Crítica de CHARRED WALLS OF THE DAMNED – Creatures Watching Over The Dead

0
Charred Walls Of The Damned -Creatures watching over the dead

Casi sorprende que CHARRED WALLS OF THE DAMNED haya llegado a su tercer disco por la volatilidad que suelen tener estas bandas con músicos de renombre. Sigue por lo tanto la misma formación, con Tim ‘Ripper’ Owens al frente, y el impulsor del grupo, el batería Richard Christy (DEATH, CONTROL DENIED, ICED EARTH), vigilante en la retaguardia. Y cómo no, Steve DiGiorgio (TESTAMENT, SADUS) al bajo y Jason Suecof a la guitarra. Músicos implicados cuya pasión y afición han dado como resultado otro buen disco de Heavy Metal. Su título: “Creatures Watching Over The Dead”.

Sin dar síntomas de cansancio, el grupo ofrece su trabajo más corto hasta la fecha: sólo 33 minutos, prácticamente un EP. Se echa en falta una mayor duración aunque sus nueve canciones están bien aprovechadas. La evidencia es que el álbum se pasa volando y deja con ganas de más. En este caso no queda otra salida que repetir la escucha de nuevo, pero merecerá la pena, porque “Creatures Watching Over The Dead” reúne un buen puñado de trallazos.

Entre ellos, el incial “My Eyes”, Heavy Metal poderoso con un Ripper versátil y muchos ganchos vocales e instrumentales. Y qué decir de “The Soulless”, con un comienzo borrico y extremo y un cantante descomunal apoyándose en las guitarras de Suecof.

La banda también sabe pausar los tiempos y lo demuestra con “Afterlife”. El corte se mueve en aguas más calmadas pero eso no quita para que también las enturbie con partes más vivas, y es que el cambio es el protagonista del atrayente tema. “As I Catch My Breath” alterna delicadeza con algunas secciones en las que se manifiesta un Ripper apesadumbrado. Por otro lado, un luminoso y positivo “Lies”, contrasta con el tono oscuro general de CHARRED WALLS OF THE DAMNED.

“Reach Into The Light” vuelve a golpearnos con guiños al Death Metal. En él destacan una voz chillona marca del Ripper más desatado y unas guitarras que nos llevan casi en brazos por el discurrir del tema. Y otro temazo es “Tear Me Down”, machacón, rítmico, con gran protagonismo de la guitarra y emotivas líneas vocales. Este último factor se acentúa en el siguiente corte, “Living In The Shadow Of Yesterday”, de lo más pegadizo.

“Time Has Passed” recula hacia el dramatismo pero, a pesar de ser la última canción, sigue siendo destacable. No hay ninguna que en principio se pueda desechar; es más, cada una de ellas tiene una identidad muy marcada y elementos diferenciadores que hacen la escucha placentera.

Así discurre el álbum, con temas muy pegadizos, ingrediente que ganaron en su segundo disco. De ello tiene gran parte de culpa Ripper Owens, fenomenal en todo el trabajo. No obstante, no hay que olvidar las guitarras de Suecof y sus solos energizando las canciones. Tampoco el palpitante bajo de DiGiorgio que da más empaque si cabe a los ritmos que imprime Christy.

En resumen, “Creatures Watching Over The Dead” es Heavy Metal ejecutado con intensidad y concisión. CHARRED WALLS OF THE DAMNED vuelve a firmar una obra entretenida y diversa, a la que se podría exigir algún tema más que dejase soltarse a sus integrantes. Sin embargo, hay que tener en cuenta el gran resultado que unos músicos tan atareados como los involucrados nos brindan. Quizá haya que esperar un lustro más para recibir otro disco como este, pero merecerá la pena. Especialmente si Ripper, Suecof y DiGiorgio mantienen el compromiso de responder a la llamada de Christy.


Discográfica: Metal Blade

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here