WILDESTARR - Arrival

0
WILDESTARR - Arrival

El vasto universo del Power Metal norteamericano saca a la luz (o más bien sacó hace dos años, aquí nos ha llegado con retraso y directamente de manos de los artistas) un nuevo álbum a cargo del guitarrista Dave Starr, en un proyecto junto a la vocalista London Wilde. Así, WILDESTARR recibe la herencia del músico conocido por su hacer en VICIOUS RUMORS como bajista durante años, aunque "Arrival" no está tan cimentado en la velocidad que imprimía Geoff Thorpe en su creación. Esto es una cosa más ambiental y con unas melodías y un sentido más profundo y menos directo que VICIOUS RUMORS.

WILDESTARR recibe en "Arrival" la herencia del paso de Dave Starr por VICIOUS RUMORS

Tampoco (y aunque pudiera parecer lo contrario) es un álbum para satisfacer las ansias escondidas que a veces llevan dentro los músicos, queriendo dar algo que normalmente no dan, experimentando con nuevos elementos. Para nada, aquí hay Heavy Metal que podría estar compuesto por una banda no atípica, sin necesidad de demostrar ningún alarde técnico o compositivo. De hecho, si escuchas a WILDESTARR seguramente lo vas a reconocer como banda y no como un proyecto personal de un instrumentista y una vocalista rubia dando rienda suelta a idas de pinza musicales serias.

Así, sin salirse del recorrido que ya ha andado de mano de otros por Dave Starr en anteriores ocasiones, ahora se han grabado 10 temas potentes y a la vez extraños. Ese componente extraño lo aporta la producción, poco común. El sonido no es demasiado nítido, pero bastante profundo. La guitarra aparece bastante distorsionada y la batería (grabada por Jim Hawthorne) tampoco suena especialmente nítida, con unos platos sin demasiado brillo, y poco natural. No soy un experto, pero tengo la sospecha de que quizá simplemente se haya programado y no sea una auténtica grabación. Además de todo esto, la voz de London Wilde tiene algo especial, a parte de disfrutar de unos buenos tonos altos y fuerza, es bastante propia y por momentos te puede parecer que está cantando un hombre apoyado simplemente en agudos. El resultado de estos tres elementos genera un sonido envolvente, que tras varias escuchas empiezas a apreciar, a la vez que vas entrando en la dinámica de esta decena de canciones.

Ante la uniformidad en el nivel de las canciones (y de la manera que se han pensado, uniformes también), entendiendo que especialmente este disco hay que escucharlo como una unidad para sacarle el partido, recomendaría que probaseis con "Touching God", "In This World" y "Voice In The Silence". Riffs muy pesados cabalgando a ritmo de medio tiempo, adornados con solos y la curiosa voz de London es lo que abunda en este debut de WILDESTARR. Si algo de lo que te he contado aquí te interesa, puedes mirar en su web y en su MySpace para ver si te convence su trabajo, tal y como lo ha hecho conmigo.

Más sobre WILDESTARR en su Facebook.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí