Crítica de POWERWOLF - The Sacrament Of Sin

0
Powerwolf - The Sacrament Of Sin

Con "The Sacrament Of Sin" POWERWOLF consigue consagrar y exprimir al máximo la fórmula de su sonido. Su Power Metal a lo SABATON, con aires marciales, de estribillos coreables, barnizados con una atmósfera tenuamente oscura y terrorífica se ha convertido en la marca de la casa. Los alemanes han conseguido un sonido propio, identificativo y, encima, terriblemente efectivo.

Cuando te enfrentas a un CD de POWERWOLF sabes que te vas a encontrar con un álbum de Power Metal fuertemente melódico con estribillos pegadizos ("Nightside Of Siberia", "Venom Of Venus"). Por supuesto, esos estribillos también invitan al público a acompañar y responder a la voz de Attila Dorn ("Incense & Iron"). No faltarán pinceladas oscuras y tenebrosas cortesía de los teclados de Falk Maria Schlegel. ("Demons Are A Girl's Best Friend", "Nightime Rebel"). Y todo ello, por supuesto, dentro de unas composiciones épicamente marciales ("Fist By Fist") que invitan a combatir el falso Metal -o lo que toque-... Por decirlo de otra manera, los alemanes lo mismo te trasladan al campo de batalla ("Incense & Iron", "The Sacrament Of Sin") que te invitan a la versión oscura de una misa ("Stossgebet", "Where The Wild Wolves Have Gone").

"The Sacrament Of Sin", un disco redondo de POWERWOLF

Pero, ¿qué hay de nuevo en "The Sacrament Of Sin"? ¿Qué le hace particular respecto a los últimos trabajos de los germanos? Más allá de seguir fielmente las recetas que nos han ido preparando desde aquel ya lejano "Return In Bloodred", este "The Sacrament Of Sin" se caracteriza por ser uno de los álbumes más redondos de POWERWOLF en bastante tiempo. No todos los cortes son hit singles en potencia, pero la diferencia entre los singles claros y evidentes ("Incense & Iron", "Demons Are A Girl's Best Friend", "Killers With The Cross") y el resto de canciones no es, ni mucho menos, exagerada. De hecho el álbum se escucha fácilmente de principio a fin sin excesivos altibajos.

Tan solo hay un cierto bajón al encadenar los dos temas de ritmo más lento: "Stottsgebet" y "Where The Wild Wolves Have Gone". Mientras que "Stottsgebet" disfruta de cierta épica y contundencia basada en un machacón ritmo insistente, "Where The Wild Wolves Have Gone" es un medio tiempo tirando a balada más prescindible. El resto de cortes se encadenan de manera exitosa, dejándote con ganas de más.

Desde la primera escucha sabes que canciones como "Killers With The Cross", "Incense & Iron", "Demon's Are A Girl's Best Friend" o "The Sacrament Of Sin" son clásicos instantáneos. Además los setlists de la banda y la reacción de sus fans en conciertos como su última visita a España en el Leyendas del Rock así lo demuestran.

Más canciones con gancho

Como decía, más allá de los singles obvios que se han colado en el repertorio en directo de la banda, este "The Sacrament Of Sin" incluye otros muchos temas con gancho. "Venom Of Venus" podría figurar perfectamente en el repertorio de la banda, aunque no se hayan atrevido todavía a incorporarlo. Tiene todos los elementos que enseñaría a alguien para demostrarle a qué suena POWERWOLF. Su estribillo invita a saltar, puño en alto y a responder con gritos primarios a la línea vocal de Attila Dorn. Los teclados "eclesiásticos" le dan un toque oscuro, de banda sonora de película de terror que funciona de contrapunto llamativo a la épica power metalera del conjunto.

"Communio Lupatum"

La edición especial viene acompañada de un segundo CD, "Communio Lupatum", donde un diverso grupo de músicos rinden tributo al grupo de los "hermanos" Greywolf reinterpretando algunos de los temas más emblemáticos de su carrera. Algunas colaboraciones son bastante inesperadas, como la aportación psicodélica de KADAVAR ("The Evil Made Me Do It") y el Metalcore de HEAVEN SHALL BURN ("Night Of The Werewolves") o CALIBAN ("Kiss Of The Cobra King").

Precisamente el guitarrista de esta banda hace doblete traduciendo junto a Mille Petrozza (KREATOR) "Amen & Attack" al Thrash Metal. SALTATIO MORTIS, por su parte, hacen una efectiva versión folk metalera semiacústica de "We Drink Your Blood". También dentro del folk, pero con una vertiente más eléctrica, ELUVEITIE ejecuta "When The Saints Are Going Wild".

No podían faltar tampoco en este homenaje las dos bandas que acompañan a POWERWOLF en su actual gira europea, que pasará por España el próximo mes de enero: KISSIN' DYNAMITE que hacen pasar "Let There Be Night" por un tamiz mucho más hard rockero y AMARANTHE que acercan "Army Of The Night" a registros próximos a la música dance. Las dos piezas más brillantes, para mi gusto vienen firmadas por EPICA y BATTLE BEAST. El grupo de Simone Simmons adapta a la perfección a su sinfonismo la clásica "Sacred & Wild". Por su parte, BATTLE BEAST respeta la personalidad de "Resurrection By Erection" adaptándola de manera muy natural a su propio estilo.

Dejando aparte este segundo CD, este álbum de POWERWOLF es imprescindible si ya eres fan de la banda. Si nunca le has prestado atención, "The Sacrament Of Sin" puede ser un muy buen punto de inicio para familiarizarte con ella y adentrarse en el peculiar universo sonoro del grupo.

Os recordamos la próxima visita de POWERWOLF junto a AMARANTHE y KISSIN' DYNAMITE.


 

Discográfica: Napalm Records

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here