Crítica de VHÄLDEMAR – Against All Kings

0
Vhäldemar - Against All Kings
Leyenda

Cuatro años han pasado desde que la banda nos ofreciera su anterior obra, “Shadows of Combat”, y lo cierto es que sus seguidores estábamos preocupados por su muy escasa actividad en directo. El disco era un verdadero cañonazo y nadie entendía cómo podía ser que la banda apenas saliera a defenderlo en directo. Sea como fuere, el caso es que ahora “Against All Kings” vuelve a poner a los guerreros de Barakaldo VHÄLDEMAR en primera línea de la actualidad musical de nuestro género, y lo que nos encontramos es la rotunda confirmación de lo que todos ansiábamos.

Y es que, en mi opinión, ya podemos quitar el cartel: hemos encontrado el mejor disco de 2017. Y eso que este año que ya va acabando se ha caracterizado por ser uno de los más prósperos que recuerdo en publicación de grandes álbumes de Metal. Pero es que lo que ha hecho VHÄLDEMAR sólo puede calificarse como de obra maestra. No recuerdo haber dado nunca un 10/10 y puede que haya quien piense que semejante puntuación nunca debiera darse porque la perfección no existe y siempre hay aspectos mejorables, pero es que creo honestamente que nunca se ha hecho en nuestro país un disco tan perfecto en el terreno del Heavy Metal. Estamos, en mi humilde opinión, ante un trabajo de talla internacional y una banda que, ahora sí, debe estallar a nivel mundial para triunfar como merece.

“Against All Kings”, repleto de himnos

El disco arranca con “Metalizer”, un himno de puro Heavy Metal que ya quisieran poder firmar los mismísimos JUDAS PRIEST. Riffs demoledores y un sonido que tira de espaldas arropan la abrasadora voz de Carlos Escudero, un vocalista que sigue rasgando su voz como pocos pero que en “Against All Kings” muestra una madurez vocal notable. El estribillo está hecho para ser cantado a voz en grito y las guitarras de Pedro J. Monge rezuman elegancia, técnica virtuosa y melodía. Sin duda Pedro es una de los mejores guitarristas europeos de Heavy Metal y en este disco su brillo es fulgurante.

“1366 Old King’s Visions (Part V.)” sigue la saga del viejo guerrero que da nombre a la banda y es toda una ametralladora de puro Metal que recuerda a los mejores MANOWAR de los noventa. La canción da cancha al nuevo fichaje de la banda, el teclista Jon Koldo Tera, para que se rete en duelo con Pedro en un mano a mano muy de la escuela Malmsteen. El tema salió como adelanto en un single en primavera y lo cierto es que ya entonces se atisbaba la magnificencia de cuanto estaba por venir. Este corte tiene que romper muchas cervicales en la larga gira de presentación del disco que la banda ya está cerrando. Gira que en agosto y septiembre les llevará por primera vez a Japón, donde cuentan ya con un nutrido ejército de seguidores.

Después de tanta velocidad, encaja como un guante el tiempo más pausado de “Against All Kings”, un corte en el que Carlos Escudero nos demuestra que se adapta con facilidad a los temas melódicos a pesar de conservar su característico sello de voz rota. Para los solos de esta canción la banda ha contado con la colaboración estelar de Alberto Rionda (AVALANCH, ALQUIMIA) y hay que destacar que los mismos combinan de nuevo una vertiginosa rapidez con una asombrosa visión de la importancia de la melodía en todo momento. No se trata de correr por correr, los solos no son exhibiciones de técnica, sino que encajan perfectamente con la melodía de la canción y la enriquecen.

Otro de los destacados músicos de “Against All Kings” es Gontzal García, un prodigioso músico que ha dejado grabadas unas vertiginosas y demoledoras baterías. Su doble bombo suena rotundo en “Eye for an Eye”, un tema en el que colabora Roma, vocalista de los vizcaínos EVIL SEEDS que, con su característica voz tan parecida a la de Ripper Owens, encaja como un guante en este tema de atronador Heavy Metal. Los estribillos recuerdan a los tiempos en los que GAMMA RAY tenía a Ralph Scheepers al frente.

Más tralla metalera nos es servida con la abrasadora cobertura de “I Will Stand Forever”, otro corte de naturaleza hímnica que a buen seguro hará que los fans nos desgañitemos en directo cantando el estribillo. Agrada sobremanera comprobar cómo VHÄLDEMAR ha redescubierto la fórmula clásica de meter en menos de cinco minutos todos los esquemas básicos y esenciales de las mejores canciones del género: riffs aplastantes, puentes con gancho y estribillos que se te marcan a fuego así como solos de vértigo que deslumbran por su técnica y enamoran por su belleza. Así da gusto meterse del tirón un disco de Heavy-Power Metal.

Uno de los mejores temas del disco es, en mi opinión, “Howling At The Moon”, un corte que, antecedido por la bella instrumental de piano “Vulcano”, explota con una melodía bellísima de puro Power Metal que es impulsada por el cabalgante doble bombo de Gontzal y los riffs atronadores de Pedro. En este tema el grupo recoge las mejores esencias germanas del estilo que relanzó el Metal a nivel mundial en los 90 y los 2000 y cuenta además con la brillante colaboración de Rubén Miranda, quien con su voz a lo Michael Kiske, da la réplica perfecta a Carlos Escudero en una canción que es un rotundo diez se mire por donde se mire. Lo de Jon Koldo y Pedro en este tema es para quitarse el sombrero por los asombrosos solos que nos ofrecen, con un regusto neoclásico innegable y una ejecución que te deja con la boca abierta. Este corte es, de verdad, para enmarcar.

Tras la avalancha sónica de “Howling At The Moon” uno esperaría un corte más pausado, pero no. En “The Last to Die”, el grupo vuelve a ponerse la coraza y blande la espada del verdadero Metal para ir a luchar a muerte, como sólo ellos saben. La voz y la forma de cantar de Carlos recuerda mucho a la de Eric Adams y, de hecho, toda la canción tiene esa estructura épica habitual de los “reyes del metal”. Está claro que VHÄLDEMAR no esconde sus influencias, pero no se trata de copiar esquemas sino de llevarlos un paso más allá. Las influencias están ahí y son innegables, pero lo que ofrecen ellos es de tal calidad que pronto uno se olvida de ello para disfrutar de la avalancha sonora.

Recta final potentísima

La recta final del disco no supone una merma en la calidad del mismo como a veces suele suceder. Al contrario, “Walking In The Rain” sigue por la senda del genuino Metal con toques germanos que tan bien ejecuta VHÄLDEMAR. Con un toque a lo ACCEPT e incluso a LOUDNESS, la canción nos ofrece un nuevo solo de Jon Koldo, demostrando que ha sido todo un acierto incluirle en la formación porque la música de la banda se enriquece con sus colchones, sus solos y sus mil y un detalles.

“Rebel Minds” vuelve a arroparse con melodías épicas que harán las delicias de los seguidores del Power Metal más genuino. En esta ocasión cuentan con la colaboración de Iñaki Lazcano (ex AIRLESS, COFFEINNE) que da un brillo muy especial a este tema demostrando ser uno de los mejores cantantes de Euskadi. Los solos de Pedro y Jon Koldo son, una vez más, de una maestría soberbia, llenos de esencias clásicas y de melodías contagiosas.

El cierre del disco lo pone “Titans In D Minor”, una bellísima pieza de piano y guitarra que podría considerarse la “calma después de la tempestad”. “Against All Kings” deja con ganas de más, se escucha del tirón y llena y satisface plenamente al más exigente seguidor del Metal. Estoy deseando ver al grupo en directo para comprobar la fiereza de estas composiciones sobre un escenario. En disco son lo mejor de cuanto he escuchado en 2017. Zorionak, VHÄLDEMAR. ¡¡A muerte!!


Discográfica: Fighter Records

Reseña Panorama
Nota
10
Compartir
Artículo anteriorANTHRAX editará el DVD “Kings Among Scotland”
Artículo siguienteHIGH ON FIRE cierra el cartel del Kristonfest 2018
Desde los 15 años enredo con las letras y las palabras para intentar describir la inmensa sensación de felicidad que me provoca el Rock. He hecho radio, fanzines en papel (sí, viejuno que es uno...) y desde hace unos años colaboro en esta apasionante aventura llamada HELLPRESS. El Hard Rock y el Heavy Metal clásico son mis pasiones aunque también me emociona el Progresivo y algunos sonidos extremos. Desde hace tres años canto en Electric Funeral-Black Sabbath Tribute y ahora también en Black Mamba. La Música es el Latido del Universo.
Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here