Crítica de SADISTIK FOREST – Morbid Majesties

0
SADISTIK FOREST - Morbid Majesties

A estas alturas uno ya sabe que hay que prestar atención a lo que va poniendo en circulación Trascending Obscurity, el sello indio que está formando poco a poco un roster muy potente en el underground extremo. Uno también sabe que tiene que darle por lo menos una escucha a un disco que tiene una canción titulada “Decades Of Torment Then Death”. Y una buena portada con ese color verde que se usa poco pero generalmente para gran efecto en el mundo del Death Metal. Y este “Morbid Majesties” de SADISTIK FOREST tiene todo eso. Y metralla en abundancia. Y buenas canciones.

Así que es un fantástico hallazgo, porque no había escuchado sus dos discos anteriores en 2010 y 2012, y porque su nombre se me había escurrido entre los dedos aunque intento peinar la escena finlandesa con la mayor profundidad posible. Pero estamos en 2018 y con los nuevos tiempos, ya se sabe: todo va mal, nada va a durar demasiado… pero hay un millón y medio de bandas de todos los géneros, procedencias, texturas (y calidades). En SADISTIK FOREST está, es lo siguiente que me llamó la atención, Markus Makkonen, que pasó por HOODED MENACE, estos sí en primera línea (y con todos los motivos) del esencial Death Metal finlandés.

SADISTIK FOREST es otra cosa. No se recrea en el sonido tradicional de su territorio. No mandan las melodías mórbidas (pese al título) ni las atmósferas subterráneas y lovecraftianas. No: “Morbid Majesties” es Death Metal clásico con una buena producción lo suficientemente moderna. Es un sonido con una base Thrash muy americana, ramalazos suecos, mucho SLAYER y SODOM pero también riffs más modernos a lo DARKANE o DEW SCENTED. Y mucho Death Metal, claro: DEATH, BOLT THROWER, OBITUARY, CARCASS… y DEMILICH como principal maestro, por tomar alguno, de la escena clásica de su Finlandia natal.

También hay un poco de Black Metal aquí y allá y algunas melodías. Pero este disco es pura imposición física, un montón de riffs salvajes, estupendos y ultra afilados. Y grooves masivos a mansalva. Metal a tope, con buenas líneas vocales, buen sonido y el suficiente carisma para que sus influencias no sean mucho más que eso: la inicial “Morbidly Majestic” suena a un grupo sueco versioneando a los CANNIBAL CORPSE de “Kill”, “The Hour Of Dread” es un tanque rítmico a los BOLT THROWER (de lo mejor del disco) y “Destructive Art” vira hacia un sonido más escandinavo, melódico y Death/Black. “Monsters Of Death” está entre GRAVE y OBITUARY y el cierre mastodóntico con “Bones Of A Giant” viaja del Sludge y el Doom/Death a un sonido frenético y old school. Lo dicho: muy bien todo. Muy divertido. Muy intenso. Muy logrado.

SADISTIK FOREST se recrea en el sabor añejo de la escena con “Morbid Majesties”

Todavía, en estos tiempos, sigue funcionando hacer las cosas a la antigua: darle la oportunidad a un disco porque te gusta su portada, los títulos de sus canciones, el primer feeling que te llega de él. Después, porque esto son los nuevos tiempos, he investigado un poco más: el artwork es del español Mörtuus (Raúl Fuentes) y el grupo reconoce, como queda claro desde la primera escucha, que ha evitado caer en el saco del retro Death Metal ultra grave a lo INCANTATION, una corriente que empieza a estar seriamente saturada aunque sigue dando excelentes frutos.

SADISTIK FOREST se ha lanzado a por un sonido básico, más enraizado con el Death/Thrash de principios de los 90, cargado de riffs y con una producción que no tiene miedo a sonar actualizada cuando corresponde y en beneficio del producto final. Que es muy bueno. Y muy divertido. Gran disco.


 

Discográfica: Trascending Obscurity Records

Reseña Panorama
Nota
8
Compartir
Artículo anterior2019-06-06 THEM – Barcelona Bilbao Madrid Valencia
Artículo siguienteCrítica de SATAN – Cruel Magic
De la vieja guardia a base de cumplir años, y ya van suficientes como para que cumplirlos sea una putada. Me gano la vida escribiendo y llevo más de un cuarto de siglo escuchando Metal. La gran constante de una vida que me paso intentando cumplir aquello de que hay que ser de los buenos porque ya hay demasiados de los malos en el mundo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here