa con las criaturas.

Blackie Lawless - Ghoulies

Pesadilla En Elm Street V: El niño De Los Sueños (A Nightmare On Elm Street 5: The Dream Child, Stephen Hopkins, 1989)

Una de las películas más flojas de la saga "Pesadilla En Elm Street" contó en su banda sonora con el grupo de Los Ángeles y su "Savage":

En esta secuela también sonó "Bring Your Daughter... To The Slaughter", canción que antes de ser incluida en "No Prayer For The Dying" de IRON MAIDEN, fue grabada y lanzada por Bruce Dickinson para la banda sonora; ROMEO'S DAUGHTER y MAMMOTH. De paso, no está de más recordar una anéctoda relacionada con la tercera parte, cuando DOKKEN esnifó cocaína del guante de Freddy Krueger.

Violent Shit (Andreas Schnaas, 1989)

La canción "Torture Never Stops" se incluyó aparentemente sin permiso en una escena de "Violent Shit", película gore alemana filmada con videocámara por Andreas Schnaas, que tuvo una distribución underground.

Además, también podemos encontrar a los angelinos en las bandas sonoras de una cinta de acción como "El Hombre De Hielo" (Ghost Warrior, 1986) o una comedia como "Los Tachuelas" (Dudes, 1987).

Lamentablemente, los años pasan para todos. Las modas y tendencias cambian y van quedando relegadas a los recuerdos del público. Incluso aunque vivimos una especie de revival ochentero en lo audiovisual, apoyado por numerosos productos (desde "Stranger Things" a "Cobra Kai", en la que, por cierto, suena el mítico "I Wanna Be Somebody" de W.A.S.P.) ya no es tan habitual escuchar aquellas bandas sonoras en las que el Rock imponía su ley, salvo honrosas excepciones. En cualquier caso, aquí queda el legado cinematográfico de unos W.A.S.P. que, más allá de su desafiante música, dejaron su impronta en las salas de cine y en los gastados VHS que devorábamos con fruición.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí