AUTOPSY - The Headless Ritual

0

Tras su reunión y las dudas sobre grabar o girar, finalmente AUTOPSY se ha decantado por ambas, y mientras sigan supurando discos como "The Headless Ritual" y dando buenos conciertos su decisión se seguirá considerando acertada.

Los resultados de la reunión solo pueden calificarse, al menos de momento, como exitosos. Chris Reifert a la batería y voz (desafiando la ortodoxia) y Eric Cutler y Danny Coralles a las guitarras siguen elaborando su viejo Death Metal, pegajoso y sucio, como si aún estuvieran inmersos en aquella nube de marihuana y juventud 25 años después. Y eso es bueno, es más, diría que se trata de algo maravilloso: cuarto de siglo después de comenzar sus andanzas, el gore, el terror y la música extrema sigan tan vigentes como el primer día.

Qué fácil hacen que parezca el repetir los esquemas, pétreos como la más pesada y antigua de las lápidas que puedan conocerse, y siempre manteniendo la sangre tan fresca como en sus primeras carnicerías discográficas. Tiene un mérito increíble para AUTOPSY parir canciones como "Slaughter At Beast House" o "Mangled Far Below", todos ellos puros y duros reencuentros con los elementos ya presentes en su carrera musical, y conseguir que uno siga flipando con esos segundos de recreación en la lentitud, esas voces de puro gorgoteo sanguinolento y esos brotes de psicopatía a toda velocidad.

Todo eso sigue ahí, es casi lo mismo de siempre, y es tan adictivo como antes, y ese es su gran mérito, repetirse pero ofreciendo continuamente Death Metal de primera, del que te atrapa sin remedio. Por ejemplo, "Arch Cadaver" es un compendio de cuatro minutos de cómo hacer las cosas, a pesar de tener un guión mascadísimo: inicio lento y mortuorio, cargado de una tétrica melodía y posterior paréntesis protagonizado por el bajo para romper, finalmente, con un ataque frontal y solos de guitarra bastante influenciados por el Heavy Metal.

Los punteos y melodías habituales que más nos alejan de la cordura vuelven a paladearse en "She Is A Funeral", "Coffin Crawlers" o "Running From The Goathead", que, como el resto de canciones del álbum, parecen haber fluido con una tranquilidad pasmosa, como ideas derramadas sin fin de un cerebro trepanado... una cualidad envidiada por cualquier músico.

Este "ritual sin cabeza" es todo lo contrario a lo que podría indicar su título, está cargado de contenido bien pensado y construido y que respeta al máximo lo que cualquiera esperaría de AUTOPSY, pero sin sonar forzado en ningún momento. Es lo que le pedía el cuerpo a los de San Francisco, y es lo que ha salido. Es lo natural y punto. El broche final y que reafirma mi opinión sobre el trabajo, es la propia "The Headless Ritual", una corta pieza instrumental que respira la más pura tradición del cine de género splatter en sus terroríficas guitarras.

Corto, intenso y magistral, este nuevo álbum de AUTOPSY será una de las mejores piezas del Death Metal en este 2013 y será difícil superarlo. Podrás escucharlo varias veces seguidas y no te aburrirá, por predecible que pueda resultar. El paso del tiempo no ha cambiado demasiadas cosas y ha demostrado sentarle de miedo, y nunca mejor dicho, a los norteamericanos.

 

Carlos Herrero Bayón

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here