Crítica de ZENOBIA – Alma de Fuego II

0

 

ZENOBIA es uno de esos ejemplos de evolución bien entendida en mi opinión. Dejando a un lado su disco de versiones acústicas de temas de su repertorio, que no deja de ser algo anecdótico y prescindible en mi opinión, desde su prometedor debut “Luchando Hasta el Final” hace ya 12 años y hasta este “Alma De Fuego II”, el grupo ha crecido y enriquecido su sonido sin, como se suele decir, perder la esencia. Aún así el grupo ha querido dejar claro que pese a ciertos cambios en su formación y sonido, mantienen su espíritu inicial y por eso han titulado a su nuevo disco como la segunda parte de su segundo trabajo, “Alma De Fuego”, aunque en mi opinión esto es lo único erróneo de este nuevo disco.

Los cambios en ZENOBIA fueron evidentes en “Supernova”. Por un lado su cantante Jorge Berceo dejaba aparcada las seis cuerdas en favor de sus cuerdas vocales exclusivamente, lo que le permitía centrarse en su trabajo con el micro. Por otro lado Victor de Andrés entraba en la ejecución de este instrumento dando mayor versatilidad al sonido de las guitarras. En este nuevo disco además hay una nueva incorporación, la de Ernesto Arranz como teclista, recuperando este instrumento con carácter estable como ya lo estaba en el debut de la banda riojana. Todo ello eclosiona en “Alma de Fuego II” que más que como un “back to the roots” hay que tenerlo presente como un paso más desde “Supernova”, donde Victor de Andrés tiene protagonismo también en la composición y donde los teclados le dan un aire más clásico unas veces y más sinfónico otras a la música de ZENOBIA.

La base de Power Metal poderoso y melódico al mismo tiempo sigue presente, pero la versatilidad y variedad de ZENOBIA que fue evidente en “Supernova” sigue intacta. Aunque el grupo ha querido vender este nuevo lanzamiento como una vuelta al espíritu de los inicios, lo cierto es que no sólo es eso. Digamos que es un paso adelante pero resumiendo todo lo que traen detrás y ahondando en nuevos horizontes, en particular ese aire más sinfónico a lo KAMELOT de un corte como “Militia Est Vita” que es uno de los momentos culminantes del disco a nivel compositivo, de ejecución y de producción, que dicho sea de paso estamos ante un disco muy bien producido, lleno de detalles que permite por ejemplo apreciar unos teclados muy setenteros en “100 Dardos”, corte muy RAINBOW por momentos o “El Pacto” un corte muy Heavy ochentero.

Compositivamente hay de todo, de hecho creo que es lo que más destaca de este álbum, su variedad y dinamismo. Hay cortes que son puñetazos en la mesa como “Angel Negro”, el típico tema Power Metal de toda la vida cuyo ritmo acelerado te lleva en volandas, o en menor medida “Corazón de Hielo”, más contenido como también pasa en “Océanos de Fuego”, corte instrumental ideal para hacer intercambios solistas y en donde brilla Victor de Andrés, sobre todo en el melódico solo final. Todos ellos gozan de un sonido de guitarra contundente y con mucho cuerpo que a veces parece que se quiere acercar al Thrash Metal, sin por ello dejar las melodías y los buenos estribillos. Por otro lado hay piezas reposadas, con “Valiente” a la cabeza, tema desnudo en donde los protagonistas son los teclados de Ernesto Arranz y la voz de Jorge. Los aires orientales de “Las Arenas de Palmira” que son preludio de “Mi Destino” un corte muy sinfónico y oscuro a medio tiempo, o el ya citado “Milita Est Vita”.

Para mi gusto ZENOBIA debería de haber buscado otro título porque “Alma De Fuego II” no necesita estar conectado con el segundo trabajo de los riojanos para gustar. Es un paso más en la historia ya larga de ZENOBIA y por sí mismo tiene peso específico en su discografía. Un disco de Heavy-Power Metal de formas clásicas, bien hecho, con momentos muy inspirados, gran producción y muchos detalles en los que regocijarse. No se necesita mucho más, un gran disco sin más que viene envuelto además en una gira interesante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here