MAGNUS KARLSSON - Free Fall

0

“Free Fall” es el debut en solitario del guitarrista sueco MAGNUS KARLSSON, uno de los pilares sobre los que se sustenta la música de los alemanes PRIMAL FEAR en sus últimos trabajos, pero también reconocido por haber participado en otros interesantes proyectos del calibre de STARBREAKER, LAST TRIBE y, sobre todo, ALLEN/LANDE.

Pues bien, con “Free Fall” llega el momento de acaparar todas las miradas y el protagonismo, de dejar de ser el rubio guitarrista que siempre aporta su sello personal en tal o cual tema para pasar a ser la cara visible de un disco que, a pesar de la amplia amalgama de colaboraciones que hay inmersas en el mismo, posee todo lo que puede dar de sí a nivel creativo el instrumentista escandinavo, y es que es cien por cien Karlsson.

Si digo esto es porque “Free Fall” es un disco excelso y grandilocuente a todos los niveles. Y es que desde las voces de las que se ha rodeado para su creación, pasando por la potente y notoria producción, cabe decir que todo suma y aporta a la hora de diseñar un álbum que ha logrado con creces plasmar con efectividad el lúcido y amplio universo musical de Karlsson, todo un gustoso por las melodías pegadizas que abarcan desde el Hard Rock más grueso hasta el Heavy/Power con cierto deje sinfónico.

Haciendo un repaso a los temas que copan el lanzamiento, nos topamos, en riguroso orden, con “Free Fall”, una pieza idónea para abrir veda. Esto es, poderosa, pegadiza y contundente, en la cual aparece Russell Allen (ALLEN/LANDE, SYMPHONY X), todo un viejo conocido de Karlsson. Magnífica pieza. Tras esta, irrumpe también con energía ”Higher”, donde el guitarrista saca a relucir su gusto por la mecánica musical propia del Metal Melódico europeo. En esta ocasión es su compañero de andanzas en PRIMAL FEAR, Ralf Scheepers, el que le pone voz al tema, teniendo como consecuencia que nos hallemos ante uno de los estribillos más brillantes y notorios de todo el lanzamiento.

A continuación, es el propio Karlsson el que se cocina el tema en su totalidad y se atreve a ponerle voz a “Heading Out”, una pieza con rostro de medio tiempo y aroma al Heavy/Power Melódico europeo de formaciones como FIREWIND o EDEN’S CURSE, sobre todo en lo que se refiere al épico y envalentonado estribillo.

Medio tiempo puro y duro, eso sí, es “Stronger”, donde el veterano Tony Harnell, con el cual ya se había visto las caras Karlsson en ese interesante proyecto denominado STARBREAKER, es el que aporta su grano de arena a la canción en cuestión, una composición templada, suave, coreable y que sirve de ruptura con respecto a ese primer bloque de canciones más heavy y voluminoso. Sin embargo, poco dura el sigilo, pues “Not My Saviour” entra con poderío y sacando pecho a través de una vistosa batería que, en su inicio, ya nos anuncia que estamos ante el tema más cañero del álbum, una pieza meramente powereta a la que se suma el vocalista de AT VANCE, y actualmente en MASTERPLAN, Rick Altzi.

El compacto vuelve a adoptar, levemente, un pequeño reposo mediante “Us Against The World”, donde otro peso pesado, el británico David Readman, conocido principalmente por ser la cabeza visible de PINK CREAM 6, es el que ofrece su buen hacer en dicho tema, el cual se mueve de nuevo en tesituras propias del Metal Melódico europeo aun tonteando, por momentos, con el Power menos acelerado. Otro acierto más que se suma a este entretenidísimo trabajo.

En “Our Time Has Come” emerge la bonita y penetrante voz del norteamericano Mark Boals, el cual, hasta hace poco más de una década, se lució en los trabajos en solitario de YNGWIE MALMSTEEN, siendo esta la principal y más reconocida faceta de su trayectoria. En el tema aquí tratado, machacón y contundente, el susodicho nos regala una de las mejores melodías vocales de todo el trabajo, con ágiles e impresionantes subidas de tono que terminan de estallar en el robusto estribillo. Un auténtico mago, al servicio de un tema mágico.

Con “Ready Or Not”, MAGNUS KARLSSON nos vuelve a mostrar sus virtudes como vocalista, ejecutando otro tema rebosante de riqueza compositiva y buen gusto. El Heavy Melódico de corte europeo surge de nuevo en “Last Tribe”, un tema comandado por Rickard Bengtsson, conocido productor de numerosas bandas de Metal escandinavo y, a su vez, vocalista de formaciones como LAST TRIBE y ARMAGEDDON.

En el último tercio del trabajo me encuentro con la primera cara desconocida, por lo menos para mí, de todo el compacto; es decir, Herman Saming, vocalista sueco de la banda de Hard N’ Heavy LOCOMOTIVE BREATH. Pues bien, el tal señor Saming tiene un timbre de voz que, por instantes, me recuerda al de Tobias Sammet (EDGUY, AVANTASIA). De hecho, “Fighting”, la pieza que interpreta el cantante de origen escandinavo, se mueve en la tesitura de las Ópera Rock de Sammet al tener un trasfondo muy orquestado y pomposo. Brillante y trabajada canción.

Y como de suecos va la película, el vocalista de CLOUDSCAPE y FULL FORCE, Mike Andersson, aporta su empuje y la calidez de su voz en “Dreamers & Hunters”, una pieza con un acabado powereta, pero al mismo tiempo muy melódico, que me ha conducido hasta bandas como HAMMERFALL. “On Fire”, cantada de nuevo por el propio Karlsson, es una canción que aúna todo lo que representa el álbum: es melódica pero férrea y potente, tiene un estribillo asequible con gran facilidad y un lúcido trabajo de orquestación en momentos puntuales.

Habrá quien piense que este es un álbum facilón, visto el plantel de jugones que han querido adherir su talento al proyecto en cuestión, pero sin buenos temas, por mucha brillante colaboración que haya, no podría salir un disco de esta magnitud. En este caso, ha sido la suma de talentos; uno creando y otros ejecutando, el que ha posibilitado que podamos escuchar uno de los indiscutibles discos del año en lo que a Metal Melódico se refiere.

 

Jorge Osoro

Madness Live!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here