Crítica de SANCTUARY – “Inception”

0
sanctuary-inception

Lo primero que pienso a la hora de comentar “Inception” de SANCTUARY, inevitablemente, es en la nota que debería ponerle. Normalmente es un dato secundario de una crítica y lo paso por alto, pero aquí no sé cómo valorarlo. Me provoca sensaciones realmente contradictorias. Es intrigante, pero intentaré explicar los motivos que me llevan a esta duda.

Por un lado, estas grabaciones recuperadas de pura casualidad son una maravilla. Tienen toda la esencia de Heavy Metal clásico que posteriormente se perdió en cierto modo durante la transformación en NEVERMORE.

Hasta ahí puede parecer algo correcto, incluso alguno verá con buenos ojos el parón de su monstruo de Metal Progresivo y el reinicio de los viejos SANCTUARY. Es como si en esta segunda oportunidad se ofreciera a los seguidores del sonido más añejo un asidero a los recuerdos de una época pasada.

Con su reunión, todo el mundo se frotaba las manos pensando que así sería, regresar a las raíces. Como se vió en “The Year The Sun Died”, las cosas no iban a ser exactamente así. Esto al menos lo avisaron en condiciones: no habría más Warrel Dane firmando agudos imposibles, ni un sonido o composiciones como las de 1988 y 1990. SANCTUARY lo dejó muy clarito antes de lanzar el álbum en 2014, y cuando se vio que aquello era una especie de NEVERMORE sin Loomis, no hubo mayor problema.

Curiosamente con “Inception” sí he tenido una cierta decepción. Como ya sabréis, son las demos que SANCTUARY perdió y el guitarrista Lenny Rutledge encontró hace varios meses dentro de una caja en su granero, “llena de agua y echándose a perder”. Sorprendentemente estaban en un estado de conservación magnífico, teniendo en cuenta que nadie sabía que allí estaban desde 1987-1988. Se animaron a recuperarlas con un cuidadoso proceso de mezclas y remasterización por parte del productor Chris “Zeuss” Harris, y aquí las tenemos.

Lo que me provoca el enfrentamiento interior, la parte mala de todo esto, es el modo en que SANCTUARY inició la promoción de “Inception”. Hicieron creer, puede que accidentalmente, que los temas formaban parte de un álbum que nunca salió a la luz. La precuela de “Refuge Denied”, se dijo, por lo tanto muchos creímos que eran demos de un álbum inédito. Bueno, si lo creíste del mismo modo que yo, entonces estarás decepcionado cuando has sabido la verdad: hay nueve canciones y siete ya se grabaron para “Refuge Denied”.

Además de no haber temas inéditos, la variación entre las pistas en versión demo y las incluidas en “Refuge Denied” es pequeña. Con el pulido que han hecho sobre el sonido original de la cinta, pues todos los temas se parecen aún más. Esto no quiere decir que no merezcan la pena; ha sido una suerte encontrar la cinta y poder escuchar estas versiones originales en condiciones dignas.

El problema es que el valor artístico y documental de estas grabaciones es muy inferior al que en un principio se pretendía vender. Yo estaba emocionado pensando que habría casi un disco completo con canciones que nunca se llegaron a lanzar. De todo el material, lo más raro (que no inédito) son “Dream Of Incubus” y “I Am Insane”, dos canciones que vieron la luz en 1986 en otra demo.

De todos modos, siempre habrá alguien que diga que las grabaciones en “Inception” son lo mejor que SANCTUARY hizo jamás y que lo que ha venido después es inferior. Dicho y hecho, acabo de leer exactamente esto en una web norteamericana. Hay que colgarse medallitas y ganar puntos en la comunidad del Heavy Metal, y el manido recurso de después de las demos “se vendieron”, “cambiaron”, “ya no fueron lo mismo”… huele ya rancio. Demasiado.

¿Cuál es la verdad sobre esto? ¿Ha engañado SANCTUARY al ilusionar a sus seguidores? ¿Han dando excesivo autobombo a un lanzamiento prescindible? ¿Merece realmente la pena comprar “Inception”? Revisa las noticias ofrecidas al respecto, escúchalo y decide tú mismo. Yo lo considero un lanzamiento interesante y las canciones siguen siendo muy buenas, geniales. Simplemente es como escuchar “Refuge Denied” otra vez, con leves variaciones, y para eso no hacía falta inflar tanto el globo.

Le tengo que dar un diez ciñéndome a la calidad, porque en “Inception” hay clásicos imperecederos del Power Heavy Metal americano, pero el desencanto es importante al comparar lo que escucho y lo que pensaba que iba a escuchar.


Discográfica: Century Media
Reseña Panorama
Nota
10
Compartir
Artículo anteriorFallece Paul O’Neill, creador de TRANS-SIBERIAN ORCHESTRA
Artículo siguiente23 brutales mascotas de Thrash Metal
Empecé a escuchar Heavy Metal en 1995 y con el paso de los años fui ampliando el espectro ahondado en el Metal extremo, pero nunca olvidando esas raíces. Llegado el momento, sentí que aquello no era suficiente, empezando a involucrarme más en la escena con el periodismo musical desde 2005.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here