Crítica de KRISIUN – Scourge Of The Enthroned

0
Krisiun - Scourge Of The Enthroned

KRISIUN lo ha reventado. Literalmente: “Scourge Of The Enthroned” es una demostración aplastante de poder metálico, de grandeza y de brutalidad apabullante. Antes de entrar en valoraciones más profundas, contextos y comparaciones, conviene empezar por ahí. Hasta para alguien que no tenga ni la más remota idea de qué es KRISIUN (alguien que no haya tenido contacto alguno con el Metal Extremo hasta ahora, en esencia), este disco será una monstruosidad, una lluvia infame de golpes, una tormenta que hará retumbar todo a su alrededor. Granizo del tamaño de bolas de cañón. Granizo salido de los más profundos rincones del mismísimo infierno.

La energía es tan violenta y tan abrasiva que da la sensación de que (aunque juraría que no es posible) no dejas de contener la respiración durante los 38 minutos que dura un disco. Su cuya brutalidad salvaje te revienta las costillas a traición si intentas concentrarte en su incuestionable precisión técnica. No hay respiro ni escapatoria ni descanso. No hay luz ni bondad ni final feliz. “Scourge Of The Enthroned” es una fiera rabiosa y desatada pero meticulosamente compleja y perfeccionista. Es como un gorila que sabe matemáticas… y que solo las aplica para contar cuántas cabezas ha dejado a su paso, reventadas como sandías. Es KRISIUN. Una, dos y mil millones de veces KRISIUN. Así que es, la regla de tres es sencilla (también para el gorila), Death Metal con uno de los pedigrís más nobles que ha conocido el género.

Porque KRISIUN son de los nuestros. Ese trío brasileño lleva desde 1990 repartiendo palos. No ha cambiado de formación (más allá de sus probaturas como cuarteto) y no ha protagonizado dramas ni idas y venidas desde que editó en 1992 su primera demo, “The Plague”. Su compromiso es incuestionable. Como su jerarquía y su lugar en el panteón del Death Metal mundial.

Los brasileños logran posicionar este álbum entre lo más selecto de su carrera

Este es un undécimo disco. También es (creo que no exagero) uno de los mejores y, confieso (y de ahí parte de mi visible euforia) una sorpresa refrescante porque el anterior “Forged In Fury” me pareció un intento flácido de salir de la zona de confort con, cuando precisaban de todo lo contrario para resultar convincentes, menos energía de lo habitual. La segunda parte, digamos, de su carrera incluye algún garbanzo negro (o al menos azul oscuro) salpicado entre discos excelentes como este “Scourge Of The Enthroned” o “Southern Storm” (2008), a la altura de aquellos clásicos que, sencillamente, todo aficionado al Death Metal tiene que tener en su colección: “Black Force Domain” (1995), “Conquerors Of Armageddon” (2000)…

Es como si en los tres años que han pasado desde “Forged In Fury” KRISIUN hubiera rejuvenecido completamente. Ha recuperado su esencia con una violencia a la altura de cualquier tiempo pasado. Ha regresado a la base primordial de su sonido con convicción y creatividad. Porque, y esto es algo que no todo el mundo suele entender, ser creativo no es solo romper moldes, probar cosas nuevas y expandir el propio sonido. También, y no es tan fácil como algunos lo pintan, es seguir la propia pauta con nuevas ideas, calcar el espíritu pero no la letra, encontrar (como en este caso) un puñado de riffs tan frescos, venenosos y adictivos que se sitúan entre los mejores que han parido después de casi tres décadas de existencia.

El resto lo pone el excelente sonido trabajado por (una vez más) un Andy Classen que consigue que el tremendo Max Colesne no se lleve todo por delante con sus descomunales ráfagas de blastbeats (a veces parece imposible). Y una muy buena portada que rompe con las últimas del grupo, se inspira en la temática de un disco centrado en la mitología sumeria y lleva la firma de Eliran Kantor, una garantía de calidad que ha trabajado ya con HATE ETERNAL, IMMOLATION, TESTAMENT, ICED EARTH, HATEBREED…

KRISIUN ha grabado un trabajo incontestable en “Scourge Of The Enthroned”

Desde la inicial e incontestable “Scourge Of The Enthroned”, con unos riffs completamente obsesivos, el disco se sitúa en una zona conservadora de la tradición KRISIUN, sin experimentos y con una pegada demoledora. Con ese sonido atroz que, en el hueso, bebe lo justo de la escuela de Florida y se va a la Costa Oeste para homenajear a SLAYER y, especialmente, al fallecido Jeff Hanneman.

Las guitarras son viciosas y técnicas, aunque nunca abigarradas, y las descargas de Brutal Death absolutamente conectadas con la vieja escuela (la thrashera “Devouring Faith” o la pulverizante “Electricide”) ejercen de campamento base para los pasajes más dinámicos de “Demonic III” y la final “Whirlind Of Immortality”, que trabajan atmósferas más oscuras, melodías reptantes y cambios de ritmo colosales entre las partes más groovies y las más frenéticas. Es ahí cuando retoman la carrera desquiciada al infierno que ha sido, en esencia, la trayectoria de KRISIUN, siempre con la inconfundible voz de Alex Camargo como vehículo de unas letras con el suficiente empaque.

Como ya he dicho, después de tantos años de carrera y de un anterior disco poco adrenalítico (por así decirlo), cogí sin demasiada expectativa este “Scourge Of The Enthroned” y sin terminar la primera escucha tenía el corazón desbocado y la furia saliéndome por las orejas. Es uno de los mejores discos de 2018, no tengo dudas, y una demostración apabullante de un grupo que ha rejuvenecido precisamente cuando empezaba a asomar algún achaque. De eso nada: la arruga es bella, KRISIUN es un bastión del Death Metal y este disco es una exhibición implacable de carisma, talento y excepcional estado de forma y músculo creativo. Apabullante.

En marzo los tendremos por aquí junto a SEPTIC FLESH y DIABOLICAL. Fecha obligada.


Discográfica: Century Media
Reseña Panorama
Nota
9
Compartir
Artículo anteriorEUSKAL METAL FEST 2019 contará con S.A., ZENOBIA, MAD MAX…
Artículo siguienteCrítica de CHAOS OVER COSMOS – The Unknown Voyage
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here