“Yo soy del primero de BANZAI.” “Pues yo, del segundo”

0

El caso más flagrante en el mundo del Rock puede que sea el de BANZAI, una banda e fímera, pero cuyo eco sigue extendiéndose a lo largo del tiempo. Esta división con el grupo liderado por Salvador Domínguez se produce entre sus dos discos: “Banzai” (1983) y “Duro Potente” (1984), dos joyas excepcionales pero que se parecen como una vaca a una hormiga.

Hagamos un poco de historia. BANZAI surge en la mente y en el corazón de uno de los mejores guitarristas del país, Salvador Domínguez, un auténtico monstruo de las seis cuerdas que nació en Madrid pero que siempre ha vivido desde su más tierna infancia a salto de mata, abriendo su mente y su estilo. Salva corta al comienzo de la gira del “Rock & Ríos” su relación con Miguel Ríos decidido a tener una banda de un estilo que aflora en España y en el mundo. Dicho y hecho, toma el nombre de una de las canciones compuestas para el anterior y se mete a componer melodías para los poemas de Xaime Noguerol, un poeta urbano procedente de Orense. Para la banda se rodea de Tibu (el único que estaría presente junto a Salva durante toda la aventura), Snoopy, Larry y un cantante con un tono extraño pero característico, el Chino, lo que vendría a ser Klaus Meine de SCORPIONS si hubiese nacido en Vallecas.

La unión de todos estos factores desemboca en el primer disco de BANZAI. Una obra bandera del Heavy propiamente español, por temática, música y producción. Un Rock con letras sacadas a tenazazos del extrarradio dejando un perfil sociológico de lo que debía ser la España de la época. Dentro de 100 años, quien quiera saber como era España a principios de los 80 se verá obligado a escuchar esta joya. La crudeza es tan palpable en cada uno de los cortes que cuenta la leyenda que el presidente de Hispavox rompió el disco después de escuchar la letra de “Coche Rápido En La Noche”.

Aun así no todo fue un camino de rosas. BANZAI empezó a fallar en directo, según cuenta Salva, porque el Chino “se achantaba” y tras un concierto la banda en pleno se plantó ante su líder: “O se va el Chino, o nos vamos nosotros”. Domínguez consiguió torear este primer envite y salvó la cabeza del cantante. Sin embargo, poco después, MOTÖRHEAD vinieron a tocar al mítico pabellón del Real Madrid llevando de teloneros a una banda catalana llamada TIGRES DEL METAL. A aquel concierto asistieron Salva y Tibu que rápidamente quedaron prendados de ese chico que acabaría siendo una leyenda del Rock español: José Antonio Manzano.

Manzano aceptó la oferta con dos condiciones: que el batería de TIGRES DEL METAL, David Biosca, se incorporase a la banda, y que le dejasen escribir todas las letras del siguiente álbum. Así fue y poco después también Snoopy dejaba la banda, completando la gira como cuarteto y con un amago de incorporar a un guitarra rítmico. El cambio se completó con una nueva compañía, WEA, y con el tardío fichaje de un teclista de excepción, Danny Peyronnel (ex UFO, ex HEAVY METAL KIDS).

Este precisamente fue el germen del cambio de estilo de BANZAI que resurgió con una fuerza aún mayor, más orientado a un estilo más depurado, más Heavy, en un intento de conseguir una banda con la que poder colocar la pica en Flandes. Las letras dejaron de lado a yonkis, prostitutas y jeringuillas para pasar a ser más neutras, con menos gancho social y más centradas en temática gregaria del Rock. El sonido también sonaba más nítido, aprovechando el buen trabajo de los míticos Mediterráneo Studios, sin perder un ápice de carisma, pero dejando el barrio para conquistar Europa.

El resultado es de sobra conocido: un auténtico cañón con temás más pendientes de los coros como “Luces” o “Grita”, auténticos hits, o auténticas obras maestras como la propia canción título “Duro y Potente”. Hasta la portada perdía ese punto de improvisación y chapuza, tan presentes en muchos discos de la época, para dar paso a una portada europea y española a la vez (con el famoso toro).

banzai-80

El éxito fue casi instantáneo y nadie lamentó el cambio. Sin embargo, la semilla de la separación ya estaba sembrado. La distancia que separaba a Manzano y Biosca, afincados en Barcelona, de la capital y el feeling que empezó a surgir entre Salva y Peyronnel, que siempre ambicionó ser el vocalista de BANZAI, hizo que todo saltase en mil pedazos. Así, sin tiempos para la decadencia murió BANZAI.

Desde entonces se ha discutido más sobre cuál de los discos es mejor que el otro más que de una posible reunión de la banda. La mayoría de las veces vence el primero, sobre todo por el carisma que derrochan las letras de Noguerol, pero este árbol no nos debe impedir ver el bosque, ya que el sonido limpio y Heavy de “Duro y Potente” es una excepción en el panorama español. De hecho, un segundo LP del Mark II podría haber puesto en serio peligro la hegemonía de BARÓN ROJO a nivel nacional e incluso haber supuesto un salto a Europa. Pero como siempre, esto no son más que meras especulaciones.

Nota: Sí, es cierto que BANZAI se reunieron (a pesar de Tibu) y que tocaron recientemente en las fiestas de Aluche. También es cierto que se baraja la grabación de un CD de estudio. Sin duda, eso será BANZAI, pero serán otros BANZAI que, por momento y por edad, no tendrán la misma repercusión que en la primera mitad de los 80.

Carlos Camino

Artículo anteriorEl canal de QUEEN en YouTube ofrecerá su concierto “Live At Wembley”
Artículo siguienteBYFROST - Of Death

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí