Crónica de TOKYO BLADE y ARKANIA en Madrid

0

Ser telonero siempre es algo sufrido: Animar a un público escaso y encima más interesados en ver a los cabezas de cartel siempre es complicado. El caso de ARKANIA no fue una excepción. Aunque el grupo madrileño salió a tocar una hora y media después de la anunciada apertura de puertas apenas unas treinta personas asistieron a su actuación.

arkania-madrid-2015-1

Además tuvieron que sufrir los clásicos fallos de sonido que acompañan a los teloneros como coros que no se escuchaban. Por si fuera poco, hasta rompieron una tecla del teclado en su prueba de sonido. Pero hay que reconocer que, pese a todos estos contratiempos, los músicos mostraron en todo momento una actitud desenfadada y divertida sobre el escenario.

arkania-madrid-2015

arkania-madrid-2015

También hay que reconocer que temas como “Estrella Del Norte”, “La Bestia Del Norte” o “¡Hey, Tú!” no cuajaron entre una audiencia que no acababa de encajar con su propuesta de Heavy Metal / Power melódico tan cercana a RATA BLANCA.

arkania-madrid-2015

Poco a poco, el público ascendió de los treinta asistentes que vimos el concierto de ARKANIA a cerca de un centenar de personas para disfrutar de TOKYO BLADE. Los veteranos británicos desplegaron un repertorio muy basado en sus grandes clásicos de los 80, como esperaban todos sus seguidores.

tokyo-blade-madrid-2015

Muchas veces usamos “veteranía” como sinónimo de “vejez” o incluso en los peores casos, “decadencia”. No es el caso de TOKYO BLADE. Su concierto estuvo lleno no solo de precisión y calidad técnica, sino también de energía y entusiasmo. Con sus miradas de complicidad entre ellos y con el público el guitarrista Andy Boulton y sus compañeros transmiten sin parar la sensación de disfrutar del concierto y seguir tocando sus temas en directo.

El resultado es una lección magistral de Heavy Metal a la vieja escuela. Desde el primer tema, “Someone To Love”, sus fans respondieron con entrega acercándose a la primera fila, levantando los puños al viento y agitando las cabezas.

tokyo-blade-madrid-2015

A “Someone To Love” le siguieron las contundentes “Death On Main Street” y “Break The Chains” tras la cual el cantante Chris Gillan intentó chapurrear algunas palabras en castellano, aunque solo acertó a decir “Salud” cada vez que brindaba con su cerveza. Precisamente este vocalista es la otra gran baza de TOKYO BLADE en directo. Añade una dosis de juventud, calidad y personalidad que hace que los conciertos de este grupo sean tan memorables. No tiene absolutamente nada que envidiar al Vic Wright de los 80, el cantante clásico del grupo por aquella época.

Después de ejecutar “Dead Of The Night” el grupo se permitió el único y breve desvío de su época más clásica. Como concesión a su último trabajo, “Thousand Men Strong”, interpretaron “Forged In Hell’s Fire”. De “Blackhearts & Jaded Spades” cayó la rockera “Always”. Las dos canciones fueron recibidas sin que disminuyera el entusiasmo habitual del público.

tokyo-blade-madrid-2015

Con “Lightning Strikes (Straigh To The Heart)”, “Mean Streak” y “Love Struck” retomaron el sendero de sus discos más clásicos antes de que el guitarrista Andy Boulton nos sorprendiera con un solo que derivó en un “The Trooper” de IRON MAIDEN que la banda interpretó hasta el primer estribillo para gran regocijo de la audiencia. “Sunrise In Tokyo” marcó el retorno a los temas propios de la banda y el inicio de la recta final del concierto, que hubiera podido ser más épico e intenso de no ser por los fallos de sonido que empañaron uno de sus temas más emblemáticos, “Night Of The Blade”. El vocalista sufrió algún contratiempo y Andy Boulton tocó la primera gran parte del tema sentado sobre la tarima del batería, lo que hace pensar que algún problema con las cuerdas del guitarrista provocó algún contratiempo en el grupo. Por el contrario, y, afortunadamente su gran himno “If Heaven Is Hell” sonó impoluto, contundente y atronador.

tokyo-blade-madrid-2015

Como es habitual en TOKYO BLADE desde hace unos años incluyó en su setlist el “Long Live Rock n’Roll” de RAINBOW como un recuerdo al nunca suficientemente añorado Ronnie James DIO. Aunque adoro ese tema y los británicos lo ejecutaron sobradamente bien, no deja de parecerme un poco frío que una banda elija una canción ajena para cerrar sus actuaciones. Más aún cuando TOKYO BLADE sacrificó temas como “Powergame”, “Rock Me To The Limit”, “Liar” o la propia “Midnight Rendezvous”.

Mirándolo desde una perspectiva optimista echar de menos estas canciones implica que el grupo dejó ganas de más, que siempre es buena señal. Para reconfortarnos tuvieron a bien anunciar que volverán a España para tocar en la próxima edición del Leyendas del Rock. Así que quien suscribe ya tiene un motivo para pasar por Villena en agosto del 2016.

 

Crónica: Sir Brave Robin

Fotos: Txema Sáez

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here